Posibles escenarios ante una reclamación de la prestación por ERTE

author Óscar Ahulló Fecha de publicación: 23.06.2020
Posibles escenarios ante una reclamación de la prestación por ERTE

Si todavía no has cobrado la prestación por el ERTE, te ofrecemos una breve guía con los pasos para solicitar el pago.

Los Expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) aprobados en España en los tiempos de crisis sanitaria no han sido pocos, sino todo lo contrario. Este es uno de los motivos por los que, según Yolanda Díaz, ministra de Trabajo del Gobierno de España, reconoció hace unos días que, pese a haberse pagado ya a 3.3 millones de beneficiarios, todavía quedan afectados por cobrar la prestación del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) que les corresponde. Es el enorme número de ERTE lo que ha colapsado la gestión administrativa a este respecto.

Lucía Gómez Barba, abogada del despacho Sanahuja Miranda, insiste a todos aquellos que todavía no han percibido la prestación en que “lo más conveniente es esperar”.

Paso 1, informar a la empresa

Pero hay alternativas a cruzarse de brazos y esperar. Si eres uno de los afectados y necesitas hacer algo, una buena idea es presentar una reclamación ante el SEPE. Gómez avisa, no obstante, de que “este podría tardar bastante tiempo en contestar”.

Y ¿cómo presentar dicha reclamación?

Es muy sencillo: lo primero es hablarlo con el empleador, ya que el ERTE lo ha procesado la empresa donde el afectado está contratado. En consecuencia, todas las formalidades relacionadas con el ERTE deben ser comunicadas a la empresa e incorporadas al expediente laboral del afectado. La comunicación con el empleador puede hacerse vía llamada telefónica o correo electrónico.

Qué hacer si la prestación es denegada

Después, se contemplan dos escenarios para hacer formal la reclamación ante el SEPE.

Escenario 1: la Administración responde comunicando que la prestación por ERTE ha sido denegada o anunciando una cantidad inferior a la que espera recibir el afectado. A partir de la recepción de la comunicación, el trabajador cuenta con 30 días hábiles para presentar reclamación.

Según Gómez, “en circunstancias normales, esta reclamación se entrega de forma presencial en las oficinas del SEPE, pero durante el confinamiento era posible hacerlo por vía telemática o correo certificado”.

El plazo para contestar de la Administración caduca a los 45 días. Si no recibe noticias, el afectado puede recurrir a la vía judicial mediante demanda ante los Juzgados de lo Social, para lo cual dispondrá de otros 30 días hábiles.

Cobrar, pero sin ver el dinero

Escenario 2: “La segunda posibilidad es que tengamos reconocida la prestación, pero no nos llega el dinero a nuestra cuenta”, explica Gómez.

La experta admite que este es el caso más común.

¿Qué hacer en esta situación?

El afectado podrá, desde un día después al efectivo para cobrar la prestación, presentar una reclamación ante el SEPE, pero esta vez será de carácter patrimonial, también ante las oficinas de este organismo.

Como ejemplo de plazo, si el trabajador tiene derecho a cobrar la prestación del mes de mayo el día 10 de junio, el plazo para reclamar empezará el 11 de junio.

En este escenario, la Administración goza de un plazo bastante más amplio de margen para la respuesta: en seis meses comunicará el veredicto al interesado. Puede, sin embargo, no haber respuesta, lo que deberá interpretarse como una resolución negativa que desestima la reclamación –lo que se denomina silencio administrativo.

Esta circunstancia abre las puertas al afectado para recurrir a la vía judicial mediante demanda, como en el escenario primero. La demanda deberá ser interpuesta ante el Juzgado de lo Social antes de transcurridos dos meses desde la efectividad del silencio administrativo –entendiéndose este por la fecha en que se cumplan los seis meses de plazo para la respuesta expresa de la Administración– o desde la fecha concreta en que se recibió la denegación expresa administrativa, en el caso de haberla.

Fuente: iEl Páis

author

Autor del artículo:

Óscar Ahulló

Es redactor creativo publicitario y redactor web especializado en finanzas.
Biografía completa

Comentarios