Préstamos de líneas de créditos ICO

author Teresa S. Vicente Fecha de publicación: 17.01.2022
Préstamos de líneas de créditos ICO

Los préstamos de créditos del Instituto de Crédito Oficial (ICO), de naturaleza pública, están destinados a financiar proyectos de inversión, actividades empresariales o necesidades de liquidez o gastos por parte de las empresas. El importe máximo por cliente asciende a 12,5 millones de euros en una o varias operaciones, aunque depende del tipo de préstamo ICO. Estas líneas de crédito cuentan con un tipo de interés fijo o variable más el margen establecido por la entidad de crédito en base al plazo de amortización.

Lo s créditos ICO proceden de un banco público y financian proyectos de inversión, pero también actividades empresariales y/o necesidades de liquidez y gastos. Por otro lado, los préstamos ICO también se dirigen a fomentar soluciones de digitalización, así como rehabilitación de viviendas y edificios. Los plazos de amortización son de uno a 20 años con la posibilidad de hasta tres años de carencia de principal.

Algunos ejemplos de partidas que se pueden financiar con préstamos ICO son el abono de facturas o el pago a proveedores, la compra de vehículos, necesidades tecnológicas y hasta adquisiciones de empresas, entre otros. Los préstamos ICO también se pueden destinar a la rehabilitación de viviendas y edificios en el caso de particulares.

Estas líneas de crédito no incluyen comisiones de apertura ni de estudio, aunque sí se fijan recargos en caso de que se cancele el préstamo de forma anticipada o de que se amortice antes de que acabe el periodo fijado para su devolución. Los emprendedores y representantes de las empresas pueden acudir a solicitar el préstamo ICO en cualquiera de los bancos o entidades colaboradoras.

Pasos para solicitar un préstamo ICO

Los créditos ICO se pueden solicitar en los bancos o entidades de crédito asociadas. Las líneas de crédito están disponibles para autónomos, empresas y entidades públicas y privadas, tanto españolas como extranjeras que deseen llevar a cabo actividades empresariales o cubrir necesidades de liquidez dentro del territorio nacional También pueden acceder a ellos particulares y comunidades de propietarios que deseen rehabilitar su vivienda o edificio.

E l plazo de amortización puede ser de uno a 10 años, 12, 15 ó 20 con hasta dos años de carencia si se financia inversión o inversión y liquidez. El periodo de reembolso también puede ir de uno a cuatro años con hasta otro año de carencia si se financia únicamente liquidez.

Tipos

  • Financiación directa: El ICO pone a disposición de las empresas españolas financiación directa para el desarrollo de grandes proyectos de inversión por un importe mínimo de 10 millones de euros.
  • Líneas ICO: Están diseñadas para financiar la actividad y proyectos de autónomos, pymes y empresas. Las líneas disponibles a nivel nacional son las siguientes: ICO Empresas y Emprendedores, ICO SGR/SAECA, ICO Crédito Comercial e ICO Red Acelera. Para proyectos de internacionalización se pueden encontrar estos: ICO Internacional, ICO Exportadores e ICO Canal Internacional.
  • Bonos y pagarés: Son instrumentos de financiación complementaria para potenciar el crecimiento y la competitividad de las empresas. Dentro de esta categoría se encuentran el programa de compras de bonos y pagarés de empresa emitidos a través del MARF, el programa de compra de bonos corporativos, el programa de compra de bonos proyecto y el programa de compra de bonos de titulización.
  • Capital riesgo-AXIS: La actividad de AXIS está enfocada a impulsar desde un esquema de colaboración público privada el crecimiento, desarrollo e internacionalización de las empresas españolas a través de instrumentos de capital y quasicapital. Aquí se incluyen los Fond-ICO Pyme, Fond-ICO Next Tech, Fond-ICO Global y Fond-ICO Infraestructuras.

Récord en 2020

En el año 2020, últimos datos disponibles, el ICO gestionó 302.534 millones de euros, el mayor volumen de su historia. Este récord se registró por las necesidades derivadas de la crisis económica producida por la pandemia de Covid-19 y las restricciones impuestas a la actividad. Esta cuantía supuso un incremento del 40,7% respecto a 2019 por las líneas de avales puestas en marcha por el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital y de otras programas a cuentas del Estado.

Las entidades suscritas al programa de la línea Covid no pueden conceder créditos supeditados a la firma o contratación de productos o seguros. Pese a ello, Competencia ha detectado irregularidades ya que algunos bancos están condicionando el acceso a préstamos ICO ligados a coronavirus a la contratación de servicios de alarma o la compra de televisores.

Cabe recordar que los autónomos y empresas interesadas en acogerse a esta línea de avales Covid deben dirigirse a cualquiera de las entidades de crédito, establecimientos financieros de crédito que suscriban los contratos correspondientes para participar. Serán las entidades las que decidan sobre la concesión del dinero de acuerdo con sus procedimientos internos.

Qué pasa si no puedo devolver el crédito ICO

Si el prestatario no devuelve el dinero en el plazo acordado, la entidad acreedora se dirigirá contra el deudor para iniciar las acciones de recuperación del dinero. En este caso, el camino a tomar por el deudor sería parecido al incumplimiento de cualquier otro contrato de crédito. Es decir, la entidad aplicaría intereses de demora que se añadirían al importe adeudado y que irán aumentado si el impago se prolonga en el tiempo.

Pero, el banco podría ir más allá y recurrir a emprender acciones legales en un plazo que va del tercer al sexto mes de impago. Ante esta situación, el juez puede ordenar un procedimiento de embargo de los bienes del autónomo deudor. Pero, si el deudor tiene avalistas, la entidad podrá reclamarles a estos el pago del dinero pendiente en la forma pactada e incluso embargarles sus bienes.

Fuentes: ABC, ICO