Peligros de reunificación de deudas

Fecha de publicación: 12.09.2017
Peligros de reunificación de deudas

La reunificación o consolidación de deudas es una operación financiera que consiste en juntar todos los préstamos existentes bajo un único crédito con el interés más bajo y el plazo de reembolso más largo. La reunificación de deudas puede ser de gran utilidad en algunas situaciones, para aquellas personas que prefieren agrupar todos los préstamos vigentes en uno solo para tener un mejor control de los pagos y así reducir la cuota a pagar cada mes. No obstante, esta operación conlleva también algunas desventajas y riesgos.

En total pagarás más

En general, consolidar las deudas significa cancelar todos los préstamos actualmente contratados y pedir un nuevo, cuyo importe sea igual a la suma de todos los préstamos anteriores. El principal inconveniente es que al final acabas pagando más, ya que:

Como aumenta el plazo de amortización aumenta también la suma de los intereses que tendrás que pagar. Entonces, la reunificación de deudas te permite hacer frente a tus préstamos pagando una sola cuota mensual reducida, sino en total pagarás más.

Otro factor que influye el coste de la consolidación es el pago de varias comisiones adicionales, dependiendo del tipo de préstamos que tienes contratados. Por ejemplo, comisiones o penalizaciones por cancelaciones anticipadas, gastos de notaría, registro e impuestos, comisiones y desembolsos de la apertura del préstamo nuevo, etc. En total, reunificar las deudas suele ser una operación demasiado costosa.

Puedes perder tu casa

Aunque en teoría es posible realizar la reunificación de deudas en un único préstamo sin contratar una hipoteca, en la práctica suele ser complicado. No todas las entidades financieras facilitan este producto. Será necesario aportar otro tipo de garantía, por ejemplo un avalista o empeño de sueldo. Además, contratar un préstamo sin garantía hipotecaria implica menor plazo que un préstamo hipotecario, lo que significa que la reducción de cuota mensual será menor.

Viaconto
Importe de préstamo 600 € Quiero préstamo
Vivus
Importe de préstamo 300 € Quiero préstamo
OnlineCredit
Importe de préstamo 1 500 € Quiero préstamo

Entonces, la alternativa son los créditos de consolidación de deudas con garantía hipotecaria, donde pones tu vivienda como la garantía en caso de que no podrás reembolsar el crédito de consolidación contratado. Los préstamos hipotecarios ofrecen importes significativos a reembolsar en un plazo largo, sin embargo, este tipo de financiación conlleva un gran riesgo de perder la propiedad puesta como garantía.

Cuidado con las ofertas fraudulentas

Desafortunadamente existen compañías que solo quieren aprovechar la oportunidad para engañar a la gente en una situación difícil. Especialmente si estás buscando fuera del sector bancario, siempre ten mucho cuidado a la hora de la búsqueda de la entidad financiera que ofrece los préstamos de reunificación. Para beneficiarse de la operación y no caer en más problemas, es recomendable comparar distintas ofertas de préstamos, utilizando un comparador de hipotecas, para encontrar la mejor oferta que se ajuste a tu perfil financiero.

Fíjate con mucha atención en todos los parámetros de la oferta y consulta toda la información disponible, no sólo el interés o la cuota, sino todos los honorarios de intermediarios, comisiones y gastos adicionales. Si no estás seguro de que estás capaz de analizar y evaluar todo lo que se necesita, o tu situación está más complicada, dirígete sin dudas a un especialista para pedir ayuda.

Debes saber que unificar todas tus deudas en un único préstamo puede traerte grandes ventajas si lo haces con criterio. Recuerda también que esta será la última oportunidad que te prestará el banco, de manera que si la desaprovechas puedes acabar perdiéndolo todo.

Comentarios