La madurez de los créditos online

Fecha de publicación: 17.01.2019
La madurez de los créditos online

Los imprevistos. Siempre son ellos, los mismos. Son los únicos capaces de trastornar la rutina, los que siempre tememos ver aparecer cuando mejor van las cosas. Y cuántos problemas económicos traen consigo. Algunas veces los vemos venir y aun así es imposible esquivarlos, como ocurre con los gastos de las fiestas de Navidad o la vuelta al cole de los niños. En otras ocasiones, se estampan con nosotros al girar la esquina, presentándose por sorpresa junto con una factura de hospital o una avería en el coche. Y como ya sabemos cómo funcionan los imprevistos y las urgencias económicas que comportan, hay que estar preparados.

Con un crédito online en la manga

No importa cuán resistente y sólido sea el castillo de tu economía, los gastos imprevistos normalmente lo harán tambalear desde sus cimientos hasta las torres. Y cuando la inestabilidad acecha, no hay tiempo que perder. Los créditos online aparecen para ponernos a salvo. De hecho, y pese a ser un producto relativamente nuevo, hace un par de décadas que en España contamos con este recurso, que nos da acceso a cantidades de dinero no excesivamente altas que urge tener con tal de volver a poner en en equilibrio nuestra economía. Hasta hace unos años, los créditos estaban asociados a procedimientos bancarios complejos y engorrosos, además de estar considerados productos caros por sus altos intereses de devolución. A todo ello debemos sumarle la demora en el tiempo que conllevaba el tener que esperar una respuesta del banco, con respecto a su aprobación o denegación. Hoy en día, los créditos online viven en internet y son productos ligeros, fáciles de solicitar, cómodos y rápidos. Las cifras han bajado, sobre todo las pertenecientes a los intereses y a los días de espera con tal de conocer la resolución.

Viaconto
Importe de préstamo 600 € Quiero préstamo
Vivus
Importe de préstamo 300 € Quiero préstamo
OnlineCredit
Importe de préstamo 1 500 € Quiero préstamo

La evolución de los créditos online

La atención inmediata y personalizada es una de las ventajas más destacadas que presentan los créditos online. Los usuarios no necesitarán desplazarse a la sucursal de su banco nunca más, puesto que las oficinas de las entidades crediticias que ocupan actualmente este sector del mercado están en internet, disponibles a todas horas. Además, rellenar un formulario en línea será todo lo que cueste completar la solicitud del crédito, algo impensable si pensamos en un préstamo bancario tradicional. Son los propios requisitos de concesión otro de los pilares del éxito de este producto, que han llegado a ser mucho más flexibles y comprensivos que los tradicionales. Poco más se necesita que ser mayor de edad, tener vigente el DNI, ser titular de una cuenta bancaria con ingresos mensuales suficientes y ser titular de un numero de teléfono y un correo electrónico. Además, cabe añadir, como requisito indispensable, el no estar incluido en uno de los ficheros de morosidad como Asnef, es importante recordar que mantener deudas con terceros elimina prácticamente todas las opciones de recibir el crédito.

Proceso claro y transparente

Es importante hablar del procedimiento, uno de los aspectos que más ha cambiado y cuyas características se distancian de los préstamos bancarios tradicionales. Todos recordamos estos últimos, representados en papeles y más papeles repletos de cláusulas, tecnicismos y términos legales confusos e incluso engañosos que debíamos firmar con confianza ciega. El resultado era un elevadísimo interés que convertía la devolución en un gasto excesivo. Los microcréditos no funcionan de esa manera, puesto que en la página web de las entidades crediticias, toda la información aparece disponible para el cliente, y todo lo que quiera saber de más, puede conocerlo llamando por teléfono al servicio de atención al cliente. La transparencia en cuanto a los intereses, los plazos y los pagos es la clave. Algo muy buscado y valorado por los solicitantes de créditos. A ello, le podemos sumar la inmediatez de la respuesta, que llegará al cliente inmediatamente después de cualquier consulta al tratarse de un servicio permanente en línea que no entiende de horarios ni motivos.

 

Fuente: La República

Comentarios