Las dificultades de comprar casa durante el coronavirus

author Óscar Ahulló Fecha de publicación: 28.04.2020
Las dificultades de comprar casa durante el coronavirus

El estado de alarma convierte los trámites de compraventa de inmueble en una odisea. Según los notarios, la escritura solo se puede formalizar si es de extrema urgencia

Otra de las inesperadas circunstancias que vivimos, de nuevo fruto de la vigencia del estado de alarma en España, es la sobrevenida dificultad para hacer efectiva la compraventa de una vivienda.

Hay casos de extrema urgencia en lo que se contemplan actuaciones extraordinarias para formalizar oficialmente la compraventa, a falta de unos pocos pasos. Pero, en efecto, se trata de excepciones. Ante esta situación, Montse Junyent, jefa de la asesoría jurídica del Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria (Coapi) de Barcelona, admite que están “alarmados”. Según ella, más del 60% de las inmobiliarias han dejado de operar durante el estado de alarma.

Búsqueda de vivienda interrumpida

Con respecto a los potenciales compradores de viviendas que se encontraban en plena ronda de visitas a los inmuebles, Junyent dice que, para proseguir con la búsqueda, “tendrán que esperar a que se levante” el estado de alarma.

El problema estriba en que la actividad inmobiliaria no es esencial, por lo que ha estado dos semanas paralizada. De todos modos, con la vuelta de parte de la actividad económica no esencial, tampoco parece que el panorama vaya a cambiar, puesto que pertenece al sector servicios, que tiene previsto reincorporarse después del de industria. En todo caso, la naturaleza del proceso de compra de una vivienda exige contacto, salidas, visitas y, en general, implica situaciones que no se recomiendan durante el confinamiento.

Para intentar contrarrestar este problema, algunas agencias, como Eurofincas, ofrecen visitas virtuales. “Disponemos de herramientas con las que proporcionar al cliente mucha información, para que, cuando cese el estado de alarma, esté en disposición de visitar la vivienda y tomar una decisión firme”, dice Ramón Riera, propietario de la inmobiliaria Eurofincas. “El lunes no nos llegó ningún correo electrónico desde nuestra plataforma online para preguntar sobre las viviendas en venta”, admite.

CreditoSi
Importe de préstamo 1 000 € Quiero préstamo
Vivus
Importe de préstamo 300 € Quiero préstamo
Monedo
Importe de préstamo 5 000 € Quiero préstamo

Promesa de compra e hipotecas más caras

Puede suceder que el usuario, decidido a comprar un inmueble en particular, haya firmado una promesa de compra y necesite un préstamo hipotecario. En este caso, tendrá que encontrar una hipoteca lo antes posible, con las dificultades añadidas de las limitaciones impuestas a los bancos con respecto a la apertura de sus sucursales. Los intermediarios bancarios online pueden ser de buena ayuda, pero desde iAhorro, uno de ellos, avisan: “Si el parón durara un mes, puede que el impacto en el sector sea similar al que tuvo la entrada en vigor de la Ley de crédito inmobiliario, en junio”, dice Simone Colombelli, su director de Hipotecas del comparador. “Pero si se alargara dos meses o más, las consecuencias podrían ser mucho más serias”. Esto conllevaría un encarecimiento de las hipotecas, al haber un riesgo más alto de impago por los usuarios.

Los casos más urgentes

Si antes hablábamos de casos urgentes, un claro ejemplo pueden ser los contratos de arras firmados y a punto de vencer. La gravedad es que la fianza abonada puede perderse si la compra no se efectúa.

“Entiendo que, con la suspensión de todos los plazos procesales y administrativos y en todos los órdenes jurisdiccionales que establece el real decreto, deberían haber quedado suspendidos también los plazos en contratos privados”, afirma Tomás Pérez Ramos, notario en Madrid. El experto lo tiene claro, dadas las circunstancias: “Si yo estuviera inmerso en un proceso de compra, en vez de esperar la interpretación de si se queda en suspenso o no el plazo que nos habíamos dado en el contrato de arras, lo prorrogaría a través de un documento privado que firmaría con el vendedor antes de que llegue la fecha de vencimiento”, para lo cual no habría que acudir a la notaría. Naturalmente, sin la formalización de escritura ante notario, no hay compraventa posible. La nota positiva es que el notario no puede cerrar su despacho, al considerarse una oficina pública, según una instrucción dictada por la Dirección General de Seguridad Jurídica y Fe Pública, y “solo será obligatorio atender aquellas actuaciones de carácter urgente”.

Evitar ir al notario

Precisamente debido a las medidas de prevención, y con tal de reducir el riesgo de contagio, desde el Consejo General del Notariado se insta a los usuarios a llamar por teléfono al notario en lugar de acudir a su oficina, aunque esté abierta al público. Si la urgencia del caso lo requiere, el notario llamará a las partes a, solo entonces, personarse en su oficina “con aquellos medios de autoprotección que garanticen la seguridad sanitaria”.

Pese a ello, Pérez ha tenido poco trabajo esta semana. “Cerca de un 70% de las escrituras programadas se han aplazado y supongo que la semana que viene haremos solo un 10% de la actividad habitual”, concluye.

Fuente: El Páis

author

Autor del articulo:

Óscar Ahulló

Es redactor creativo publicitario y redactor web especializado en finanzas.
Biografía completa

Comentarios