Las tarjetas bancarias, adaptadas a nuestro ecosistema financiero

Fecha de publicación: 18.12.2018
Las tarjetas bancarias, adaptadas a nuestro ecosistema financiero

No es la primera vez que hablamos del creciente protagonismo y la enorme importancia que no dejan de adquirir en España las tarjetas bancarias de crédito y débito. Como ya se dijo hace unos meses, 80 millones de tarjetas rodaban por el país en el primer trimestre de este año; pues bien, a estas alturas ya son más de 82. Los datos del Banco de España ponen de manifiesto un aumento del 7,38% en el número de tarjetas de crédito en el último trimestre de este año, respecto al del 2017; en cuanto a las de débito, estas crecen un 5,35%. 

Es innegable que la tendencia seguirá para 2019 y es que, el e-commerce no hace más que potenciar la utilización de este producto. Algunas de las consecuencias son el cierre de sucursales por parte de los bancos, que, según explican desde Mediolanum, “para muchas personas, ha encarecido el uso de cajeros de otras entidades”. Estrella Moya, directora de marketing de Triodos Bank, reconoce un aumento del 14% en la utilización de las tarjetas, aunque las de débito se queden algo atrás con respecto a las de crédito.

Comprar más veces y a menos precio

Lo mismo sucede con Bankinter, cuando Alfonso Sáez, director general de Bankinter Consumer Finance, señala un 16% en el incremento del número de clientes de tarjetas de su banco, aunque en 2017 el incremento fue de cuatro puntos más. Es lógico pensar que también ha crecido la media del dinero gastado por cliente y por tarjeta, que alcanza los 3.156 euros –un 26% que hace diez años. Pero esta cifra no responde a unas compras de precios mayores, sino a más compras de pequeñas cantidades.

De acuerdo con los datos extraídos del tercer informe Bankintercard, cada persona realizó, en 2008, algo más de 32 movimientos bancarios, teniendo un gasto medio de 77,90 euros. En 2018, la media de movimientos es de 48,3 y por un valor inferior: 65,40 euros. Resulta evidente que las tarjetas se utilizan cada vez más para compras cotidianas que no exigen desembolsos altos.

Viaconto
Importe de préstamo 600 € Quiero préstamo
Vivus
Importe de préstamo 300 € Quiero préstamo
OnlineCredit
Importe de préstamo 1 500 € Quiero préstamo

Una razón vital en esta tendencia de los “plásticos” es el asentamiento del comercio electrónico en nuestras costumbres consumistas. Nada menos que un 32,8% interanual es el porcentaje de crecimiento en su volumen de negocio, comportando el movimiento de casi 9.000 millones de euros. Antonio Gallardo, de iAhorro, explica que “La tarjeta sigue siendo el método de pago más utilizado en el comercio electrónico, incluso para los que utilizan otros, como Paypal, ya que detrás de ellos, en la mayoría de los casos, viene un plástico”.

Los pagos electrónicos y la P2D2 sepultarán el efectivo

Estrella Moya resume lo anterior en una “tendencia hacia la desaparición del efectivo, que también les interesa a las autoridades tributarias” a la que contribuyen otros métodos de pago como el que nos permite el smartphone a través de Apple Pay, Google Pay o Bizum. Sáez se muestra de acuerdo: “Si bien el porcentaje de usuarios que lo adoptan es todavía muy limitado, el 86% de los millennials (jóvenes de entre 18 y 34 años) ya no dudan en utilizarlo para pagar por internet o realizar consultas, y esperamos que este porcentaje suba en unos siete puntos en 2020”. Expertos de ING también se manifiesta en este sentido, agregando que “la personalización de los productos los hará más sencillos, convenientes y relevantes” y que “el entorno regulatorio establecerá nuevas normas para dotar al cliente de mayor seguridad en los pagos”. Y a todo esto debemos sumar la tecnología de pagos P2D2, “gracias a la cual se podrán hacer transacciones en la plataforma de un banco con los productos de otros”, explica Estrella Moya, y que para Sáez comporta una “revolución que cambiará de forma sustancial el esquema de pagos en el comercio electrónico, donde acabarán prevaleciendo las transferencias inmediatas, al igual que en otros países europeos”.

Regulación y guerra comercial

A esta revolución no queda más remedio que adaptar las leyes y establecer regulaciones específicas. En 2019 se aprobará el Decreto Ley de Servicios de Pago, que reconocerá la P2D2 y que, según dice Gallardo, dará la bienvenida a “nuevos operadores fintech, sobre todo grandes empresas tecnológicas”. El resultado será más tarjetas y mayor competencia entre bancos para vender las suyas. Por eso, el propio Gallardo vislumbra “un mercado más saturado en el que veremos ofertas más agresivas, sobre todo en la cuantía de crédito a recibir” como ecosistema de las tarjetas, donde crecerán hasta convertirse en productos gratuitos o rebajados en muchas ocasiones.

 

Fuente: El País

Comentarios