¿Qué ocurre con los ficheros positivos de solvencia? (1ª parte)

Fecha de publicación: 19.11.2019
¿Qué ocurre con los ficheros positivos de solvencia? (1ª parte)

Cada vez son más los actores del mercado financiero, tanto expertos como usuarios, que reclaman la creación de ficheros de solvencia que acumulen historial financiero positivo.

Es una de las situaciones más peligrosas y delicadas que se pueden dar en las finanzas. Cuando incurrimos en impago, significa que hemos incumplido una fecha de pago de una cuota de devolución. Las consecuencias son múltiples, pero la más nefasta se llama morosidad.

Ser inscritos en un fichero de morosos puede complicarnos mucho la vida en términos financieros, ya que la condición de insolventes nos privará de acceder a muchos tipos de financiación

Solo computa lo negativo

Actualmente, podemos contar en España unos 63.000 millones de euros adeudados entre todos los insolventes, que conforman el 5,2% del total de tenedores de créditos del país. El restante 94,8%, supuestamente, está al día con el banco en sus devoluciones.

Esta gran cantidad de usuarios responsables es lo que ha motivado la petición de usuarios, juristas y expertos de la implementación de los ficheros positivos de solvencia.

En la Cirbe (Central de Información de Riesgos del Banco de España) aparecen inscritas la deudas superiores a 9.000 euros, se hayan devuelto o no. Y el resto de ficheros solo recogen los impagos, es decir, son negativos, como por ejemplo Asnef, gestionado por Equifax, o Experian. De forma que el fichero solo contiene información sobre morosos, y los bancos solo tienen acceso al fichero si van a registrar un impago más.

CreditoSi
Importe de préstamo 1 000 € Quiero préstamo
Vivus
Importe de préstamo 300 € Quiero préstamo
Monedo
Importe de préstamo 5 000 € Quiero préstamo

Criterio injusto e irresponsable

Sin embargo, existen unos ficheros que registran el historial crediticio completo de cada usuario, sin limitarse a sus deudas o impagos, sino también a su respuesta, responsabilidad y, en general, a su solvencia. Por si fuera poco, estos ficheros ya se aplican desde hace años en países del Reino Unido, Estados Unidos, Canadá –donde han conseguido reducir la tasa de morosidad en un 43%– y en parte de América Latina y África.

Patricia Suárez, presidenta de la Asociación de Usuarios Financieros (Asufin), lamenta que “ahora se concede un crédito sin considerar si eres un buen o mal pagador, sino si tienes o no garantías e ingresos suficientes para endeudarte. El problema es que puedes ser una persona con mucho dinero y propiedades y, al mismo tiempo, ser un moroso compulsivo”. 

Por su parte, el presidente del Consejo General de Economistas, Valentín Pich, se mostraba convencido de la necesidad de aplicar este tipo de ficheros durante una jornada sobre el crédito responsable: “Su uso puede tener un impacto positivo en los usuarios, porque tendrían un mayor acceso al crédito de una manera más responsable y en condiciones más competitivas, y en las entidades de crédito, reduciendo riesgos innecesarios por falta de información verificada; pero también en el propio sistema, al aportar mayor transparencia y control del sobreendeudamiento”.

Los bancos temen igualarse con sus clientes

Según Suárez, en España se necesita “voluntad, formación y conocimiento” para aplicar los ficheros de solvencia, además de un cambio de mentalidad por parte de los bancos, quienes temen el empoderamiento de sus clientes a raíz de estos ficheros. En realidad sí habría empoderamiento, ya que los clientes podrían negociar con el banco desde una posición mucho más igualada si tuvieran constancia de su situación como buenos pagadores.

Al fin y al cabo, esto es lo que ya lleva haciendo la app Fintonic desde hace años. Reúne información financiera del usuario y establece una calificación de solvencia o responsabilidad, que se traduce en fiabilidad para con su banco. La única diferencia es que en Fintonic, nadie salvo el propio usuario tiene acceso a esta valoración de solvencia.

Fuente: El País

Comentarios