Los créditos al consumo más caros son españoles

Fecha de publicación: 14.11.2019
Los créditos al consumo más caros son españoles

Los expertos creen que la falta de competencia y los riesgos por insolvencia de los clientes son los factores que llevan a las entidades a encarecer este tipo de préstamos.

Los créditos al consumo son aquellos que se otorgan para financiar la adquisición de bienes y servicios por parte de los consumidores. Pues bien, de los 19 países que conforman la zona euro, solo 5 tienen los créditos al consumo más caros que España. Y no es sorprendente si en agosto de 2019 el tipo de interés medio en estos préstamos era del 8,04%.

/data/prestamosperfectos.es/multimedia/documents/los-prestamos-al consumo-de-entre1-5-anos.png

Este gráfico representa los préstamos al consumo de entre 1 y 5 años. Los números a la izquierda indican el porcentaje de los tipos de interés.

Según el Banco Central Europeo, la media europea es del 5,09%, por lo que el 8,04% dado en España la rebasa en casi tres puntos.

/data/prestamosperfectos.es/multimedia/documents/chipre-y-holanda-aun-no-han-presentado-sus-datos.png

España es, por tanto, el sexto país con los créditos al consumo más caros. Este gráfico muestra la clasificación de los tipos de interés en los créditos al consumo en toda la zona euro.

Mientras que los tipos de interés de los créditos al consumo en los países más cercanos al nivel económico y social de España se desmarcan a la baja, como indica el siguiente gráfico.

/data/prestamosperfectos.es/multimedia/documents/mientras-que-los-tipos-de-interes-de-los-creditos-al-consumo.png

CreditoSi
Importe de préstamo 1 000 € Quiero préstamo
Vivus
Importe de préstamo 300 € Quiero préstamo
Monedo
Importe de préstamo 5 000 € Quiero préstamo

Pero, ¿por qué tipos tan altos?

El presidente de la Comisión financiera del Consejo General de Economistas, Antonio Pedraza, lo explica con “la presión de la banca para obtener margen, al ser el crédito al consumo la categoría de préstamos que más lo permite”. Esto, según Pedraza, es el motor del marketing de los bancos, que se dirige hacia los clientes preferenciales. Pero para Pedraza este no es el único motivo, añadiendo “una menor competencia con respecto a otros países, donde se utilizan más canales alternativos, como financieras y plataformas on line, entre otros” a la lista de causas.

Sin embargo, los bancos solo comparten información procedente de los ficheros de morosos en lugar de hacerlo sobre los clientes rentables. ¿Podría aumentar esto el nivel de riesgo de insolvencia, encareciendo así los créditos? Varios expertos votan por la creación de un fichero positivo que almacene los datos de buenos pagadores, algo que ya se hace en algunos países anglosajones, africanos y latinoamericanos. Matilde Cuenca, catedrática de derecho de la Universidad Complutense de Madrid, lo ratifica: “Cuando el prestamista no puede distinguir entre buenos y malos pagadores porque le faltan datos, entonces propaga el riesgo de impago a todos los solicitantes de crédito; por ello pagamos tipos de interés más altos”.

Mal llevado por los consumidores

No obstante, según Eduardo Zafra, de iAhorro, hay un factor preocupante que afecta igualmente a los altos intereses concedidos, y es el desconocimiento de la materia por parte de los consumidores: “Hay mucha gente que no sabe lo que significa pagar una TAE [tasa anual equivalente, es decir, un tipo que incluye el interés más otros gastos como comisiones o vinculaciones] o cómo negociar y conseguir precios más atractivos o mejores condiciones”, lamenta.

Además, asegura que la propia inercia del mercado no hace un gran favor a los particulares: “los españoles estamos dispuestos a pagar estos tipos, por lo que los bancos no necesitan bajarlos para atraer la demanda”.

Todo puede acabar en descuentos

Pese a todo, es necesario tener en cuenta que la demanda de créditos al consumo va en aumento. “El crédito al consumo supone el 57% de la financiación no hipotecaria y su tasa de morosidad es muy baja, un 3,3%”, dice Pedraza. El propio experto apuesta por la continuidad de esta tendencia: “Quizá con más motivo en épocas de desaceleración, donde las necesidades que estos préstamos cubren se pueden hacer más patentes, así como las de recurrir a la deuda por parte de la clase media, que suele sufrir la crisis pero mantiene la capacidad de pago en un endeudamiento controlado”. Pero este continuo crecimiento de la demanda puede hacer caer los precios ya que, a más demanda, más oferta, y mayor competencia por llevarse el gato al agua. Zafra constata que ya hay promociones de los bancos con tipos de interés que no llegan al 5%: “En los próximos meses esta tendencia se mantendrá, ya que a finales de año hay entidades que dependen de los objetivos y, por cumplirlos, suelen tener ofertas”.

Fuente: El País

Comentarios