La vulnerabilidad de las finanzas personales: cómo entrenar a tu credito

Fecha de publicación: 16.05.2019
La vulnerabilidad de las finanzas personales: cómo entrenar a tu credito

Las finanzas personales nunca están completamente a salvo. Por controladas y sanas que parezcan, son vulnerables a los cambios repentinos y a situaciones imprevistas que tengan como consecuencia una deuda o gasto inesperados que descontrolen los presupuestos. Pero siempre hay medidas de previsión, mejora y solución frente a cualquier situación económica.

La solución más recomendada

El objetivo es sanear nuestras finanzas, y para conseguirlo, lo lógico es saldar las deudas. No hacerlo tiene consecuencias que van más allá de lo económico; incurrir en morosidad tiene una consecuencia social, laboral y personal negativas, que pueden afectar, incluso, a la obtención de recursos para paliar las deudas. Uno de los métodos más recomendados para hacer frente a los gastos cotidianos, a las deudas y, al mismo tiempo, ahorrar, son los créditos online urgentes.

Estos productos están diseñados para conceder a sus solicitantes una inyección de capital rápida y, habitualmente, sin representar gastos prohibitivos en forma de intereses y cuotas. Su principal ventaja, además de la inmediatez con la que pueden ser gestionados y aprobados, es la comodidad que comporta el poder solicitarlos desde cualquier lado y a través de Internet, sin desplazamientos, colas, papeleos y demoras en el procedimiento.

Un calendario para controlar las finanzas

Sin una planificación del presupuesto personal, es imposible gestionar todos los frentes económicos. Lo ideal es elaborar un calendario en base a los ingresos y pagos que corresponden a cada individuo. En caso de hacerlo, es mejor elaborarlo a un año vista y cumplirlo mensualmente y sin faltar a ello. No olvidemos mencionar en él la procedencia de todo ingreso y gasto, para así poder eliminar, en un momento dado, alguno de ellos con la tranquilidad de tener los números y decisiones bajo control. Es importante elaborarlo minuciosamente y, una vez seguros de que está terminado, ceñirnos a él como nuestra guía. El objetivo es que las cifras de gastos no superen las de ingresos.

El presupuesto está para gestionarlo

Una vez terminado el calendario, debemos esforzarnos por respetarlo. Tarde o temprano, nuestro presupuesto se verá sometido a una prueba de fuego, probablemente representada en un gasto importante. Intentemos que esto afecte lo menos posible a la planificación y, si acaba por hacerlo, nos pondremos manos a la obra y lo modificaremos de acuerdo con las nuevas prioridades. Si es necesario, eliminaremos fuentes de gastos prescindibles y redistribuiremos los ingresos.

CreditoSi
Importe de préstamo 1 000 € Quiero préstamo
Vivus
Importe de préstamo 300 € Quiero préstamo
Monedo
Importe de préstamo 5 000 € Quiero préstamo

La filosofía de las prioridades

La gestión del calendario de presupuestos implica un cambio de mentalidad, originado, principalmente, por la nueva situación financiera. Tendremos que dedicar más horas y esfuerzo a hacer balance. Las prioridades se convertirán en una filosofía de vida. En su virtud, fijaremos trucos de ahorro evitando gastos extra –consumo de agua, electricidad, comida y ocio– o cualquier pago no esencial. Si sobra algo, esto debe ir a la hucha o directo a cubrir deudas pendientes. Tienes más información sobre la gestión de las prioridades en este artículo.

Toca cuidar al cerdito de barro

En la medida de lo posible, deberíamos engordar la hucha para una mayor probabilidad de no ahogarnos en caso de naufragio. Nos proporcionará una tranquilidad notable ante la eventualidad de otra urgencia económica, porque, según dicen, la deuda atrae más deuda. Los expertos en ahorro recomiendan fijar una cantidad que destinar al ahorro y no variarla en función del mes. Si algo lo podemos solucionar con el resto de nuestros ingresos o con un crédito online rápido, es mejor reservar los ahorros. Para comprobar si disponemos de un colchón suficientemente grande, éste debería poder cubrir los gastos personales de un trimestre.

Mente sana en cuenta bancaria sana

La teoría se enriquece con la práctica y viceversa. Aunque no tengamos interés en la economía como ciencia, siempre estamos sujetos a ella, y leer libros, revistas, blogs o escuchar a gente conocedora del tema nos proporcionará conocimiento. Este conocimiento, a su vez, nos dará confianza y seguridad a la hora de gestionar nuestro dinero. Elaboración de presupuestos, técnicas de ahorro, tendencias de inversión… Sabremos mejor qué hacer cuando las cosas se salgan de los esquemas si estamos preparados.

Comentarios