Las claves para seducir a tu banco

Fecha de publicación: 21.11.2017
Las claves para seducir a tu banco

Hoy en día, no todos tenemos acceso a un crédito online. Podemos encontrarnos con negativas, y aunque te dé por pensar lo contrario, nunca será por capricho. Para que sepas qué mirarán los bancos antes de darte un préstamo, qué documentación te pedirán y cuáles son las opciones que exigen, Kelisto ha analizado el mercado y nosotros te mostramos las claves.

Cinco requisitos imprescindibles para convencer a tu banco

Tu estabilidad laboral

Lo primero que querrán saber es si tienes un trabajo estable y quién paga tu salario. A ojos de una entidad, eso es esencial, y no es lo mismo tener un contrato indefinido que uno por obra. El hecho de ser funcionario también te dará ventaja sobre los demás trabajadores.

Solvencia

Tu capacidad para afrontar el pago de deudas está valoradísimo. El banco analizará tu salario, tus movimientos bancarios, si has estado en algún fichero de morosos o en números rojos. Como es evidente, se asegurarán de que te puedes permitir lo que pides.

Tu capacidad de ahorro

En este sentido, las entidades examinan tu patrimonio y, especialmente, si tienes propiedades libres de cargas. ¿El motivo? Que puedan ser usadas como garantía.

Endeudamiento

Antes de concederte el préstamo, el banco procederá a comprobar el resto de deudas que puedas tener pendientes, especialmente las de carácter financiero, y calcularán el porcentaje que en total representan sobre tus ingresos. Así valorarán tu nivel de endeudamiento, y si éste es superior al 40% de tus ingresos, mejor no solicites nada… De momento.

Viaconto
Importe de préstamo 600 € Quiero préstamo
Vivus
Importe de préstamo 300 € Quiero préstamo
OnlineCredit
Importe de préstamo 1 500 € Quiero préstamo

Para qué lo quieres

No es tan decisivo como los anteriores criterios, pero la finalidad que vas a darle al dinero también le dará pistas a tu banco sobre tus posibilidades. No te mirarán con los mismos ojos si les dices que necesitas el dinero para una inversión potencialmente lucrativa –emprender un negocio o en formación- que si resulta que es para saldar una deuda pendiente. No dice lo mismo de ti.

Los papeles que tendrás que recuperar de los archivos 

Para poder analizar todos estos criterios, el banco te va a pedir un pequeño favor: sacar el polvo a las carpetas y presentar estos documentos. Porque las palabras se las lleva el viento, a menos que las escribas.

Las últimas nóminas y la declaración de la Renta

Es obvio que para averiguar cuánto te llevas al mes, si tienes una retribución asentada y para quién trabajas, el banco te pida las últimas nóminas. Además, seguramente deberás presentar, como integrante del pack, tu última declaración de la Renta. Entonces conocerán tus ingresos adicionales –si los tienes-, si posees alguna vivienda o si ahorras en un plan de pensiones, por ejemplo.

La CIRBE también nos conoce

Para asegurarse acerca de todas tus deudas, los bancos suelen consultar los datos de la CIRBE –Central de Información de Riesgos del Banco de España. En esta base de datos apareces tú y todos los clientes de todos los bancos junto con toda la información sobre sus préstamos y avales, siempre que superen los 6.000 euros. No es un ASNEF o un RAI, sino una herramienta más de observación de la que gozan estas gigantes corporaciones para averiguar qué tenemos pendiente de pago y por cuánto.

Hasta 2002, los bancos estaban obligados a pedirnos autorización para consultar nuestros datos de la CIRBE. No obstante, desde ese año, simplemente tienen que hacernos saber, previamente, eso sí, de que van a echarle ojo.

Las escrituras de otras propiedades

Por último, para terminar de peinar todo el terreno, acudirán a nuestro historial de propiedades. Esto les permitirá hacerse una idea de si están ante un usuario con capacidad de ahorro y con bienes suficientes. Además, una vivienda puede servir de garantía adicional para lograr que te concedan un préstamo.


Fuente: Kelisto.es

Comentarios