Las peligrosas tentaciones de los créditos rápidos online

Fecha de publicación: 03.01.2019
Las peligrosas tentaciones de los créditos rápidos online

Los créditos rápidos online están en boca de todos debido a su enorme utilidad y las innovadoras características que los diferencian de los préstamos bancarios que ofrece la banca tradicional. El nuevo producto online presenta muchas facilidades y ventajas para los solicitantes, tanto es así que una de sus características es la posibilidad de obtener un crédito urgente sin nómina ni aval. Esta categoría resulta muy llamativa por el beneficio que comporta, tanto como la de los créditos con ASNEF que, pese a darse en situaciones extraordinarias, han cobrado un enorme protagonismo. Pese a la dificultad que entraña obtener préstamos rápidos de estas características, conviene conocerlos de más de cerca.

Créditos rápidos sin nómina o aval

Prácticamente la totalidad de entidades crediticias que ofertan préstamos urgentes online exigen y necesitan tener la seguridad de que el dinero que presten será devuelto; y no solo esto, sino que se hará bajo las condiciones acordadas. Para garantizar su óptima devolución, el solicitante debe presentar su nómina laboral o un certificado de trabajo que acredite unos ingresos fijos mensuales y de una cantidad suficiente para permitirse pagar los intereses que generará el crédito. Pero, ¿qué ocurre con los desempleados, los autónomos y aquellos que no tienen un empleo fijo? ¿No tienen derecho a obtener un crédito urgente sin un contrato laboral común? Para estas personas existe la posibilidad de solicitar un crédito sin nómina o aval, cuya obtención no depende de la demostración de gozar de un empleo fijo. Se distinguen dos subcategorías según el beneficiario.

Créditos sin nómina

Estos préstamos están destinados a trabajadores autónomos que, aun sin estar en posesión de un empleo formal, sí cuentan con ingresos mensuales suficientes para hacer frente a la devolución del préstamo. ¿Cómo demostrarlo? Deberán presentar un balance financiero avalados por un contador, así como los documentos de su pensión, por ejemplo, si es ésta la fuente de sus ingresos.

Créditos sin nómina ni aval

A este tipo de créditos tienen opción las personas que ni poseen nómina de empleo formal, ni informal, ni tienen forma alguna de demostrar que ingresan dinero cada mes. Al estar exento de aval, las entidades crediticias demandan, en sustitución, otro tipo de garantía de pago, dado que su necesidad de garantizarse la devolución no desaparece en ningún caso.

CreditoSi
Importe de préstamo 1 000 € Quiero préstamo
Vivus
Importe de préstamo 300 € Quiero préstamo
Monedo
Importe de préstamo 5 000 € Quiero préstamo

Préstamos con ASNEF

Se trata de la pieza clave de los créditos urgentes para personas en una situación de impago o morosidad y que, a su vez, se encuentran en una emergencia económica. Esta es la modalidad más peligrosa, por decirlo de alguna manera, ya que suele utilizarse como señuelo para la captación de clientes pero, en realidad, se da un poquísimas ocasiones. Todo surge a raíz de un número cada vez mayor de personas que, al no pagar una deuda a tiempo o, simplemente, al no pagarla, incurren en situación de morosidad y son inscritos en ficheros de morosos como el ASNEF. Es lógico que las entidades financieras desconfíen de estos sujetos y les pongan muchas dificultades para obtener un préstamo. De hecho, la gran mayoría de ellas exige como requisito indispensable a los solicitantes no ser deudores de ninguna cantidad, dado que esto no les proporciona ninguna garantía de devolución, y terminan por excluirlos directamente de su lista de potenciales beneficiarios, siendo prácticamente imposible para los morosos obtener un crédito rápido online. Es, entonces, muy poco habitual que, pese a anunciar la posibilidad de obtener créditos con ASNEF, que la entidad termine haciéndolo, puesto que el anuncio es, en realidad, un señuelo.

Créditos online gratuitos

Este es el sistema de captación de clientes más efectivo y fiable para las dos partes porque sí se cumple con relativa frecuencia, a diferencia de los anteriores. Los préstamos gratuitos no generan intereses y, por tanto, no comportan el pago de una devolución. Su precio es, en consecuencia, de cero euros. Como ejemplo representativo, si obtenemos un crédito de 50 euros, tras el plazo de devolución acordado, deberemos devolver la misma cantidad que obtuvimos, puesto que el interés era del 0% y el préstamo nos ha salido gratis. Hay que añadir que esta modalidad suele ser válida solo para el primer crédito y, a partir del segundo, los préstamos generarán los intereses habituales.

 

Fuente: Diario de Valderrueda

Comentarios