¿Qué es el scoring bancario y cómo te afecta al pedir préstamos?

author Teresa S. Vicente Fecha de publicación: 27.10.2020
¿Qué es el scoring bancario y cómo te afecta al pedir préstamos?

El scoring bancario es un programa informático basado en algoritmos que ayuda a tomar decisiones a las entidades a partir de la evaluación de los datos financieros y personales recabados a un determinado cliente. A través del resultado o puntuación obtenida se recomendará o no la aprobación de una operación de financiación.

Con este sistema de inteligencia artificial se analizan los riesgos y se homogeneizan las respuestas sin contar con ningún sesgo subjetivo ni emocional que distorsionen la información para evitar tomar decisiones equivocadas y en última instancia,que la operación desemboque en una situación de morosidad. 


De este modo, la inteligencia artificial sustituye a la fórmula tradicional de evaluación de riesgos que antaño realizaban los propios empleados de banca. Los datos son solo eso y se trata de analizarnos fríamente para evitar así errores y futuros impagos por parte de los clientes, con la consecuencia directa de incrementar la tasa de morosidad de la entidad. El scoring crediticio consiste, por lo tanto, en estudiar el porcentaje de ingresos que recibe el usuario en relación con los pagos pendientes o la tasa de endeudamiento en base al patrimonio o la vida laboral, entre otras variables. Una vez que se introducen estas variables, el sistema concluye si existe o no un riesgo palpable y la capacidad de pago que tiene el usuario.

Consecuencias de un scoring positivo o negativo

El scoring lo utilizan, por tanto, las entidades para evaluar el nivel de riesgo a la hora de conceder una hipoteca o préstamo. Gracias a este sistema de inteligencia artificial se acortan los plazos y se reduce el tiempo de análisis para los bancos y también el de espera para los usuarios. Con el resultado final de estas calificaciones también se fijan los precios y e importe que se puede conceder, por ejemplo, de una hipoteca. En la puntuación obtenida se encontrará la respuesta a si se debe conceder el préstamos o no ya que a mayor scoring, menor riesgo de impago y mayor probabilidad de que sí se otorgue al cliente y viceversa.

Tras analizar todos los datos y documentos, el banco obtiene el scoring del cliente, una herramienta para calcular el riesgo de impago según el historial crediticio. Si el scoring es positivo, no habrá problemas de acceder al dinero prestado, pero si es negativo, el usuario tendrá muy difícil conseguir la obtención del crédito.

Ventajas de tener un scoring positivo

Si los bancos detectan a un cliente con scoring positivo, no tardarán en llamar a su puerta para ofrecerle tarjetas de crédito e incluso préstamos preconcedidos. Además, en caso de que sea el propio ciudadano quien acuda a la entidad para solicitar una hipoteca o liquidez para otros fines, este no tendrá problemas en acceder al dinero y las condiciones serán mejores con intereses más bajos y posibilidad de firmar plazos más largos que en el caso de los perfiles con más riesgo. Contar con datos positivos de solvencia también nos beneficiará a la hora de alquilar una casa o una póliza o seguro que cubra futuros impagos de alquiler.

Cabe puntualizar que pesar de ser una reclamación desde varios sectores, en España no existen aún ficheros de solvencia oficial que recopilen a los perfiles que cuentan con historial financiero positivo.

Riesgos de un scoring negativo

Si nuestro scoring es bajo, la entidad siempre aplicará intereses más altos que en el caso contrario. En el caso de contar un historial crediticio negativo, el banco también puede recurrir a aumentar los requisitos para otorgar el préstamo o exigir un aval de protección en caso de impago. Además, el banco puede optar por negarnos directamente la concesión del dinero, aunque existen plataformas de crédito que sí prestan a clientes aunque estén en Asnef.

Los impagos, causa directa de contar con un scoring bancario negativo, también pueden conllevar que nuestro nombre y apellidos pasen a figurar en un fichero de mocheros tipo Asnef, una situación que nos impedirá acceder a diferentes categorías de financiación o incluso contratación de suministros como la luz, el gas natural o una línea de teléfono e internet.

