Las vacaciones de verano no merecen un endeudamiento con un crédito

Fecha de publicación: 25.07.2019
Las vacaciones de verano no merecen un endeudamiento con un crédito

Los españoles creemos cada vez menos en el endeudamiento. Nos preocupa hasta el punto de no merecer un buen viaje en verano. Alargar la siesta, convertir el ventilador en un miembro más de la familia o andar hasta la piscina municipal son algunas de las medidas que los españoles están dispuestos a aplicar con preferencia antes de pagarse unas vacaciones lejos de casa. El motivo es el miedo a endeudarse con un crédito que les permita coger el avión y cruzar el país o el continente. Con tal de evitar entrar en números rojos, según un estudio de iAhorro, resulta preferible quedarse en casa.

Los españoles han sido preguntados con tal de averiguar por qué razón evitan pedir un crédito que les permita unas vacaciones mejores, y el 61,8% de los encuestados han sido honestos respecto a ello: no tienen dinero para viajar y no piensan complicarse la vida para hacerlo.

El 38,2% restante reconoce que dispone de los ahorros necesarios para irse de vacaciones, motivo por el cual no necesitan préstamo alguno.

Según Antonio Gallardo, experto de iAhorro, “existe una clara dualidad por rangos de edad” en el primer grupo.

El cambio de tendencia en cifras

Este estudio también revela una clara dualidad de actuaciones con respecto a los préstamos para vacaciones. Más de la mitad de los encuestados –el 55,2%, concretamente–, niega haber solicitado un crédito vacacional alguna vez. Estas son las proporciones:

  • Nunca: el 55,2%.
  • Entre una y tres veces: el 15,8%.
  • Como principal recurso para viajar: el 15,7%.
  • Cuatro veces, como mínimo: el 13,3%.

En cambio, las previsiones para las vacaciones de verano de este año muestran un claro declive:

  • No solicitará un crédito: el 69,4%.
  • No lo sabe: el 17,5%.
  • Solicitará un crédito: el 13,1%.

La nueva desaceleración

Si hacemos cuentas con los españoles que solicitaron un crédito para las vacaciones en 2018 y los que no lo harán este verano, hablamos de un 14,2% menos de intención de solicitud de financiación.

Según dice Gallardo, esto no comporta una caída en el ritmo de solicitud de este tipo de productos, pero sí un retroceso en el aumento que venimos viendo durante los últimos años. Si dos años atrás, las solicitudes de créditos al consumo se incrementaban en un 20%, el año pasado lo hicieron en un 14,8%, según el Banco de España.

CreditoSi
Importe de préstamo 1 000 € Quiero préstamo
Vivus
Importe de préstamo 300 € Quiero préstamo
Monedo
Importe de préstamo 5 000 € Quiero préstamo

Por un lado, existe entre los más jóvenes un segmento muy amplio que, por falta de ingresos o porque estos se consideren insuficientes para las entidades económicas, no accede a los préstamos”, explica Gallardo. “Por otro lado, hay un grupo que rechaza productos de préstamo o crédito y es más conservador cuanto menos estrictamente necesarios sean los bienes o servicios a financiar, como ocurre con los viajes”, añade.

Éxito de los preconcedidos

Eso sí, la financiación sigue controlada por las entidades bancarias. Centrándonos solamente en los españoles dispuestos a endeudarse para disfrutar de sus vacaciones:

  • Lo hará mediante su banco: el 65,5%.
  • A través de la tarjeta de crédito: el 19,1%.
  • Financiación por las agencias de viajes: el 15,4%.

El 27,6% de los españoles dispuestos a endeudarse este verano lo hará con un crédito preconcedido.

Un crédito preconcedido es un préstamo de rápida obtención y con intereses bajos. Normalmente, las ofertas se realizan a través de mensajes de texto en el móvil de los clientes por parte de los bancos tradicionales.

Gallardo explica justifica así el éxito de este producto: “Es relativamente raro que recibas un reclamo de préstamo preconcedido y decidas hacer una reforma, pero es más normal que tengas pensado comprar un ordenador o hacer un viaje y que ese crédito te haga cambiar la forma de pago, y prefieras guardar el dinero que ibas a utilizar y pagar a cuotas, aunque tengas que asumir el pago de los intereses”.

Según el mismo estudio, la cantidad media de dinero que se solicitará con créditos preconcedidos será de 3.070 euros.

Comentarios