Todos los detalles sobre las ayudas del Gobierno al alquiler por el coronavirus

author Óscar Ahulló Fecha de publicación: 20.05.2020
Todos los detalles sobre las ayudas del Gobierno al alquiler por el coronavirus

Las cuestiones planteadas tras las medidas del Gobierno acerca de los alquileres tienen respuesta. Microcréditos, impagos, cuotas condonaciones, ayudas… 

Los puntos que se resumen en este artículo contienen información relativa al Real Decreto-Ley que se publicó en el BOE, el pasado 31 de marzo, con relación a las ayudas a los alquileres por la crisis del coronavirus.

Si no podemos pagar la cuota

Lo primero que deben saber los inquilinos en situación de vulnerabilidad a causa de la pandemia es que, siempre que su arrendador sea un particular, pueden dirigirse a él para aplazar temporalmente el pago de la cuota de alquiler. A dicha petición, el arrendador responderá en un máximo de siete días laborables.

Cabe la posibilidad de que arrendador y arrendatario no lleguen a un acuerdo sobre la renta del alquiler, por lo que el inquilino podría solicitar un microcrédito, que obtendría de forma gratuita si se invierte exclusivamente en el pago del alquiler durante seis meses.

Este microcrédito será expedido por el banco del arrendatario y financiado por el Estado y el Instituto de Crédito Oficial (ICO). El plazo de devolución de este crédito es de seis años, prorrogables otros cuatro.

Tienen acceso al crédito…

Arrendatarios o inquilinos cuya situación económica se haya vuelto vulnerable a causa de la crisis económica por el coronavirus. Además, para obtener el crédito, el inquilino debe cumplir estos dos requisitos:

1. Que sus ingresos hayan disminuido a causa de un cambio en su situación laboral. Dicho cambio debe haber tenido como consecuencia la pérdida total del empleo, haberse visto afectado directamente por un expediente temporal de regulación de empleo (ERTE), o haber reducido su jornada laboral con motivo de hacerse cargo de una tercera persona. Como resultado de estas circunstancias, los ingresos de la unidad familiar que desee solicitar el crédito no deben haber superado los 1.613,52 euros en el mes anterior a solicitar el crédito.

Hay circunstancias en que este límite económico aumentará, haciéndose más permisivo:

  • Aumentará en 53,78 euros por cada hijo o mayor de 65 a cargo de la unidad familiar completa.
  • Aumentará en 80,67 euros por cada hijo o mayor de 65 a cargo de una unidad monoparental.
  • Aumentará hasta los 2.151,36 euros el límite de ingresos si algún miembro de la unidad familiar es dependiente, enfermo incapacitado o sufre discapacidad superior al 33%.
  • Aumentará hasta los 2.689,20 euros el límite de ingresos si el responsable del pago del alquiler sufre “parálisis cerebral, enfermedad mental, o una discapacidad intelectual de, al menos, el 33%, o discapacidad física o sensorial igual o superior al 65%, o enfermedad grave que incapacite a la persona o a su cuidador para realizar una actividad laboral”, según reza el texto normativo.

2. Que de los ingresos percibidos mensualmente por la unidad familiar, además de no exceder del límite cuantitativo fijado, sean destinados en más de un 35% a la cuota de alquiler, más gastos y suministros básicos.

Demostrar la vulnerabilidad

Dicha vulnerabilidad económica deberá quedar acreditada por el solicitante de la moratoria para poder obtenerla. Para ello, presentará los siguientes documentos:

  • Para acreditar el desempleo: el certificado expedido por la autoridad que gestiona las prestaciones por desempleo, y que muestre los ingresos mensuales en concepto de subsidios y ayudas por desempleo.
  • Para acreditar el cese de actividad por un autónomo: el certificado de la Agencia Tributaria con una declaración de lo sucedido efectuada por el solicitante del microcrédito.
  • Para acreditar cuántas personas componen la unidad familiar: el libro de familia y el certificado de empadronamiento de las personas en cuestión.
  • Para acreditar que se es titular de ciertos bienes: una nota simple del Registro de la Propiedad.

El Real Decreto contempla que algunos de estos documentos no puedan obtenerse debido a las medidas de prevención del contagio del virus, y para sustituirlos permite una declaración responsable con los motivos expuestos.

Problemas en la devolución del crédito

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana también ha previsto los casos en que los beneficiarios del crédito no puedan devolverlo a tiempo. Por eso, se ha creado el Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 de ayudas al alquiler.

Esta ayuda contempla una prestación de hasta 900 euros al mes, de la renta total del alquiler impagado, o el total de las cuotas mensuales de devolución del préstamo que restan impagadas.

Si el arrendador no es particular

Puede darse el caso de que el propietario de la vivienda donde se aloje el inquilino económicamente vulnerable no sea un particular, sino un gran propietario como, por ejemplo, una empresa, una entidad pública de vivienda, o un particular con más de diez inmuebles propios en la ciudad o con 1.500 metros cuadrados de superficie. En estos casos, el inquilino puede solicitar “el aplazamiento temporal y extraordinario en el pago de la renta, siempre que dicho aplazamiento o la condonación total o parcial de la misma no se hubiera conseguido ya con carácter voluntario por acuerdo entre ambas partes”, según el texto legal.

Si el gran propietario no accede a la propuesta del inquilino, deberá proponer, antes de siete días, una de estas soluciones:

  • Un 50% de descuento en las mensualidades del alquiler que entren en el estado de alarma, pudiendo ampliarse hasta cuatro mensualidades.
  • Una suspensión o moratoria del pago del alquiler mientras dure el estado de alarma y hasta cuatro meses después. Según la normativa, “la persona arrendataria no tendrá ningún tipo de penalización y las cantidades aplazadas serán devueltas a la persona arrendadora sin intereses”.

Cabe destacar que el inquilino beneficiario del Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 también puede obtener la financiación mediante minicréditos avalados por el Instituto de Crédito Oficial (ICO).

El contrato se prorroga si termina ahora

En el caso de que sea la vivienda habitual del inquilino lo que se alquila, finalizando el contrato antes de retirarse el estado de alarma, éste se prorrogará hasta seis meses más. Durante estos meses de prórroga, no podrá modificarse el precio del alquiler, al dictar la norma que “se seguirán aplicando los términos establecidos para el contrato en vigor”.

Prohibidos los desahucios

El Decreto-ley en cuestión impide la realización de desahucios que afecten a unidades familiares cuya situación económica se considera vulnerable, mientras dure el estado de alarma. El inquilino afectado deberá acreditar ante el juez que sus problemas se derivan de la crisis del coronavirus y que es incapaz de proporcionarse otra vivienda por la misma causa. El Letrado de la Administración de Justicia será quien valore la situación de cada caso y, si resulta procedente, anulará el lanzamiento del hogar amenazado “por el tiempo estrictamente necesario, atendido el informe de los servicios sociales”, tal y como puede leerse en el Real Decreto-ley.

Fuente: El Páis

author

Autor del articulo:

Óscar Ahulló

Es redactor creativo publicitario y redactor web especializado en finanzas.
Biografía completa

Comentarios