Qué es el tipo de interés nominal y cómo calcularlo

authorÓscar AhullóFecha de publicación: 05.02.2021
Qué es el tipo de interés nominal y cómo calcularlo

Seguramente habrás oído hablar del TIN en un préstamo. Pero ¿sabías que sus siglas significan Tipo de Interés Nominal? Descubre todo lo que no sabías sobre él: cómo calcularlo, para qué sirve, y sus diferencias con el Tipo de Interés Real. Todo lo que necesitas para solicitar un préstamo sobre seguro.

¿Qué es el Tipo de Interés Nominal?

El significado de TIN es el Tipo de Interés Nominal aplicado a un contrato en el que hay fijados unos intereses, como puede ser el de préstamo.

Hablamos de Tipo de Interés Nominal cuando la forma de expresión del tipo de interés equivale al periodo de devolución del préstamo.

En otras palabras, el Tipo de Interés Nominal representa el margen de rentabilidad que una entidad bancaria obtiene a través de la comercialización de un producto bancario, como puede ser nuestro préstamo.

Esta rentabilidad es resultado del precio que estipula el prestamista o banco a cambio de prestarnos el dinero y no poder disponer de él durante un tiempo, lo que también se conoce por coste de oportunidad. El TIN se representa en un porcentaje fijo y se calcula en base al plazo de devolución del préstamo y a su importe.

Todo lo que representa el TIN es beneficio para la entidad financiera y con respecto al dinero que nos presta. Además, el importe real económico al que equivale el TIN no incluye las comisiones aplicables ni otros gastos financieros.

Para hacerlo más ilustrativo, a continuación, te mostramos dos ejemplos de aplicación del Tipo de Interés Nominal:

Solicitamos un préstamo de 3.000 euros con un TIN mensual del 2.99%. Si lo devolviéramos justo al mes siguiente, tendríamos que pagar 89,7 euros solamente en concepto de interés nominal.

En el caso de solicitar un depósito a 6 meses con una TIN anual del 5%, el interés en realidad sería del 2,5% al dividirse entre dos, al ser la vigencia del contrato la mitad de duradera que el plazo estipulado para el interés nominal.

Cómo calcular el TIN de un préstamo

El Tipo de Interés Nominal de un préstamo se basa en la siguiente fórmula matemática:

Cn = C0 (1+n.i)

Sin embargo, el TIN, a diferencia de la TAE, no se calcula en sí mismo, sino que es un valor desde el que apreciar el porcentaje o interés aplicado al dinero que hemos conseguido con el préstamo. Además, hay que tener en cuenta que este interés es relativo, ya que el Tipo de Interés Nominal puede ser anual, semestral, cuatrimestral, trimestral, bimensual y mensual, lo que lo convierte en dependiente del número de cuotas a devolver e influye en el resultado final, como se ha visto en el ejemplo del apartado anterior.

Por ejemplo, en un préstamo de 1.000 euros con un TIN del 4% anual y un año de devolución, los intereses en este concepto ascienden a 40 euros al año.

Si el préstamo de 1.000 euros tiene un plazo de devolución de 6 meses y un TIN del 2% semestral, pagaríamos 20 euros cada seis meses en intereses.

Como es evidente, el tiempo de cálculo del TIN y el plazo de devolución del préstamo no siempre son el mismo, algo que dificulta la predicción del coste del producto. Sin embargo, conociendo el tipo de interés efectivo o real sí podemos comparar equitativamente, puesto que este nos muestra la amortización del capital y de los intereses en relación con el momento en que tienen lugar.

Sobre los intereses fijos, variables y mixtos

Los tipos de interés en un préstamo pueden ser fijos o variables, según la estabilidad de su valor. Estas son sus principales diferencias:

  • El tipo de interés fijo está sujeto a una referencia estable e inamovible. Esto significa que su valor es siempre el mismo y, por tanto, el precio de las cuotas del préstamo apenas varía durante el plazo de devolución. La desventaja es que este tipo de interés, cuando es fijo, suele establecerse por parte de la entidad financiera en un valor relativamente alto, de forma que la seguridad por saber que pagaremos siempre lo mismo se ve compensada por una cuota sensiblemente más cara.
  • El tipo de interés variable, en lugar de establecerse libremente, fija el interés del préstamo de acuerdo con el valor de un índice de referencia económico, como el Euribor. Al valor del Euribor, se le suma un valor porcentual que aumenta el precio. Es decir, el interés variable será equivalente al valor del Euribor más un tanto por ciento –por ejemplo, un 1%. Dado que el Euribor fluctúa, el interés variable ha de ser revisado de forma anual o semestral para actualizar su valor. La ventaja de este tipo de interés es que su precio puede bajar todo lo que baje el Euribor, con lo que podría llegar a ser muy rentable. Por otra parte, la desventaja es que el índice de referencia también puede subir y aumentar el interés y, con él, el precio de las cuotas, lo que genera incerteza financiera.
  • Existe también un tipo de interés mixto que consiste, simplemente, en la combinación de los dos anteriores. El préstamo empieza con un tipo de interés fijo durante los primeros 3, 4 o 5 años. A partir de entonces, el tipo pasa a ser variable.

TENLO EN CUENTA

Las tasas de interés son valores vulnerables y su valor está influenciado por 3 factores:
El primero, la inflación, que encarece el precio de los bienes y servicios en un país.
El segundo, el riesgo de la operación, que queda a expensas del banco.
Y el tercero, la tasa de fondeo que se prestan las entidades financieras entre ellas.

¿Para qué sirve el Tipo de Interés Nominal?

El Tipo de Interés Nominal sirve, especialmente, para darnos a conocer el precio del dinero obtenido, o lo que la entidad financiera ingresará a cambio de prestárnoslo en términos brutos, pero sin incluir gastos y comisiones, que quedan excluidos en el interés nominal.

Recuerda que tanto el TIN como la TAE son fijados por la entidad, pero su valor depende de los índices de referencia como el Euribor y el Libor.

Diferencias entre el Tipo de Interés Nominal y el Tipo de Interés Real

Pese a que ya sabemos muchas cosas sobre el interés nominal, todavía hay algo por descubrir. Además del que ya conocemos, también existe el concepto de Tipo de Interés Real. ¿Cuál es la diferencia, entonces?

Esta diferencia se define a partir de una fórmula derivada de la Ecuación Cuantitativa del Dinero. Esta fórmula, denominada Identidad de Fisher, es la que se utiliza para calcular la diferencia entre el Tipo de Interés Nominal del Real. Sus fundamentos teóricos impiden que la fórmula sea exacta en sus resultados, sin embargo, las escuelas de pensamiento económico la utilizan pese a sus discrepancias.

La fórmula de la Identidad de Fisher dicta lo siguiente:

(Tipo de Interés Nominal = Tipo de Interés Real + Inflación)

Al depender de la inflación, el TIN queda sujeto a la oscilación del valor del dinero fiduciario. El crecimiento de este aumenta la inflación y, por tanto, incrementa el interés nominal.

FUENTES: ABC / El Economista

author

Autor del artículo:

Óscar Ahulló

Es redactor creativo publicitario y redactor web especializado en finanzas.
Biografía completa

Comentarios