Recomendaciones para asegurar las vacaciones de verano

Fecha de publicación: 29.05.2018
Recomendaciones para asegurar las vacaciones de verano

El calor acecha y ése es un síntoma veraniego. El verano también suele ser un síntoma vacacional, o más bien a la inversa, de todos modos no cambia el desenlace: quien más, quien menos, (casi) cogemos vacaciones. Y estamos en las de siempre, queremos que nos salgan cuanto más baratas, mejor. Para eso, la clave es planificar con tiempo. Sin embargo, el día a día está sometido a una cantidad de gastos que pueden poner en duda la viabilidad de nuestras “vacas”.

Por eso traemos una serie de consejos de Antonio Ballester, de Tomarial abogados y experto en la materia.

Objetivo

Se empieza por fijar un objetivo de ahorro a medio plazo. Definir la cantidad de dinero que queremos ahorrar y en qué la vamos a invertir. En este caso, la diana son nuestras vacaciones de verano.

Planificación de efectivo

“Es muy importante la planificación y la previsión de tesorería. Ir ahorrando mensualmente para tratar de cumplir los gastos marcados", explica Ballester. “Es decir, si pensamos que en vacaciones vamos a gastar 'x', destinar un determinado dinero del mes a ahorrarlo para llegar a esa cifra. Puede ser mediante transferencias a otra cuenta de ahorro o instrumento financiero como un fondo de inversión”, cuenta.

Optimización de gastos

Asegura Ballester que “los gastos fijos como suministros de la vivienda, préstamos hipotecarios, o impuestos, salvo fuerza mayor, no interesa aplazarlos, pues se trata de gastos recurrentes a los que todos los años vamos a tener que hacer frente. Sin embargo, sí que deberíamos intentar optimizarlos». Para ello, aconseja «acudir a otros operadores de comercialización que nos los pueden abaratar”.

Viaconto
Importe de préstamo 600 € Quiero préstamo
Vivus
Importe de préstamo 300 € Quiero préstamo
OnlineCredit
Importe de préstamo 1 500 € Quiero préstamo

Mientras tanto, AVACU –Asociación Valenciana de Consumidores y Usuarios- incorpora ideas de ahorro diario y energético, que cuidan tanto de nuestras facturas como del medio ambiente.

Vacaciones

La clave que nombrábamos al principio: si vamos a reservar un vuelo, es mejor comprarlo con toda la antelación posible, y lo mismo con el alojamiento. Estos servicios tienden a encarecerse a medida que se acerca la fecha. Para cubrir la incertidumbre que pueda causar la antelación, no está de más contratar un seguro de cancelación que mantenga nuestra inversión a salvo.

AVACU también aconseja que permanezcamos atentos a las promociones de las agencias de viaje, quién sabe si nos saldría bien la jugada.

Productos financieros

Éste es un clásico. Cuidado con los bancos si vamos a adquirir cualquier tipo de producto financiero. Un crédito puede salvarnos las vacaciones pero también convertir nuestra vuelta en una pesadilla sin remedio. Por eso, siempre ojo con la letra pequeña.

“Aunque los intereses están bajos en la actualidad, pueden diferir bastante en función del banco y del tipo de producto: nunca serán iguales los intereses de un crédito rápido o una tarjeta 'revolving' que los de un préstamo personal”, explica AVACU.

Electricidad

Los electrodomésticos son sus mayores consumidores, pero con un uso efectivo de estos, puedes ahorrar una cantidad importantísima de energía. Esto significa, por ejemplo, poner la lavadora o el lavavajillas sólo cuando estén totalmente llenos. Para el verano, AVACU aconseja no abrir constantemente la nevera, pues el frío se escapa fácilmente.

Agua

AVACU insiste en que “consumir sólo el agua que necesitemos no sólo es responsable desde el punto de vista ambiental, sino también eficiente desde el del ahorro, ya que de nuestro consumo de agua dependerá también el coste de otras variables –como impuestos sobre saneamiento o basura- que se incluyen también en nuestra factura”, Además, recomienda una serie de actuaciones “eco”, como colocar grifos con limitadores de presión; sustituir los grifos independientes para el agua fría y caliente por un monomando; no permitir que ningún grifo gotee; asegurarse de que la cisterna del inodoro no tiene fugas; y ducharse responsablemente.

Aire acondicionado

“La climatización es el mayor consumidor de energía durante el verano. Para mejorar su eficiencia y evitar gastar más de la cuenta es muy importante contar con un buen aislamiento en puertas y ventanas, ponerlo a una temperatura moderada (entre 22 y 24 grados) y realizar un mantenimiento adecuado del aparato”. A todo ello, AVACU añade la importancia de utilizar “persianas, toldos y cortinas para evitar la entrada del sol”.

 

Fuente: Las Provincias

Comentarios