Las comisiones más habituales en los préstamos online

author Óscar Ahulló Fecha de publicación: 09.10.2020
Las comisiones más habituales en los préstamos online

Las comisiones son una de las principales causas del encarecimiento de los préstamos. Son muchos los tipos de comisiones que pueden inflar el precio, incluso, de los préstamos sin intereses. Pero ¿cuáles son las comisiones más comunes? ¿Cuántas hay y en qué consisten?


¿Qué son las comisiones de los préstamos online?

Si vas a solicitar un préstamo personal, debes saber que las comisiones son algo con lo que te encontrarás casi con toda probabilidad.

Es probable que hayas oído hablar de alguna de ellas, como la comisión de apertura, pero antes de enumerar las más habituales, es conveniente saber qué son, en realidad, las comisiones.

Las comisiones son cargos que corren de nuestra cuenta cuando obtenemos un préstamo online. Estos cargos son establecidos por la entidad bancaria o financiera y su precio corresponde a los servicios de gestión que la entidad nos presta durante las distintas operaciones que conlleva la obtención de un préstamo.

Sin el pago de estas comisiones, la entidad financiera nos negará el acceso a la financiación que necesitamos o impedirá que sigamos disponiendo de ella, según el momento en que surjan.

El importe de las comisiones puede variar según la entidad y el usuario solicitante, así como la cantidad de comisiones distintas aplicables a cada préstamo. Puede que nos encontremos con productos con muchas comisiones diferentes de un importe bajo, o bien con pocas comisiones, aunque más caras. E, incluso, es posible dar con ofertas especiales de ciertas entidades que ofrecen préstamos totalmente gratis.

¿Cuáles son las comisiones más habituales aplicadas a los préstamos?

Las comisiones de cada préstamo, junto con sus intereses, son las condiciones que definirán el precio de la financiación. En virtud de ello, recomendamos tener en cuenta que, cuantas más comisiones o más altas, más caro nos habrá resultado el préstamo cuando terminemos de devolverlo.

Todas las entidades financieras y bancarias están obligadas, por disposición de la Ley 5/2019 Reguladora de los Contratos de Crédito Inmobiliario, a mostrar a los usuarios la Tasa Anual Equivalente (TAE) aplicada a cada préstamo. Este porcentaje indica el precio de la financiación, y resulta de gran utilidad, por tanto, a la hora de comparar el coste de los préstamos, especialmente aquellos por los que se pide el mismo importe de dinero y tienen las mismas condiciones de devolución.

Existen muchas aplicables hoy en día, pero estas son las 6 comisiones más habituales en los préstamos hoy en día:

Comisión de estudio

La comisión de estudio es la primera comisión por la que tendremos que pagar, y se deviene en concepto de gestiones que el banco llevará a cabo para estudiar y evaluar nuestro perfil inversor. El objetivo es averiguar si somos un cliente solvente para la entidad, o no, y su importe será reflejado en forma de porcentaje, como una cantidad fija en euros, o de ambos modos.

Esta comisión no está limitada, lo que permite a las entidades bancarias y financieras establecer el importe que consideren. A pesar de que se aplica por unos servicios previos a la aprobación del préstamo, nunca será exigido su pago si finalmente no obtenemos la financiación.

Comisión de apertura

La comisión de apertura es la segunda que surge en una operación de formalización de un préstamo online. Es la que tendremos que pagar a cambio de los trámites que realiza la entidad para formalizar la aprobación del préstamo.

La entidad expresa el valor de esta comisión igual que en la comisión de apertura: en porcentaje o en euros o ambos.

Recomendamos fijarnos en el importe de la comisión de apertura, ya que no existe ninguna norma que limite su importe, permitiendo a la entidad cobrar cualquier cantidad. El porcentaje medio que aplican los bancos españoles es un 1,8% sobre la cuantía que obtenemos mediante préstamo.

CreditoSi
Importe de préstamo 1 000 € Quiero préstamo
Vivus
Importe de préstamo 300 € Quiero préstamo
Monedo
Importe de préstamo 5 000 € Quiero préstamo

Comisión por gastos de notaría

La comisión por gastos de notaría deviene por gestiones realizadas por el notario. Los gastos repercuten en la formalización del contrato ante notario, un trámite necesario para su validez. No todos los contratos necesitan pasar por esta formalidad para ser materializados, pero conviene averiguar si en nuestro caso es así antes de solicitarlo, con tal de evitar una desagradable sorpresa.

Comisión por gastos adicionales por productos vinculados

En algunos casos, las entidades vinculan la formalización del contrato de préstamo a la contratación de otros productos que, habitualmente, no necesitamos. Por esa razón, estas comisiones se llaman también vinculaciones.

Significa que, al contratar el préstamo, estamos contratando automáticamente otros productos, a veces siquiera sin ser conscientes de ello. Estos productos añadidos forzosamente por la entidad son los que generan nuevas comisiones y encarecen la financiación.

Son dos los tipos de comisiones generadas, según el producto vinculado al préstamo:

  • Comisiones por cuentas bancarias vinculadas: Para poder obtener el préstamo online, la entidad nos obliga a abrir una cuenta corriente. Un argumento comúnmente utilizado es el de que esta cuenta servirá para una óptima gestión del dinero obtenido, donde poder ingresarlo y desde donde realizar las transferencias para el pago de la devolución. No olvides que esta cuenta, a su vez, puede generar comisiones de mantenimiento, que es de donde devenga el coste adicional del préstamo.
  • Comisiones por seguros y otros productos: El procedimiento es exactamente el mismo que en las cuentas bancarias vinculadas, pero, en este caso, se trata de productos diferentes. Estos suelen ser seguros de vida o de desempleo de la propia entidad bancaria, por ejemplo, así como otros productos como tarjetas de crédito.

