Las claves para seducir a tu banco

author Óscar Ahulló Fecha de publicación: 10.11.2020
Las claves para seducir a tu banco

Conseguir financiación mediante un préstamo personal online es mucho más que rellenar un formulario y esperar. Existen aspectos que es fundamental conocer y que te ayudarán a seducir a tu banco para que acepte tu solicitud.


¿Qué se necesita para pedir un préstamo o crédito?

Desde que las nuevas entidades de crédito llegaron a España, se ha distinguido claramente entre sus requisitos para conseguir préstamos o créditos personales y los que exigen los bancos tradicionales.

Los requisitos para pedir un préstamo en un banco son más abundantes y estrictos que los de las entidades financieras modernas, pero conseguir un préstamo online en una de estas últimas no está nunca 100% garantizado.

Como es lógico, las entidades de crédito plantean condiciones para los usuarios que quieran optar a la financiación y, aunque se consideren más sencillos, tendremos que cumplirlos para solicitar un préstamo personal online.

¿Qué se necesita para pedir un préstamo?

  • Ser mayor de edad. Como es evidente, sin haber cumplido 18 años y obtener la edad mínima para llevar a cabo operaciones financieras es imposible pedir un crédito.
  • Residir en España. Para muchas entidades, es necesario que tu residencia legal esté establecida dentro del territorio español. Sin embargo, no siempre es así.
  • DNI en vigor. Sin el Documento Nacional de Identidad que nos identifique como ciudadanos españoles adultos tampoco podemos optar al préstamo. Ten en cuenta que tu DNI no esté caducado antes de iniciar el proceso de solicitud.
  • Titularidad de una cuenta bancaria. Parte innegociable en toda aplicación para un crédito personal es ser titular de una cuenta bancaria donde la entidad depositará el dinero.
  • Número de teléfono móvil y dirección de email. Todas las notificaciones que recibas por parte de la entidad, incluida la resolución final de la solicitud, llegarán vía SMS en tu móvil o por correo electrónico. Sin ello, no podrán contactar contigo.
  • Ingresos. Por último, prácticamente todas las entidades exigirán algún tipo de documento que acredite que el usuario dispone de ingresos regulares y suficientes para devolver el préstamo personal. Pueden ser nóminas, avales o comprobantes de ingresos de otro tipo, como las facturas.

Si tienes todo esto en orden, puedes empezar el procedimiento de solicitud de tu préstamo. Ya queda menos para obtener el dinero que necesitas.

CreditoSi
Importe de préstamo 1 000 € Quiero préstamo
Vivus
Importe de préstamo 300 € Quiero préstamo
Monedo
Importe de préstamo 5 000 € Quiero préstamo

¿Qué evalúa un banco para conceder un crédito?

Cuando la entidad de crédito en cuestión recibe tu solicitud de crédito, empieza su particular valoración, que desembocará en un veredicto. Como es de esperar, estas entidades tomarán la decisión que les resulte más rentable, y ahí es donde entra en juego la solvencia del usuario solicitante.

Estos son los 5 factores que desequilibran la balanza a favor de la concesión del crédito, o hacia el lado opuesto.

1. Estabilidad laboral

La estabilidad laboral es una de las mayores claves de nuestra solvencia. Sin un empleo, solo los casos excepcionales disponen de una economía sana y fiable para las entidades. Esto no está asegurado ni siquiera con un trabajo, ya que este puede ser temporal, inestable o mal retribuido. Por tanto, la estabilidad laboral, sobre todo la que ofrece un contrato indefinido o un empleo público, es uno de los principales focos.

2. Solvencia económica

La solvencia es algo que, en gran parte, viene como consecuencia de la estabilidad laboral. Consiste en la capacidad de hacer frente al pago de las deudas. Por eso, si los bancos buscan algo en concreto en sus clientes, con el fin de encontrar la rentabilidad en sus operaciones, es la solvencia. Para cuantificarla, la entidad echará mano de tu salario o tu historial crediticio, entre otros.

3. Capacidad de ahorro

Aunque considerada una cuestión secundaria, la capacidad de ahorro da a la entidad pistas sobre la fiabilidad del usuario en lo que respecta a la devolución del préstamo. Nuestra capacidad de ahorro puede ser medida teniendo en cuenta el patrimonio, incluidas las propiedades. Cuanta más capacidad de ahorro demostremos poseer, mayor seguridad tendrá la entidad de que pagaremos las cuotas mensuales a tiempo.

4. Relación con la entidad

La vinculación con la propia entidad es algo a lo que suelen atender más los bancos tradicionales. Sin embargo, las entidades de crédito no tratan de la misma forma a los nuevos clientes, a quienes pueden atraer con préstamos gratis, que aquellos que ya han operado con ellas. Si no es el primer préstamo personal que obtienes con ellos, y los anteriores los has devuelto sin problemas, es mucho más probable que obtengas el dinero en relación con el cliente nuevo.

5. Finalidad del préstamo

Algunas entidades querrán saber en qué vamos a invertir el dinero. En estos casos, tendremos que elegir de entre las opciones que nos ofrecen, o elegir la más similar. Como consecuencia, puede que estas entidades nos ofrezcan importes diferentes según la finalidad del préstamo.

¿Qué documentación piden los bancos para darte un préstamo?

  • Extractos bancarios: Estos patrones de consumo revelarán el perfil inversor de cada potencial usuario, incluyendo una valoración sobre su capacidad de ahorro y la gestión de las finanzas del hogar. Saldos negativos en la cuenta bancaria, así como impagos de sanciones administrativas, son muy perjudiciales para la valoración del analista.
  • IRPF: La Declaración de la Renta o el certificado de retenciones, si no podemos disponer de la anterior. El IRPF ofrece una perspectiva global de los ingresos del usuario y el origen de todos ellos.
  • CIRBE: Central de Riesgos del Banco de España, donde aparecen nuestros datos financieros, incluyendo deudas pendientes, avales, pagos e impagos que figuran asimismo en registros de morosidad como Asnef. Ten en cuenta que las deudas inferiores a los 6000 euros no aparecen en la CIRBE, pero que la entidad también puede descubrirlas mediante otras vías.
  • Escrituras de propiedades: Presentando las escrituras de las propiedades que poseemos, estamos informando a la entidad de qué bienes son susceptibles de embargo en el caso de que incurramos en impago de las cuotas de devolución.
  • Avales: Algunas entidades exigirán la firma de avalistas capaces de hacerse cargo de nuestros pagos si nosotros no podemos hacerlo. Efectivamente, a veces no basta con nuestra capacidad económica.

Llegados a este punto, y conociendo los requisitos de los préstamos personales, solicitar un préstamo online es más sencillo y, al mismo tiempo, más seguro. Sabemos qué necesitamos para solicitar un crédito online con éxito, y en qué se basará la entidad para tomar una decisión. En otras palabras, sabemos cómo seducir a nuestro banco para conseguir la financiación que tanto necesitamos.

Fuente: iAhorro / ABC

author

Autor del artículo:

Óscar Ahulló

Es redactor creativo publicitario y redactor web especializado en finanzas.
Biografía completa

Comentarios