Origen, razones y consecuencias de los barrios de moda en España

Fecha de publicación: 06.09.2018
Origen, razones y consecuencias de los barrios de moda en España

Si algo hay que no pasará nunca de moda son los ciudades; y si algún tema va a estar siempre en boca de todos es la elección de una vivienda. Eso es incuestionable. Lo que sí viene y va, crece y decrece, florece y marchita, son los barrios. Cada ciudad trata a sus barrios de una forma y a cada uno diferente. Esto hace que siempre haya barrios de moda y otros que poco a poco se alejan de la mano de… ¿El alcalde?

Los barrios de moda están muy bien para pasear, tomar una copa, elegir restaurante… Y, sobre todo, para vivir.

Pero el problema viene cuando nos enteramos de que vivir en un barrio de moda no es tan sencillo. O lo que no es tan sencillo es pagarlo.

Las viviendas situadas en estos barrios de las grandes ciudades de España cuestan entre un 5% y un 20% más que el resto, y las cantidades suelen oscilar entre los 250.000 y los 300.000 euros, según los datos proporcionados por la inmobiliaria Barnes Spain.

Los barrios de moda

Si buscamos en cinco de las mayores ciudades de España –Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla y Bilbao–, en todas encontraremos barrios simbólicos que ilustran el espíritu cultural de la ciudad y que podemos catalogar como barrios de moda: Chamberí, Lavapiés, La Latina y Malasaña, en Madrid; Grаcia, Sant Antoni, Horta y La Barceloneta, en Barcelona; Russafa, El Carmen y Cabanyal, en Valencia; Triana, La Macarena y Los Remedios, en Sevilla; o 'Bilbao la Vieja', en Bilbao.

Según podemos saber gracias a la inmobiliaria, las características de las viviendas dependen de la obsolescencia de su parque de viviendas. Ahora se lleva tener mucho espacio en casa, con ese adjetivo tan en alza: diáfano. Se buscan estancias amplias, salones luminosos, techos altos y superficies bien aprovechadas. Se pretende, mayormente, reformado o con un estilo arquitectónico concreto y un diseño interior propio.

Emmanuel Virgoulay es el socio y fundador de Barnes Spain, y sabe bien lo que conlleva que un barrio se ponga de moda: la demanda aumenta, pues a casi todos se nos hace la boca agua al pensar en vivir entre sus calles, mientras que los propietarios vendedores se aprovechan para subir el precio y exprimir al máximo su privilegiada ubicación. El resultado es un enorme valor añadido para el barrio.

Viaconto
Importe de préstamo 600 € Quiero préstamo
Vivus
Importe de préstamo 300 € Quiero préstamo
OnlineCredit
Importe de préstamo 1 500 € Quiero préstamo

El objetivo de los jóvenes

Sabiendo todo esto, ¿conocemos al público objetivo de estas viviendas? Tal vez nos sorprenda, pero el perfil de comprador más habitual es joven, que busca una ubicación excelente con todos sus sitios de interés cerca, restaurantes, bares, galerías, librerías… En definitiva, cultura y gastronomía al girar la esquina.

También hay inversores en busca de oportunidades de negocio, como puede ser la posterior venta del inmueble por un precio más alto.

Es la pescadilla que se muerde la cola: los propietarios piden más por su piso y en la realización de la venta, que conlleva, a su vez, el cambio de propietarios, reside el rejuvenecimiento del barrio. Cada vez está ocupado por más jóvenes de alquiler y/o estudiantes.

Según Barnes Spain, hay muchos motivos que desencadenan la tendencia al alza de un barrio determinado. El auge del turismo es un factor esencial, puesto que lleva a mejorar las infraestructuras, aparecen nuevos locales, enfocados al arte y la gastronomía; se infla la oferta cultural y esto atrae a más público. Y qué mejor que calles peatonales y zonas verdes para poner la guinda a un paseo urbanita por el barrio.

Pero también entra en juego otro tipo de vertientes que revalorizan la zona de forma paralela: el transporte público con líneas de metro o autobús; la apertura de centros educativos; o un ejemplo real muy curioso acaecido en Barcelona, donde se cerró definitivamente la cárcel La Modelo, en el barrio del Eixample, y automáticamente se revalorizaron las viviendas de alrededor.

 

Fuente: El Mundo

Comentarios