¿Qué es un aval y cómo funciona?

Fecha de publicación: 23.06.2017
¿Qué es un aval y cómo funciona?

En la actualidad puedes encontrar muchas ofertas de préstamos y créditos sin aval ni garantía, concedidos por varias entidades prestamistas. Sin embargo, antes de comparar las ofertas, debes tener claro que significa el aval y como funciona este instrumento.

El aval es el término utilizado para una persona (avalista) o un bien que se pone como garantía para el caso de que el deudor original (avalado) no cumpla con la devolución de su deuda contratada. Se distinguen varios tipos de avales, según la garantía que ofrecen.

Tipos de aval en préstamos y créditos

En cuanto a los préstamos y créditos, los avales se pueden distinguir en función del emisor. El tipo de aval probablemente más conocido es el aval personal.

El aval personal es emitido por una persona física o jurídica (avalista), quien se compromete al pago de la deuda en caso de incumplimiento del prestatario, o deudor original (avalado). Este tipo de aval es más común en los préstamos y créditos al consumo, ya que no exige gastos en su constitución, es decir, son avales gratuitos - el avalista no recibe ningún dinero del avalado por otorgarle el aval. Habitualmente se firme entre familiares o amigos cercanos, debido a la enorme responsabilidad que conlleva.

Otro tipo de aval según el emisor es el aval bancario. El aval bancario es el aval de una entidad financiera distinta a la que nos concede el préstamo. Esta entidad se pone responsable por las deudas en el caso de impago. Este tipo de aval suele ser menos utilizado en cuanto a los préstamos, sino es muy solicitado en la contratación de otros servicios, como son por ejemplo alquileres. Lo que hace inconveniente el aval bancario es su coste (es un servicio, no es gratuito), la tramitación complicada y la imposibilidad de disponer con el dinero que se dispone para el aval bancario, ya que queda bloqueado mientras dure el aval.

Como aval también puede utilizarse un bien, servicio o derecho real, puesto para garantizar el reembolso del préstamo solicitado.

Es posible usar como aval bienes o derechos reales que se poseen en forma de prenda. En el caso de impago la entidad prestamista que te ha concedido el préstamo se apropiará del bien en prenda para cobrarse la deuda. Hasta que no se satisface todo el importe de la deuda, no se recupera el bien en prenda y aunque siga en tu propiedad no lo podrás transmitir ni vender. Dependiendo del tipo de préstamo y el importe solicitado, puedes avalar con un coche, o hasta con tu vivienda.

Viaconto
Importe de préstamo 600 € Quiero préstamo
Vivus
Importe de préstamo 300 € Quiero préstamo
OnlineCredit
Importe de préstamo 1 500 € Quiero préstamo

También puedes avalar un préstamo o crédito con la nómina. No obstante, es una garantía que los bancos y las entidades prestamistas a veces no aceptan, porque conlleva algunas inconvenientes. La nómina depende del trabajo y del tipo de contrato del avalista. En el futuro, este sin dudas puede tanto cambiar, como perderse. Si llega el momento de embargar la nómina, siempre existe una cantidad inembargable protegida por la ley, así no se puede embargar completamente.

Así, a la hora de búsqueda de la financiación sin avales ni garantías, recuerda esta información y evalúa atentamente las condiciones y términos de cada préstamo o crédito encontrado. Dependiendo del importe que necesitas, puedes encontrar varias ofertas desde los microcréditos hasta los préstamos rápidos o personales sin avales ni garantías. Sin embrago, los requisitos que te van a pedir dependen del prestamista particular, tanto como debes tener en cuenta un coste elevado de este tipo de préstamos y créditos.

Por otro lado, ¿necesitas dinero, pero tuya situación económica no te permite conseguir la financiación, sea por falta de ingresos, deudas activas con tercero, o inscripción en una lista de morosos? En este caso puedes considerar las ofertas de los préstamos y créditos con aval, ya que estos te permiten obtener dinero necesario, aunque no tienes nómina o estás en ASNEF. La devolución del préstamo está garantizada por el aval, sea una persona, o por ejemplo tu coche o tu vivienda. El aval puede ayudarte para que tu solicitud de un préstamo sea aceptada, no obstante si piensas en pedir un préstamo con garantía, siempre ten en cuenta el riesgo de perder el bien puesto como aval.

Comentarios