Los 10 ejercicios clave de nuestros deberes con el fisco

Fecha de publicación: 25.04.2018
Los 10 ejercicios clave de nuestros deberes con el fisco

Como ya advertíamos hace unas semanas, ha llegado la hora de presentar nuestros deberes al fisco. Desde el pasado 5 de abril hasta el 2 de julio podremos presentar la declaración de la renta del ejercicio 2017. Presta atención a las deducciones estatales y autonómicas a las que estés sometido, pues podrían interesarte como contribuyente al conllevarte notables beneficios fiscales.

A deducir gastos se ha dicho

Son gastos deducibles de los rendimientos del trabajo: las cuotas sindicales o de alta en colegios profesionales; las minutas de los abogados en casos contra nuestra empresa; los gastos ocasionados por movilidad geográfica… Esta deducción se aplica en el periodo impositivo en el que se produce el gasto y en el siguiente.

Las cantidades deducibles para los trabajadores con discapacidad van desde los 3.500 a los 7.750 euros, según su grado de minusvalía.

Inmuebles en desuso y segundas viviendas

Las viviendas y los locales vacíos pueden generarnos unos ingresos llamados imputación de rentas inmobiliarias, que suponen un beneficio económico equivalente a un porcentaje X del valor catastral del inmueble vacío. Es importante que dichas imputaciones no incluyan viviendas que ya no son nuestras o que pertenezcan a más de una persona.

Cualquier otro inmueble urbano que no sea tu vivienda habitual tributa al 2% de su valor catastral.

Transmisión de vivienda habitual

Los coeficientes de abatimiento se aplican a las ganancias por transmisión de bienes no relacionados con actividades económicas obtenidos antes del 20 de enero de 2006 y sólo hasta los 400.000 euros.

Igualmente existen exenciones para mayores de 65 años o personas dependientes severas con su vivienda en venta, siempre que las ganancias se inviertan en otra vivienda habitual. También con la venta de cualquier otro bien, si el beneficio se invierte en una renta vitalicia asegurada de hasta 240.000 euros.

Informa de los cambios en la situación familiar

Desde Gestha afirman que “nacimientos, defunciones y cambios en el estado civil afectan al mínimo familiar, a algunas deducciones familiares, y a la posibilidad de reducir la base imponible con el importe fijado judicialmente de las pensiones compensatorias a favor del cónyuge y las anualidades por alimentos”. Pero de nada valdrá si no reflejamos estos datos en la declaración.

Viaconto
Importe de préstamo 600 € Quiero préstamo
Vivus
Importe de préstamo 300 € Quiero préstamo
OnlineCredit
Importe de préstamo 1 500 € Quiero préstamo

Familias numerosas y discapacidad

Hay deducción estatal del IRPF –de 1.200 o 2.400 euros- si eres miembro de familia numerosa con ascendientes o descendientes con discapacidad; o si vives en un hogar monoparental con dos hijos sin derecho a pensión por alimentos. El único requisito es que el pariente minusválido tenga su propio NIF y no perciba rentas superiores a 1.800 euros, si presenta declaración, y a 8.000 euros, si no la presenta.

Si eres madre trabajadora con hijos menores de tres años, obtendrás 1.200 euros al año.

Alquiler de vivienda habitual

Sólo hay deducción estatal por alquiler de vivienda habitual –del 10,05%- para los inquilinos que firmaron su contrato antes de 2015 y cuya renta no supere los 24.107,20 euros.

Sin embargo, casi todas las CCAA han creado sus propias deducciones autonómicas.

Adquisición de vivienda habitual

Hay deducción estatal de hasta el 15% de las cantidades invertidas –hasta los 9.040 euros- para cualquier contribuyente que haya comprado su vivienda habitual antes del 2013.

Y es cuando Gestha nos advierte de que “es imprescindible comprobar que esta deducción consta en el borrador, ya que, por errores de la entidad financiera, podrían no aparecer los datos de la hipoteca”. Anda con ojo también si tienes más de un préstamo y no sabes con qué vivienda, porque entonces Hacienda podría ignorarlo.

Afiliaciones políticas y donativos

Si donas dinero a partidos políticos, tienes derecho a una deducción del 20% en las cuotas de afiliación, con un límite de 600 euros anuales, siempre éstas que hayan sido certificadas por la entidad beneficiaria.

Aportaciones a planes de pensiones

Si haces aportaciones a planes de pensiones, rebajarás tu base imponible, siendo 8.000 euros la cantidad máxima a aportar, siempre que no supere el 30% de los rendimientos del trabajo, en cuyo caso, será ése el límite.

Las aportaciones que haga tu cónyuge también reducen la base imponible. Podrías ahorrar con dicha deducción hasta el 48% de tu inversión en las aportaciones.

Cláusulas suelo

Los intereses que el banco te haya pagado como indemnización por una cláusula abusiva se consideran reintegros de pagos indebidos, y no constituyen renta. Por eso no se incluyen en la base imponible.

 

Fuente: El País

Comentarios