Lista de razones por las que no me conceden un préstamo

authorTeresa S. VicenteFecha de publicación: 22.02.2021
Lista de razones por las que no me conceden un préstamo

Conseguir un préstamo no suele ser una tarea difícil si el importe no es muy elevado, aunque a veces la entidad prestamista decide denegar su concesión. En el caso de hipotecas o créditos de importe elevado, sí es conveniente cumplir con más requisitos y contar con buen scoring crediticio para que no nos cierren el grifo de la financiación. En este artículo repasamos las razones por las que no te dan crédito en ningún lado y algunas pistas para saber de antemano si te van conceder el préstamo personal o no.

Deudas

Si tenemos demasiadas deudas pendientes, es posible que el banco nos cierre la puerta del crédito. Los expertos financieros recomiendan que no se exceda un 40% de los ingresos mensuales en pagar las cuotas de los préstamos que tenemos firmados y no amortizados. Por lo tanto, si la entidad analiza nuestro perfil y encuentra que estamos sobreendeudados, puede optar por decir no a la petición de financiación. Una opción para rebajar este porcentaje puede residir en la reunificación de deudas, que consiste en renegociar los préstamos e hipoteca que quedan por reembolsar para contar con un solo acreedor y una única cuota. Con esta operación, la cuantía mensual que queda será inferior y se rebajará el porcentaje de esfuerzo financiero. No obstante, hay que tener en cuenta que subirá el plazo de devolución y el sobrecoste por un aumento de los intereses.

Scoring bajo

Contar con un perfil de scoring bajo suele ser una de las razones por las que nos deniegan el préstamo o nos exigen un aval a cambio. El scoring crediticio es el resultado de estudiar mediante un sistema informático el porcentaje de ingresos que recibe una persona a la vez que se evalúan las deudas contraídas y los reembolsos pendientes. Si el algoritmo determina que el scoring es negativo, la entidad puede optar por denegar el préstamo o por concederlo, pero aplicando unos intereses más altos que en el caso de tener un scoring positivo.

Listado de morosos

Si estás dentro de un listado de morosos, tipo Asnef, esta puede ser la razón principal que explica el que no te den crédito en ningún lado. La inclusión en un fichero de este tipo se produce cuando dejamos de bajar la cuota de un préstamo, hipoteca o el recibo de un suministro. Si nos meten en un listado de morosos podemos sufrir diversas consecuencias, como que nos penalicen a la hora de contratar servicios o que se nos cierre el grifo del crédito. No obstante, hay proveedores que ofrecen créditos con Asnef si podemos justificar que contamos con ingresos periódicos o con un aval. A cambio, la entidad aplicará intereses más altos que por otro tipo de créditos para minimizar el riesgo de que se produzca un impago.

Edad del prestatario

La edad también puede ser uno de los motivos por los que no te dan crédito en ningún lado. Una gran mayoría de entidades exigen como requisitos contar con una edad mínima de 21 años y otra máxima de 75. También hay excepciones y hay prestamistas que solo ponen como condición el ser mayor de edad. También hay otras entidades que elevan la edad mínima hasta los 25 años. También se deberá tener una cuenta bancaria y residir en España-

Sin ingresos periódicos

Contar con una nómina o pensión es fundamental para que se nos abra el grifo del crédito. Si contamos con ingresos periódicos, los bancos interpretarán que no tendremos problemas para devolver el préstamo. Asimismo, si los ingresos son bajos, muchas entidades considerarán nuestro perfil como de riesgo, especialmente para préstamos a largo plazo como las hipotecas.Estar desempleado, aunque se cobre la prestación de paro, también será una piedra en el camino. Si no podemos justificar que recibimos un dinero mínimo cada mes y que nuestro contrato laboral es estable, conseguir financiación se convertirá en una misión difícil, aunque no imposible. A día de hoy, existen préstamos que se conceden sin entrega nómina, pensión ni tampoco un aval de respaldo.

Datos incorrectos

A veces se trata de un simple despiste que nos juega una mala pasada. Si los datos introducidos son incorrectos, la entidad prestamista nos denegará la financiación. Direcciones postales incompletas, nombres mal escritos o cuentas bancarias con números cambiados pueden constituir motivos más que suficientes para que el banco rechace nuestra petición. A pesar del engorro y de que se enlentece el proceso, si corregimos los errores y aclaramos lo ocurrido, la entidad tendrá que facilitarnos la liquidez siempre y cuando cumplamos con el resto de requisitos exigidos.

Podrías estar interesado: Trucos para solicitar un préstamo con éxito

Fuentes: ABC, La Voz de Galicia

author

Autor del artículo:

Teresa S. Vicente

Lleva más de 15 años trabajando en medios de comunicación y está especializada en economía.
Biografía completa

Comentarios