Préstamos rápidos y mini créditos online: la diferencia está en los requisitos

Fecha de publicación: 22.01.2019
Préstamos rápidos y mini créditos online: la diferencia está en los requisitos

Hablando de economía, no es una locura afirmar que nos encontramos, desde hace unos cinco años, inmersos en la era de los micro préstamos online. Tal es así que este producto se ha convertido en una solución recurrente para quienes necesitan solventar imprevistos económicos, satisfacer algún capricho o cumplir con las expectativas de un proyecto. Lo que muchos usuarios puede que no sepan es que un préstamo rápido no es exactamente lo mismo que un mini crédito. Entre otras cosas, se distinguen por un aspecto fundamental en estos productos y que veremos más adelante: sus requisitos de aceptación

Préstamos rápidos online

Se trata de préstamos personales como otros cualesquiera, con la particularidad de que su gestión se lleva a cabo online. Suelen ofrecer préstamos de entre 1.000 y 30.000 euros a los clientes, mientras que sus tipos de interés anual oscilan entre el 7% y el 17%. Conocidas las cantidades que se manejan en los préstamos rápidos, es de suponer que son un producto orientado a sufragar proyectos como reformas de hogar, gastos de formación, vacaciones familiares, etc.

Mini créditos online

Aquí, hablamos principalmente de lo mismo –préstamos personales realizados a través de Internet– excepto del dinero que se ofrece. El importe al que aspira el solicitante es mucho menor: desde 50 hasta 1.000 euros, habitualmente. Lógicamente, el plazo de devolución desciende respecto de los préstamos rápidos, hasta ser de entre 15 y 60 días. Su función también cambia, puesto que es imposible realizar las mismas inversiones con tanto menos dinero, y su destino suelen ser la superación de una leve emergencia económica o un imprevisto, como máximo, incómodo para nuestra cartera. Veamos pues ahora cuáles son las diferencias fundamentales que convierten a estos productos en el objeto de públicos tan distintos. El tipo de interés y los requisitos de aceptación son los dos rasgos que ponen distancia de por medio entre los préstamos rápidos y los mini créditos.

Viaconto
Importe de préstamo 600 € Quiero préstamo
Vivus
Importe de préstamo 300 € Quiero préstamo
OnlineCredit
Importe de préstamo 1 500 € Quiero préstamo

Requisitos de los préstamos rápidos

Al tratarse de cantidades altas e intereses bajos, las condiciones a cumplir por el solicitante importantes:

En primer lugar, el solicitante debe ostentar la mayoría de edad y ser residente en España, además de tener su DNI en vigor.

Además, sin una cuenta bancaria con acceso online será imposible que la entidad crediticia realice la transferencia a su favor.

Como tercer requisito, deberá acreditar la obtención de ingresos regulares y suficientes que le proporcionen a la entidad la garantía de poder asumir las devoluciones del préstamo rápido. La exhaustividad de la comprobación dependerá de la cantidad solicitada.

Para los préstamos de cantidades muy altas, algunas entidades pueden requerir avales.

Finalmente, es fundamental que el solicitante no figure inscrito en ficheros de morosidad, como ASNEF. Si mantiene deudas con un tercero, la entidad le rechazará como cliente al demostrar que no es capaz de cumplir sus deudas.

Requisitos de los mini créditos online

En estos casos, las cantidades bajas que se gestionan provocan una disminución en la exigencia de los requisitos. Aun así, los requisitos básicos de la mayoría de edad, la residencia española y el DNI válido nunca se pasan por alto. Asimismo, también coincide el requisito de poseer la titularidad de una cuenta bancaria con acceso a internet, sin la cual sería imposible recibir el dinero del mini crédito en transferencia.

Por descontado, la entidad esperará del solicitante que acredite unos ingresos recurrentes en su cuenta bancaria mediante pensiones, prestaciones por desempleo o nóminas, que deberán presentarse si la entidad crediticia así lo estima conveniente. Por supuesto, si estos ingresos no son suficientes o no están declarados, será como si no existieran.

Algunas entidades pretenden convencer a sus clientes de que aparecer en listas de morosos, si la deuda es pequeña –menos de 1.500 euros–, no elimina directamente sus opciones de obtener el mini crédito. Eso sí, siempre y cuando el acreedor no sea otra entidad similar a la prestamista.

Por último, cabe siempre señalar que ni un producto ni el otro son baratos, sino que suponen una inversión exigente y de riesgo. Por eso, antes de contratarlos, se aconseja estudiar la situación y tomar una decisión con sentido de la responsabilidad.

 

Fuente: El Boletín

Comentarios