CreditoSi
Importe de préstamo 1 000 € Quiero préstamo
Vivus
Importe de préstamo 300 € Quiero préstamo
Monedo
Importe de préstamo 5 000 € Quiero préstamo

Mejorar el scoring bancario

Si tenemos un scoring financiero negativo o estamos incluidos en listas como Asnef, siempre nos quedará la opción de intentar avanzar y mejorar nuestro historial crediticio. Fijar un presupuesto mensual de gastos e ingresos, pagar con puntualidad nuestra deudas y no sobrepasar nuestra capacidad de endeudamiento son reglas básicas para mantener a raya nuestro historial crediticio. Pero si nuestra reputación crediticia se encuentra “manchada”, siempre podemos intentar borrar el pasado y empezar desde cero.

Para mejorar el scoring podemos seguir pasos como, por ejemplo, los consistentes en pagar las deudas sin caer en agujeros, controlar que la deuda no supere el 30% de nuestros ingresos y no contratar varios préstamos al mismo tiempo.

Si saldamos la deuda por la que estamos incluidos en un fichero de morosos tipo Asnef, deberemos solicitar el derecho de cancelación mediante el envío de un formulario con el objetivo de que se suprima nuestro nombre de la lista. Este último paso nos ayudará especialmente a mejorar nuestra reputación crediticia y a subir el scoring.

Cómo saber mi historial crediticio en España

Para averiguar nuestro historial crediticio debemos acudir a la Central de Información del Banco de España, también conocida como CIRBE. Esta base de datos recoge información sobre los préstamos, créditos, avales y garantías que cada banco tiene con su red de clientes. Para saber el historial crediticio registrado en el CIRBE a través de internet debemos solicitar nuestro informe personal y gratuito con certificado digital en el área “Petición de informes y reclamaciones CIR” dentro del apartado “Tramitación”.

El informe de riesgos también se puede pedir de forma presencial en la sede central del Banco de España o en cualquiera de sus sucursales. En este caso hay que cumplimentar el formulario “Solicitud de informes de Riesgos a la Central de Riesgos”. Este documento deberá estar acompañado por la presentación de un original y fotocopia del DNI, NIE o pasaporte. La petición del informe también se puede hacer por correo mediante el envío en un sobre del formulario y la documentación obligatoria a la Central de Información de Riesgos del Banco de España.

Asimismo, existen herramientas informáticas que funcionan como un simulador de scoring bancario y que podemos encontrar gratis en diferentes páginas web. Tras realizar un cuestionario de preguntas sobre la cuantía y frecuencia de nuestros ingresos, analizar a fondo nuestras cuentas bancarias, nuestro historial crediticio o si existen descubiertos o recobros, estos simuladores calculan nuestro scoring financiero y nos dan información valiosa sobre la puntuación obtenida pero también acerca del historial crediticio, cómo utilizamos nuestro dinero y las deudas pendientes.

Datos analizados

Ante la solicitud de un préstamo de importe elevado o una hipoteca a medio o largo plazo, el banco puede exigirnos la entrega de diversos documentos para evaluar nuestro scoring bancario. En la puntuación final influirá varias variables como los ingresos o la situación personal, entre otras. La entidad ya suele contar con datos personales como la edad, el estado civil, el número de hijos. También puede acceder a información como los productos contratados o domiciliados como los planes de pensiones, fondos de inversión o la nómina. Nuestro historial crediticio también arrojará pistas y se centrará en bucear en los préstamos contratados que siguen en vigor y pendientes de pagos.

Para verificar si nuestro scoring es positivo o negativo, el sistema también calificará aspectos como contratos laborales, el informe de la vida laboral, extractos de los movimientos bancarios o incluso la última declaración de la Renta. El scoring crediticio también tendrá en cuenta un aspecto importante como es el de averiguar si estamos incluidos o no en una lista de morosos como la de Asnef.

En el caso de que se trate de un préstamo hipotecario, el banco solicitará también los documentos de registro y de tasación de la vivienda con el objetivo de comprobar qué utilidad se le dará al dinero, el valor de la operación de compraventa y también, para comprobar que está a nombre del cliente.

Fuentes: ABC, BBVA, En Naranja ING, Portal del Cliente Bancario

author

Autor del artículo:

Teresa S. Vicente

Lleva más de 15 años trabajando en medios de comunicación y está especializada en economía.
Biografía completa

Comentarios