Las ventajas de devolver un préstamo de forma anticipada

authorTeresa S. VicenteFecha de publicación: 15.02.2022
Las ventajas de devolver un préstamo de forma anticipada

Si se  reembolsa un préstamo de forma anticipada, el consumidor abona la deuda de forma parcial o total a la entidad. Esta posibilidad, que suele estar incluida en cualquier contrato de préstamo, permite una reducción anticipada del importe adeudado de forma parcial o bien, de forma total. Mediante esta operación, el cliente puede elegir entre acortar plazo o reducir la cuota.

Una forma de ahorrar

Si contamos con un dinero extra y apostamos por amortizar de forma parcial un préstamo siempre se tratará de una forma de ahorrar ya que conlleva una minoración de los intereses aplicados. Por ejemplo, para un préstamo de 10.000 euros a un tipo de interés del 4% con un plazo pendiente de reembolso de siete meses en el que se adelantan 2.000 euros, el usuario conseguirá reducir las cuotas de 1.477,68 euros mensuales hasta un total de 1.158,15 euros si mantiene el plazo. Si por el contrario, decidimos acortar el periodo de reembolso, el plazo se vería recortado en un mes. Para calcular estos parámetros, el Banco de España pone a disposición de los ciudadanos un simulador de préstamo hipotecario o personal con amortización anticipada.

Para tomar la decisión más adecuada, conviene consultar el cuadro de amortización adjunto a nuestro contrato. A través de este sistema podemos comprobar que a mayor cuantía de capital de un préstamo y mayor plazo de amortización, más elevada será la parte de intereses que se desembolsa en cada cuota mensual. Por otro lado, la parte proporcional de intereses en las mensualidades suele ser más alta al principio y se va reduciendo conforme avanzan los meses y el periodo de amortización.

Comisión por amortización

Pero, no es oro todo lo que reluce a la hora de amortizar un crédito La Ley 16/2011 de 24 de junio de contratos de crédito al consumo contempla la posibilidad de exigir una comisión por amortizar un préstamo. La normativa defiende así el derecho a una compensación justa por los posibles costes que se deriven del reembolso anticipado del crédito.

Tenlo en cuenta

No podrán cobrarse comisiones por abono anticipado de un crédito en caso de que el reembolso se haya efectuado en cumplimiento de un contrato de seguro destinado a garantizar el reembolso de dicha cuantía. Tampoco cuando se da la posibilidad de que se produzca un descubierto ni en los casos en los que la devolución tenga lugar dentro de un periodo para que se haya fijado el tipo de interés deudor.

La comisión no podrá ser superior al 1% del importe del crédito devuelto si el periodo restante entre el reembolso anticipado y la fecha final del contrato es superior a un año. si el plazo restante es menos 12 meses, el recargo a aplicar no podrá superar el 0,5% del importe de crédito reembolsado de forma anticipada. No obstante, si el prestamista demuestra la existencia de pérdidas de forma directa como consecuencia de la amortización anticipada, éste podrá reclamar el cobro de una comisión más elevada que la fijada por la norma.

Desistimiento

Desde el Portal del Cliente Bancario del Banco de España recuerdan que los consumidores disponen del derecho de desistir de un crédito si se comunica en un plazo de 14 días desde la firma del contrato. Cuando el préstamo en cuestión está vinculado a la compra de un bien y servicio, si se devuelve el bien adquirido, el contrato también quedará resuelto sin que haya obligación de pagar nada por el coste de cancelación. Con todo, el consumidor quedará obligado a abonar los intereses correspondientes al tiempo durante el cual haya disfrutado el préstamo.

Asimismo, si el cliente decide cancelar total o parcialmente el préstamo, es posible que la entidad haya incluido en el contrato la obligación de abonar una comisión por cancelación.

 

¿Conviene amortizar la hipoteca?

La amortización de la hipoteca puede consistir en reembolsar parte del préstamo en avance mediante una reducción del importe de las cuotas mensuales o del número de años de vida del crédito. Antes de tomar la decisión, hay analizar el momento en el que nos encontramos, es decir, si estamos en los primeros o en los últimos años del préstamo. Este punto es importante debido a que la mayor parte de los intereses se desembolsan al principio y el capital, al final. Por lo tanto, si se amortiza parcialmente al principio, se conseguirá reducir los intereses de la hipoteca.

A la hora de plantear si acortar plazo o recortar la cuota hay que tener en cuenta lo siguiente: con la primera opción se logra reducir el desembolso de intereses y con la segunda, contar con mayor liquidez para hacer frente a otros gastos cotidianos.

Ley hipotecaria

Cabe recordar que la nueva ley hipotecaria hace más atractiva la operación de amortización del préstamo hipotecario ya que desde su entrada en vigor se han reducido las comisiones a pagar.Las entidades no pueden aplicar un cargo mayor del 0,15% sobre la cantidad amortizada durante los primeros cinco años del plazo de una hipoteca variable. Por su parte, el tope se fijará en el 0,25% en caso de que la operación se produzca durante los primeros tres años del contrato de la hipoteca. Pero, una vez transcurridos los primeros cinco años del préstamo, el banco no podrá cobrar comisiones por cancelación anticipada.

Para las hipotecas fijas las comisiones se recortan a la mitad con un recargo del 2% por amortización durante los 10 primeros años y del 1,5% una vez que pase este plazo.

Fuentes: ABC, Cinco Días