Cómo es solicitar un crédito rápido online sin riesgos

author Óscar Ahulló Fecha de publicación: 04.11.2020
Cómo es solicitar un crédito rápido online sin riesgos

Una de las primeras cosas que nos preguntamos a la hora de buscar financiación es si es seguro pedir un préstamo por internet. Para averiguarlo, es necesario saber identificar una entidad fiable y cómo evitar ser estafado, entre otros aspectos importantes.


¿Es seguro solicitar un préstamo online?

La financiación rápida por internet es un recurso cómodo y fácil para obtener dinero en momentos en los que las dificultades económicas nos aprietan. Dado a su creciente consumo, el mercado de los préstamos online ha crecido y los productos que ofrecen las entidades financieras se han asentado entre el público español.

Se han convertido en productos conocidos y familiares, pero ¿los convierte esto en productos seguros? ¿Cómo sabemos que estamos hablando de un préstamo seguro?

Como es obvio, esto depende del propio crédito y de la entidad que lo ofrece. Sin embargo, la profesionalización y el auge del sector está aumentando las exigencias legales, provocando un control más exhaustivo de los créditos por parte de las autoridades.

Ello no evita, sin embargo, que existan empresas fraudulentas y de dudosa reputación que se aprovechen de la urgente necesidad de algunos usuarios para obtener un beneficio exagerado y, en ocasiones, ilícito.

Aunque las ventajosas condiciones de algunos préstamos online nos hagan pensar que son una estafa, debemos comprobarlo antes de extraer conclusiones precipitadas. Hoy en día, muchas entidades ofrecen créditos online fiables de forma totalmente legal y con llamativos beneficios, como los préstamos gratis sin intereses.

No obstante, de igual forma deberemos actuar en el sentido contrario; es decir, no dando nunca por sentado que un crédito es fiable sin antes hacer las comprobaciones necesarias.

Cómo evitar las estafas

El primer paso para evitar ser estafado por una entidad de crédito es estar bien informado. Esto es clave para ser capaz de apreciar conductas sospechosas y evitar las trampas que algunas entidades fraudulentas tienden a sus usuarios.

El conocimiento del tema nos ayudará a estudiar cada producto con la cabeza fría y tomar la mejor decisión.

Estos son nuestros 7 consejos para identificar a las prestamistas particulares de fiar y esquivar el fraude:

1) Haz una breve investigación de la entidad

Apenas te llevará diez minutos echar un vistazo a la información que encontrarás en nuestro comparador de préstamos o en la página web de la propia entidad. Ponte en el papel de un detective y averigua quiénes son y cuáles son sus políticas de actuación. Para ello, no está de más buscar en internet alguna noticia de prensa relacionada con la entidad.

Todas las entidades de créditos online que encontrarás en nuestro comparador de Préstamos Perfectos son totalmente legales, están validadas oficialmente, poseen el certificado de seguridad y, por tanto, son 100% fiables.

Asegúrate de que cuenta con el permiso legal necesario para operar en España y si está respaldada por alguna asociación financiera. También pueden ayudarte los comentarios y opiniones de usuarios anteriores, así como la valoración global.

2) Consulta su política de privacidad

Uno de los aspectos que determinan dónde es seguro pedir un préstamo es el trato de la información personal y privada de los usuarios por parte de la entidad de crédito. Durante el proceso de solicitud del préstamo online tendremos que revelar datos personales y bancarios privados, así como documentos como avales o nóminas. Para saber hasta qué punto es esta información susceptible de ser transmitida a terceros, resulta conveniente consultar la política de privacidad.

3) Comprueba el precio de los intereses

Los intereses elevados son uno de los mayores peligros de los préstamos online, ya que pueden llegar a encarecer mucho su precio. Antes de dar por hecho que la entidad es de confianza y que el crédito es fiable, comprueba el porcentaje de intereses que comporta el producto. Si es necesario, habla con el personal de atención al cliente de la entidad para que quede fijado un importe de intereses concreto y no llevarte una sorpresa desagradable más adelante.

4) Despeja tus dudas acerca de las condiciones

Condiciones en un préstamo online puede haber muchas: tipo de interés, comisiones, gastos adicionales, vinculaciones, plazo de devolución, forma de pago, flexibilidad, cambios de fecha de abono... Todo esto debe quedar claro y acordado antes de solicitar el crédito. Es especialmente importante que sepas de antemano cómo actuar y cómo procederá la entidad en el caso de que incurras en impago de una cuota por retraso, ya que las consecuencias pueden ser muy negativas.

5) Busca la letra pequeña

Muchas entidades ofrecen préstamos online con gastos adicionales y productos vinculados. Te recomendamos que te informes bien ante estas informaciones y compruebes los posibles matices que puedan haber establecidas en la letra pequeña y sus consecuencias.

