¿Quién viene a comprar viviendas en España? (Parte 1)

Fecha de publicación: 03.12.2019
¿Quién viene a comprar viviendas en España? (Parte 1)

Cada vez son más los ciudadanos extranjeros los que optan por adquirir una vivienda en propiedad en España. De hecho, el 17% de las compras de inmuebles las realizan ellos. Analizamos su perfil.

El mercado inmobiliario es inestable en España, especialmente en lo relativo a la compraventa de viviendas. Sin embargo, un factor que se mantiene desde hace años en su nivel, y sin expectativas de cese, es el de la adquisición de viviendas por parte de b. Casi un 20% de las viviendas que se venden en España cada trimestre las adquieren ciudadanos de otros países. “No hay previsión de que esto mengue”, prevé el subdirector de la agencia inmobiliaria Donpiso, Emiliano Bermúdez. “Evidentemente, tanto el Brexit como otras inestabilidades sociales o económicas podrían frenar esta buena senda, pero no sentimos preocupación al respecto, puesto que el interés de los extranjeros por España se mantiene”, añade.

Es un buen momento, entonces, de analizar el perfil de estos compradores forasteros. 

En cantidad

Como se ha indicado, cerca de 2 de cada 10 contratos de compraventa de inmuebles españoles lo firman personas foráneas. En concreto, en el segundo trimestre de 2019 se hicieron con 24.900 operaciones, según el INE. 

Llama la atención que, en el mismo trimestre del año 2009, un año marcado por la recesión económica mundial, solo un 5% de los compradores de inmueble en España eran extranjeros. Ahora y desde 2013, el porcentaje ha estado oscilando entre el 15,80% y el 17,95% del total de operaciones en España.

CreditoSi
Importe de préstamo 1 000 € Quiero préstamo
Vivus
Importe de préstamo 300 € Quiero préstamo
Monedo
Importe de préstamo 5 000 € Quiero préstamo

En procedencia

“Entre los que invierten en una vivienda vacacional, destacan los británicos, que continúan siendo el principal comprador, al copar el 14% de las adquisiciones realizadas por extranjeros”. En este sentido, Bermúdez cree importante distinguir a los foráneos residentes en su país de origen que compran una vivienda aquí como segunda residencia, y aquellos extranjeros que lo hacen por el hecho de trabajar y, por ende, vivir aquí.

Detrás de los británicos se sitúan los franceses y alemanes, ambos con una representación del 7% de las adquisiciones totales extranjeras.

Los británicos son también los clientes más importantes para la promotora Aedas Homes. Esta es la clasificación por volumen de negocio en España con clientes no españoles:

  • Británicos: 9,7% del total de operaciones con clientes no españoles.
  • Suecos: 9,1%.
  • Belgas: 8,8%.
  • Chinos: 8,3%.

José Ignacio Fernández, director territorial de la empresa en Costa del Sol, destaca que, en cambio, “los rusos han perdido algo de peso, descendiendo al séptimo lugar (5,6%)”.

En características

Simone Colombelli, director de Hipotecas del comparador bancario iAhorro, prefiere clasificarlos en tres áreas distintas para definir sus rasgos principales.

Los europeos, en primer lugar, “tienen un gran poder adquisitivo y suelen comprar viviendas por las vacaciones; algunos de ellos son inversores en grandes ciudades”. Además, como gozan de una economía saneada, no suelen solicitar financiación y, si lo hacen, es por debajo del 60% del valor de compra.

También están los no europeos, que tienen un “perfil más ajustado”, ya que renuncian a comprar inmuebles valiosos del centro y optan por zonas residenciales periféricas. 

Finalmente, Colombelli señala un perfil “mixto” y, a la vez, lo define como “uno de los casos más comunes, que “suele comprar en las grandes ciudades, tiene un perfil más premium y menos dificultades a la hora de acceder a la financiación”.

En intenciones

En Aedas Homes ya conocen perfectamente las preferencias de este tipo de comprador. Se cumplen tres condiciones o características que esperan que tenga la vivienda ideal para ellos:

  • Debe ubicarse en una ciudad con buena comunicación al resto de Europa, desde donde sea sencillo y cómodo viajar a otros países.
  • La oferta de la ciudad debe ser atractiva y abundante: ocio, cultura, gastronomía…
  • El clima debe ser perfecto: primaveral, soleado y suave.

“El cliente internacional se toma muy en serio también la sostenibilidad y valora mucho la presencia de terrazas de grandes dimensiones y con buenas vistas”, concluye Fernández.

Fuente: El País

Comentarios