Nuestros amigos los mini créditos

Fecha de publicación: 07.12.2017
Nuestros amigos los mini créditos

Los mini créditos son un tipo de préstamo personal de pequeñas cantidades –que oscilan entre los 100 y los 500 euros-, de rápida amortización y con requisitos poco exigentes. Tanto entre particulares como entre pequeñas empresas, es un recurso cada vez a mano para hacer frente a ciertos desembolsos imprevistos.

El secreto de su éxito reside en la dificultad que supone hoy en día obtener un crédito por parte de entidades bancarias, entre otras cosas, por la exigencia de reunir avales, un buen perfil financiero y demás requisitos financieros difíciles de cumplir. Muy al contrario, para obtener un mini crédito, prácticamente ninguna de las exigencias anteriores son requeridas.

Otro de los motivos que explican el porqué de su triunfo generalizado está en las dificultades económicas que sufre gran parte de la población, debido a la inestabilidad o inseguridad económica que todavía acusan. En estos casos, un gasto inesperado puede comportar un serio problema en nuestra salud económica. Otra veces, en lugar de un imprevisto, puede tratarse de un capricho al que es difícil resistirse.

Principales ventajas de los mini créditos

Para solicitar un mini crédito basta con tener acceso a internet. No importa adonde te encuentres, si estás de vacaciones o en la oficina, en tu casa o en la de un amigo. Lo único que necesitarás es conexión Todo lo demás es entrar en la página web o aplicación y darle a un par de botones para solicitarlo.

Evidentemente, las sucursales virtuales no entienden de fechas ni de horarios. Internet abre todos los días y a todas horas, por eso no será un problema solicitar un crédito, por ejemplo, a las cuatro de la madrugada mientras el mundo duerme.

Viaconto
Importe de préstamo 600 € Quiero préstamo
Vivus
Importe de préstamo 300 € Quiero préstamo
OnlineCredit
Importe de préstamo 1 500 € Quiero préstamo

El proceso es rápido y muy sencillo, y cuando accedes a una de estas webs lo primero que vemos es un simulador en el que indicar la cantidad deseada y el tiempo que necesitas para devolver el dinero. Así se te mostrarán los intereses que vas a tener que reembolsar. Si estás conforme sólo tendrás que dar tus datos personales y enviar la solicitud del préstamo para que puedan así ingresarte la cantidad acordada. El proceso de solicitud te llevará, como máximo, unos diez minutos. En ese tiempo obtendrás también una respuesta por parte del prestamista.

La solicitud de un microcrédito es también flexible y personalizada ya que te permite elegir la cantidad que quieres percibir y el plazo de devolución. Es posible, además, que te veas capacitado para devolver el dinero antes de haberse cumplido el plazo acordado. En ese caso, es posible abonar entonces la cantidad debida y así ahorrar los intereses que pudiesen surgir en ese periodo de tiempo. Para el caso contrario de no poder permitirme devolverlo en la fecha establecida para ello, el prestamista puede ofrecerte la posibilidad de prorrogar el plazo.

Todo esto hace que, al tratarse de cantidades pequeñas y métodos de devolución permisivos, el mini crédito sea un producto de amortización rápida. Por lo tanto, es recomendable devolverlo en el menor periodo de tiempo. Cabe tener en cuenta que estas entidades no suelen disponer de periodos de devolución superiores a los 31 días.

Por último y como antes se ha dicho –y conviene repetir-, al contrario de lo que sucede con las entidades bancarias al pedir un micro crédito, apenas hay requisitos para obtener el dinero pretendido.

Para empezar, no se requiere un aval. Tampoco es necesario justificar tus ingresos y, además, no tienes que dar explicaciones ni justificar el uso que le darás al dinero. Por último y no menos importante: se aceptan las solicitudes de microcréditos de personas inscritas en las tan temidas listas de morosos, como la de ASNEF.


Fuente: Elplural.com

Comentarios