6) Contacto directo

Hoy en día, prácticamente todas las solicitudes de un crédito online se llevan a cabo en la página web de la entidad prestamista, pero una forma de contacto vía email o, aún mejor, por teléfono con el propio personal de atención al cliente, nos dará ciertas garantías de saber a quién recurrir cuando lo necesitemos.

7) Documento de contratación

Como prueba legal y fehaciente de que hemos contratado un préstamo seguro, la prestamista nos debe enviar un documento acreditativo del tipo de servicio contratado que incluirá toda la información y condiciones del acuerdo.

Siguiendo estos siete consejos sobre cómo conseguir un préstamo personal rápido y seguro, es mucho más sencillo conseguir créditos online fiables.

CreditoSi
Importe de préstamo 1 000 € Quiero préstamo
Vivus
Importe de préstamo 300 € Quiero préstamo
Monedo
Importe de préstamo 5 000 € Quiero préstamo

¿Cómo saber si una entidad financiera es legal y fiable?

Lamentablemente, no todos los caminos son de rosas en el sector financiero. La mayoría de las entidades de crédito se cuidan de cubrir todas las exigencias legales y comerciales para darles confianza a sus usuarios, pero las hay que actúan de forma menos honesta.

En este apartado se enumeran una serie de consejos que nos ayudarán a comprobar si una entidad financiera es de fiar y, por tanto, si es seguro pedir un préstamo por internet con ella.

Estas indicaciones pueden ayudarnos mucho, pero si nos quedan dudas acerca de la credibilidad o la licitud de la entidad en cuestión, recomendamos no asumir ningún riesgo y descartar la solicitud. Con tal de evitar la estafa, bien vale la pena seguir buscando.

  • Comunicación: Aunque parezca mentira, el lenguaje y el tono utilizado por la entidad para comunicarse con sus usuarios da muestras de sus intenciones. Sospecha profundamente de textos con faltas de ortografía o expresiones mal utilizadas o traducidas.
  • Sello AEMIP: La AEMIP es la Asociación Española de Micropréstamos, en la que se encuentran inscritas solo las entidades de crédito validadas oficialmente por cumplir con los requisitos legales necesarios para ofrecer sus servicios en España. Busca en la página web de la prestamista un sello que la identifique como miembro.
  • Protocolo HTTPS: La seguridad de la página web en sí de la entidad también es importante, ya que es el sitio donde dejaremos datos personales y bancarios importantes. Si la página web es segura, contará con el protocolo “https”, siendo esta última “s” la que determina la seguridad del sitio web. Si una entidad no codifica la información de sus clientes por no cumplir el protocolo de seguridad, debería ser descartada de nuestra búsqueda.

Phishing y scam: La técnica del phishing es un ataque proveniente de un hacker que, elaborando una página web idéntica a la del prestamista auténtico, consigue engañar a los usuarios para conseguir sus datos personales y bancarios. Si tenemos alguna sospecha, el protocolo “https” y el certificado de seguridad pueden darnos pistas.


  • Certificado de seguridad: Además del protocolo anterior, la página web de la entidad de crédito debe poseer el certificado de seguridad SSL (Secure Socket Layer, en inglés). Es muy fácil identificarlo: solo tenemos que buscar un símbolo con forma de candado junto a la URL del sitio. Ese candado es la prueba de que la web es segura y está autenticada. Con esto, ya tenemos la seguridad de que la información que introducimos en la web es confidencial.
  • Contacto vía redes sociales: De igual forma que podemos sospechar de los correos electrónicos, también podemos hacerlo si recibimos mensajes de personas en nombre de alguna entidad de crédito por medio de las redes sociales. Las entidades oficiales no usan WhatsApp ni Facebook para contactar con sus usuarios, por lo que seguramente se trate de cuentas falsas en manos de timadores.

Si, pese a todo, no tenemos claro dónde es seguro pedir un préstamo online, podemos contactar con asociaciones de consumidores como la OCU o FACUA, cuyos asesores nos ayudarán dando la información que necesitamos.

¿Cómo saber si un préstamo es bueno?

Saber si es seguro pedir un préstamo y si, por ende, lo que nos ofrece la entidad es un crédito online fiable, es mucho más fácil llegados a este punto.

Si hemos analizado la entidad de crédito teniendo en cuenta las nueve indicaciones anteriores y, además, hemos seguido los siete consejos para evitar las estafas, es prácticamente imposible no encontrar un préstamo online bueno.

Solo queda ceñirse a cuestiones prácticas, como si podemos pedir un importe similar al que necesitamos; así como circunstanciales, en base a si se trata de un momento adecuado o si la emergencia económica lo merece, o no. Son cuestiones interpretables, cuya resolución queda a expensas de cada uno.

Fuente: ABC / El País

author

Autor del artículo:

Óscar Ahulló

Es redactor creativo publicitario y redactor web especializado en finanzas.
Biografía completa

Comentarios