Préstamos personales: ¿online o sucursal?

Fecha de publicación: 20.11.2018
Préstamos personales: ¿online o sucursal?

Los créditos online ya deben haberse colado en tu mente y en tus costumbres de forma que, cuando oyes hablar de ellos, ya no te suena a chino. Ya sabes lo que son y cómo se las traen. Muchos en España, aun sin estar muy metidos en el mundo financiero y crediticio, sabemos más o menos que un crédito online es un método de conseguir dinero rápido y cómodo, sin complicaciones de papeleos ni desplazamientos. No nos olvidemos de que los pioneros ofreciendo dinero son las entidades bancarias clásicas con sus préstamos conocidos, normalmente de mayor cantidad de dinero. Ahora mismo, son los máximos rivales, los peores enemigos, el derbi regional. Créditos online simbolizan comodidad e inmediatez; préstamos personales de oficina representan la tardanza y los desplazamientos a la sucursal ¿Sabemos, entonces, cuál de las dos opciones es mejor? A eso vamos.

El préstamo personal en una oficina bancaria

A lo primero que nos obliga este tipo de préstamo es a salir de casa. Esto supondrá una pega depende de para quién, pero es una diferencia, de las poco técnicas, fundamental. Tras haber paseado por varias sucursales, haber comparado entre sus ofertas y haberlas negociado con cada una, nos decidiéremos por una. Entonces, el agente que nos atiende nos solicitará información personal que se convertirá en la solicitud de préstamo.

El sistema de evaluación es clásico, es decir, manual y sin criterios de evaluación automatizados, por eso es posible que recibamos una respuesta de aceptación o denegación ente una semana o incluso 10 días después.

Si superamos la primera fase, esto es que nuestra solicitud ha sido “pre-aprobada” y que somos susceptibles, por nuestras características personales, de obtener el préstamo. Volveremos a salir de casa, pues, para depositar más documentos en la sucursal.

A partir de ahora empieza la fase dura del proceso de concesión. Es donde tendremos que superar los requisitos más exigentes. Si todo sale bien, volvemos a la sucursal, esta vez para firmar el contrato de préstamo. A partir de aquí, pasarán un par de días hasta que veamos el dinero aparecer en la cuenta.

Viaconto
Importe de préstamo 600 € Quiero préstamo
Vivus
Importe de préstamo 300 € Quiero préstamo
OnlineCredit
Importe de préstamo 1 500 € Quiero préstamo

El crédito personal online

Como hemos subrayado antes, lo primero que nos permiten las entidades crediticias online es solicitarlo desde casa y en pijama. Además, podemos solicitar más de uno al mismo tiempo. Esto no nos exime de la fase de comparación y decisión, la cual es indispensable para realizar una buena elección. Para esto, existen plataformas comparadoras de créditos online como ésta para tomar una decisión bien fundada.

En el portal web de la entidad por la que hayamos apostado, veremos que hay un formulario online. Es lo mismo que hemos rellenado con el agente bancario en la sucursal, pero requerir menos información y se puede cumplimentar rápidamente.

Una vez rellenados todos los huecos, solo tenemos que hacer clic en el botón adecuado y enviar el formulario. Lo bueno de estos casos es que en 15 minutos es posible que ya sepamos si se nos ha aceptado la solicitud o no. Esto nos da una ventaja enorme sobre los préstamos en oficinas. Si resulta que no puede ser, podemos probar con otra entidad, y en una hora podríamos recibir hasta cuatro rechazos. Para conseguir cuatro denegaciones en préstamos en oficinas bancarias necesitaríamos un mes, como mínimo.

Pero siendo optimista y suponiendo que tenemos la solicitud “pre-aprobada”, la entidad nos pedirá documentación más exhaustiva. Para ello, podemos escanearla y enviarla por correo, o bien vestirnos y presentarnos en la sucursal. Pero creemos que esto rompería el hechizo, ¿verdad?

Hay entidades que nos envían el contrato a casa, y hay otras que nos dan la posibilidad de firmarlo online con nuestra firma digital. Sea como sea, da igual, porque esto significará que se nos ha concedido el dinero.

Finalmente, se formaliza el contrato de crédito con su firma y solo hay que esperar a que la transferencia se haga efectiva.

No olvides que, si una condición se cumple en los dos métodos, es la de devolver el préstamo a tiempo. Si no lo haces e incurres en morosidad con intereses de demora incluidos, estarás en problemas, y las deudas no entienden de online ni offline.

 

Fuente: Diari de Tarragona

Comentarios