El señuelo típico consiste en ofrecer la contratación de estos productos a cambio de un descuento en el tipo de interés aplicable en el préstamo. Sin embargo, a largo plazo, es muy probable que los gastos y comisiones ocasionados por los productos vinculados superen los de los intereses.

Comisión por descubiertos e intereses de demora

Esta comisión está sujeta a la capacidad del usuario de devolver el préstamo respetando las cuotas. Si no abonamos alguna de las cuotas de devolución antes de la fecha marcada e incurrimos en impago, empezarán a generarse unos intereses de demora cuyo límite está fijado por el Tribunal Supremo. El importe de los intereses de demora no podrá superar en más de un 2% el interés aplicado en la devolución del préstamo.

Comisión por amortización anticipada total o parcial

Esta comisión puede surgir en dos casos:

  • Por amortización parcial del préstamo: significa que hemos devuelto, de forma anticipada, una parte del importe total del préstamo.
  • Por amortización total del préstamo: esto equivale a una cancelación anticipada del préstamo, que sucede cuando devolvemos todo el préstamo mediante un único pago.

En ambos casos, realizar estas operaciones nos va a costar entre un 0,5% y un 1% del importe total obtenido en préstamo, y según cuántas cuotas restasen para finalizar el periodo de devolución en el momento de la amortización.

La tendencia en las comisiones

Los gastos de un préstamo personal siempre han sido un tema recurrente en el ámbito crediticio, y dentro de éste, las comisiones de los préstamos son las protagonistas.

Tanto es así, que muchas entidades se reconocen por la agresividad de sus comisiones en los préstamos online.

No podemos decir que las comisiones estén desapareciendo, pero sí podemos afirmar que no son lo que eran. La creciente demanda de financiación ha provocado el nacimiento de muchas entidades financieras, que conviven en un mercado crediticio cada vez más competitivo.

Actualmente, muchas entidades ofrecen condiciones más favorables que nunca, como intereses y comisiones bajas, o la posibilidad de obtener cantidades altas. Investiga cuáles son las que más te convienen. Y si es la primera vez que solicitas un préstamo, busca entidades que ofrezcan ventajas a los nuevos clientes.

El afán de estas entidades por conseguir más y más clientes las ha llevado a ofrecer condiciones ventajosas como, por ejemplo, menos comisiones o comisiones más bajas. Además, de este modo, tratan de mejorar su imagen hacia un posicionamiento más bondadoso.

Lo mejor para los usuarios es que las comisiones de los préstamos son mucho más suaves y tienen menos presencia que hace unos pocos años. De hecho, ya hay algunos préstamos online sin comisiones a disposición de clientes nuevos.

Vigila las comisiones desde el primer momento

Las comisiones pueden encarecer notablemente incluso los préstamos que, a primera vista, parecen baratos. Muchas veces se aplican sin que lo sepamos, o se nos presentan más económicas de lo que finalmente resultan.

Para no encontrarnos con un gasto inesperado al obtener un préstamo online, recomendamos siempre fijarse en las comisiones aplicables al producto. Es buena idea leer y preguntar sobre todas las condiciones del préstamo, con tal de saber con certeza qué vamos a tener que pagar en concepto de comisiones, y poder descartar el producto si el coste nos parece excesivo.

Existen muchas opciones en el mercado crediticio y a nuestra disposición hay recursos eficaces, como los comparadores de préstamos, para encontrar un préstamo adecuado cuyas comisiones no terminen sorprendiéndonos de forma negativa.

FUENTES: iahorro / ElPaís

Preguntas frecuentes

1. ¿Qué costes tiene un préstamo?
La contratación de un préstamo conlleva una serie de costes. Estos costes pueden ser de dos tipos: intereses y comisiones. Los intereses son el TIN (Tipo de Interés Nominal), que es el porcentaje fijo pactado como concepto de pago por el dinero, y la TAE (Tasa Anual Equivalente), que se refiere a las variaciones del rendimiento del préstamo. Por su parte, las comisiones más habituales son las seis mencionadas en el artículo: la de estudio, de apertura, de notaría, por productos vinculados, por descubiertos y por amortización anticipada.
2. ¿Por qué me cobran comisiones y gastos, si ya pago intereses?
Los intereses son el precio del dinero, es decir, es lo que pagamos por poder disponer de dinero que no es nuestro, independientemente de que tengamos que devolverlo después. Pero, además, los bancos cobran comisiones y otros gastos por el servicio que prestan a sus clientes, de forma que así cubren gastos propios como los de personal o los gastos administrativos, entre otros. En definitiva, le pagamos el banco por prestarnos dinero y por el trabajo que ello supone.
3. ¿Puede cobrarme la entidad cargos adicionales por productos vinculados?
Ante el fraude aparente en la conducta de las entidades con respecto a este producto, entró en vigor la Circular 5/2012, por la que se liberaliza este tipo de comisiones y permite a los usuarios afectados reclamar la devolución del dinero, si la cuenta vinculada está suscrita a un préstamo obtenido antes del año 2012.
Desde entonces, el banco tiene permitido aplicar estas comisiones, con el requisito indispensable de que su aplicación quede constatada en el contrato y comunicada al usuario antes de la contratación del préstamo.
4. ¿Quién paga notario en un préstamo personal?
Es el usuario, es decir, el solicitante del crédito, quien está obligado a pagar los gastos de notaría. Estos gastos surgen de la necesidad de que algunos contratos sean formalizados ante notario para poder otorgarles validez. Ten en cuenta también que estos gastos suelen ser elevados, por lo que resulta conveniente incluirlos en los cálculos previos a la solicitud.
author

Autor del artículo:

Óscar Ahulló

Es redactor creativo publicitario y redactor web especializado en finanzas.
Biografía completa

Comentarios