Si es la primera vez que te ronda la mente solicitar un crédito online...

Fecha de publicación: 27.06.2019
Si es la primera vez que te ronda la mente solicitar un crédito online...

No son pocos, precisamente, los que terminan solicitando un crédito online tras verse apurados en su economía personal. El proceso suele repetir las fases, desde la aparición de un gasto imprevisto –como un recibo de la luz, una factura del taller o una sanción administrativa– hasta la efectiva solicitud del préstamo en Internet, pasando antes por una minuciosa elección de la entidad crediticia y del producto.

Ahorrar es algo necesario, pero no siempre es posible… O no siempre llegamos a acumular una cantidad de dinero que nos permite cubrir la necesidad surgida, por lo que terminamos recurriendo a la ayuda que proporcionan los créditos online.

Aquí podemos encontrar la solución por la vía rápida para nuestros estudios, las reformas de nuestro hogar, un viaje, un coche, el consumo en general, etc.

Pese a todo ello, todavía hay un amplio segmento vacío en el mercado de los préstamos personales online. Mucha gente no se atreve a solicitarlos, y como en un alto porcentaje, esto se debe a la desinformación, en este artículo brindamos conocimiento básico sobre este conocido producto financiero.

Requisitos para solicitar un préstamo personal online

Si estamos pensando en solicitar un préstamo y es la primera vez que algo así nos ronda la mente, es necesario saber si cumplimos los requisitos para hacerlo. En esta lista se encuentran las condiciones básicas que debemos cumplir y que la gran mayoría de entidades exigen de sus clientes, teniendo en cuenta que, según la entidad, puede variar alguno que otro.

  • Tener, como mínimo, 18 años de edad.
  • Estar en posesión de un carné de identificación legal y en vigor. Éste puede ser el DNI, el pasaporte o el permiso de conducción, por ejemplo.
  • Acreditar solvencia económica; es decir, que no mantenemos deudas económicas con terceros.
  • En el caso de estar endeudados, que dicha deuda no sobrepase cierta cantidad.
  • Aunque no es común exigir un avalista, sí se exige una garantía de capacidad para devolver el préstamo.
  • Un documento que demuestre que gozamos de ingresos recurrentes y suficientes en nuestra cuenta bancaria, como una nómina.
  • Una copia de la declaración de la Renta.
  • En ocasiones, documentación de nuestra vivienda como las escrituras o el contrato de alquiler.
  • En la mayoría de los casos, no figurar inscritos en un fichero de morosidad, como el ASNEF.
CreditoSi
Importe de préstamo 1 000 € Quiero préstamo
Vivus
Importe de préstamo 300 € Quiero préstamo
Monedo
Importe de préstamo 5 000 € Quiero préstamo

Casos en los que es mejor pedir un préstamo personal

La solicitud de un crédito rápido online siempre se debe a una necesidad económica relativamente urgente. Dada la naturaleza de estos productos, suelen tratarse de cantidades pequeñas –como una visita al médico o la factura del fontanero– aunque existen entidades que ofrecen préstamos de importe mucho mayor, como el requerido para la adquisición de un vehículo o de una vivienda.

Si comprobamos que lo que hay en la hucha no alcanza para pagar lo que debemos, la mejor opción de financiación es un crédito online con una cantidad ajustada y un plazo de devolución permisivo.

Solicita con precaución

Lo más importante para terminar saldando nuestra deuda no es obtener el crédito que buscamos, sino elegir el más acorde a nuestra situación. Para eso están las plataformas de comparadores de préstamos. Recuerda, nuestra economía es vulnerable, por eso es crucial escoger el que mejores condiciones, cantidades y plazos nos ofrezca, siempre en relación con nuestra realidad, para no terminar pagando demasiado o incurriendo en morosidad por quedarnos sin tiempo para devolver las cuotas.

Cuando firmemos el contrato de préstamo, no hay que olvidar nunca comprobar todas las condiciones de amortización: intereses, comisiones, cuotas mensuales… Recuerda que se trata de una inversión, y que si la hacemos sin cuidado, puede terminar dañando nuestra salud financiera.

Comentarios