Manual de supervivencia de pequeño inversor

Fecha de publicación: 07.03.2018
Manual de supervivencia de pequeño inversor

La inversión es un arte, dicen algunos, pero para quien no tiene excesivos recursos, invertir puede ser, más bien, un triple salto mortal. El riesgo es alto y el daño… Pues lo cierto es que para Diego González, director de la asesoría financiera Bull4All, el daño es mínimo y, de hecho, menor al que conlleva “abandonar” nuestros ahorros en una cuenta. “Todo el mundo que tenga dinero excedente está obligado a invertirlo si quiere preservarlo”, afirma, tajante. Dejar el dinero parado en una cuenta, argumenta, es la mejor manera de deteriorarlo, por el efecto de la inflación. “Si una persona hubiese tenido sus ahorros en la cuenta corriente desde el año 2007 hasta hoy”, dicen desde la plataforma financiera onlineMicappital, “habría perdido un 20% de su valor por no estar invertidos”.

No obstante, también podría haberlo perdido todo si hubiera invertido en determinados productos de alto riesgo.

¿Podemos lanzarnos a la inversión con poco patrimonio? ¿Es posible, para un pequeño inversor, sobrevivir en su viaje?

Todo parece indicar que sí...

Acierta las preguntas para encontrar las respuestas

González te recomienda que te hagas las siguientes preguntas: “¿dónde invierto? ¿con qué plazo? ¿qué coste y qué fiscalidad tiene la inversión? ¿necesito la ayuda de alguien? ¿hay riesgos de plazo en las inversiones que quiero? ¿qué es para mí una buena rentabilidad y qué me ofrecen los activos en los que quiero invertir?”.

La clave es dejar de relacionar la inversión con pérdida, y empezar a asociarla con conservación. Tener poco dinero es más una buena razón para invertir que una excusa para no hacerlo. “En principio, es mejor tener una pequeña cantidad, porque si invierto 1.000 euros y me equivoco, puedo tapar el agujero, pero si meto decenas de miles de euros en malas inversiones, tengo un problema”, explica González. Sólo ciertos productos requieren cantidades mínimas de entrada, pero en general “ya no hace falta ser millonario para acceder a las mejores inversiones”.

Viaconto
Importe de préstamo 600 € Quiero préstamo
Vivus
Importe de préstamo 300 € Quiero préstamo
OnlineCredit
Importe de préstamo 1 500 € Quiero préstamo

El negocio de la cartera de inversión

Avanzaremos solamente cuando tengamos resueltas todas esas preguntas. El siguiente paso es definir nuestro perfil de inversor –conservador, moderado o agresivo-, el cual dependerá de nuestro patrimonio disponible y el tipo de activos en los que invirtamos. Nuestros activos deberán contener más renta fija y mercados monetarios cuanto más conservador sea nuestro perfil; y al contrario en cuanto más agresivo sea. Ya que la renta variable –acciones en Bolsa, por ejemplo- conlleva un mayor riesgo que la renta fija.

No obstante, el producto ideal para todo pequeño inversor es el fondo de inversión (ETF), por tener una fiscalidad “interesante”, según MiCappital. Aquí coincide el experto de finanzas de Ahorro, Antonio Gallardo, ya que productos como los fondos de inversión o los planes de pensiones no se sujetan a impuestos hasta su venta, aunque se reinviertan en otros productos de la misma categoría, y esto hace que su beneficio vaya acumulándose.

La ley de la diversificación

El ETF permite que podamos repartir nuestra inversión en multitud de bonos y productos de distintas compañías, y esto es clave para invertir arriesgando lo mínimo. Se llama diversificar, señalan en Miccapital. La diversificación es la forma de invertir más segura porque no acumula toda la apuesta en un solo factor, sino que la reparte globalmente, aumentando así las probabilidades de éxito y reduciendo el riesgo.

También existen otros métodos menos conocidos pero igualmente eficientes, como las plataformas automatizadas de inversión, que algunos llaman robo-advisor, y cuya tecnología permite la automatización de las operaciones. Se gestiona íntegramente online, y simula un índice de referencia a partir del cual se puede construir una cartera de valores.

 

Fuente: El País

Comentarios