Los nuevos apuntes para el ejercicio de la Renta 2018

Fecha de publicación: 10.04.2018
Los nuevos apuntes para el ejercicio de la Renta 2018

La Agencia Tributaria nos manda deberes y se acerca la hora de hacerlos. La campaña de la renta da comienzo el próximo 4 de abril, y a partir de entonces podremos ir presentando nuestros laboriosos esfuerzos vía web o por teléfono. Si eres de los que usa el móvil para todo, también vas a poder descargar la app de la Agencia Tributaria, con la que podrás consultar los datos fiscales registrados por Hacienda a través de tu número de identificación fiscal, según explica Luis del Amo, secretario técnico del Registro de Asesores Financieros (REAF) del Consejo General de Economistas.

Esta novedad no es la única que se presenta para el cálculo del IRPF de este año, que cada vez se moderniza más. Conviene saber qué más nuevas hay y de qué forma nos pueden facilitar la tarea que se nos viene encima. Ahí van unos cuantos apuntes:

¿La formación se considera renta en especies?

En principio, sabemos que la formación de un trabajador no es una renta, pero ¿es posible que lo sea en especies para un trabajador que recibe formación por parte de un tercero, y no de su empleador? 

Según Del Amo, una nueva norma establece ahora que “estas formaciones son exentas, siempre y cuando el empleador esté de acuerdo en que el trabajador acuda a estos cursos”.

La devolución de la cláusula suelo no tributa

Si, en posesión de una hipoteca sujeta a cualquier cláusula abusiva, el contribuyente paga de más a causa de ella, la devolución pertinente no tiene que ser declarada. Tampoco deberá abonar el IRPF por las indemnizaciones que haya recibido por dicha causa. Esta regla es nueva y aplicable sin importar que la devolución y la indemnización hayan sido acordadas con el banco o sean fruto de una sentencia judicial o un laudo arbitral.

Y Del Amo explica que “en el caso de que estos intereses de la cláusula suelo que nos devuelven no hubieran sido deducidos por adquisición de vivienda, sino que hubieran sido un gasto deducible en la base, presentaremos una declaración complementaria para los ejercicios en los que nos dedujimos, y pagaremos esos importes que dedujimos por unos intereses que ahora nos han devuelto”.

Viaconto
Importe de préstamo 600 € Quiero préstamo
Vivus
Importe de préstamo 300 € Quiero préstamo
OnlineCredit
Importe de préstamo 1 500 € Quiero préstamo

Estimación objetiva para autónomos

En la estimación directa, el rendimiento es la diferencia entre ingresos y gastos; y la estimación objetiva, el rendimiento debía ser inferior a 150.000 para ser aplicado, excepto en actividades agrícolas, ganaderas y forestales, cuyo límite era 250.000. Estas son las dos modalidades de tributación del IRPF a escoger por los empresarios y profesionales. Además, las operaciones sujetas a expedición de factura siendo empresario el destinatario no podían subir de 75.000 euros.

En cambio, para los ejercicios 2017 y 2018, la nueva normativa sube fija el rendimiento en 250.000 euros para todas las actividades, sin importar el sector; y el límite de rendimientos por operaciones con factura pasa a ser de 125.000 euros.

Ampliación de mínimos por descendientes

El mínimo del contribuyente es la parte de sus ingresos exenta de IRPF –5.500 euros- aumentable por razón de descendientes. Para este ejercicio, también se aplicará el mínimo por descendientes a los contribuyentes que tengan bajo su tutela a menores de tres años o tengan atribuida por resolución judicial su guarda y custodia.

Reequilibrio del rendimiento del capital mobiliario

Por lo que respecta al rendimiento del capital mobiliario, las pérdidas ahora serán compensables con el saldo positivo hasta en un 20% de las ganancias patrimoniales derivadas de transmisiones. Además, si el balance de beneficios y pérdidas patrimoniales fuera negativo, éste se puede reequilibrar con el saldo positivo de los rendimientos del capital mobiliario, con el mismo límite del 20% del capital mobiliario.

Derechos de suscripción permanente, a la venta

Cuando una empresa realiza una ampliación de capital mediante nuevas acciones, el accionista antiguo puede vender sus derechos de suscripción preferente en lugar de comprar nuevas participaciones en proporción a lo que ya posee. Si son acciones cotizadas, la venta tributará como ganancia patrimonial.

 

Fuente: El País

Comentarios