La financiación de hoy no pasa por el banco

Fecha de publicación: 29.08.2019
La financiación de hoy no pasa por el banco

Es la complejidad de los procesos de solicitud de crédito en los bancos tradicionales uno de los principales factores que han terminado de propulsar a las entidades crediticias online. Los mecanismos de estas nuevas entidades ofrecen tantos beneficios respecto a los clásicos préstamos bancarios, que poco a poco han ido ganando terreno.

Comiendo terreno sobre los bancos tradicionales

Mucha gente ve en los bancos tradicionales un escollo más que una solución. En cambio, las nuevas entidades de crédito se han labrado una imagen de financiación rápida. Y el dinero fácil atrae al más pintado.

Sus créditos rápidos con cortos plazos de devolución se han hecho famosos, en parte porque no requieren envío de documentación, tampoco desplazamiento por parte del usuario, están totalmente digitalizadas y disponibles todo el tiempo.

Relajación en las exigencias

El propósito esencial de estos nuevos créditos online es la financiación rápida. Es decir, dotar a un cliente del capital suficiente –normalmente coincidente con el importe solicitado por éste– para paliar una deuda o un gasto imprevisto o inminente y que no es capaz de permitirse sin una ayuda externa. Para conseguirlo, el cliente debe cumplir unas exigencias impuestas por la entidad de crédito.

Fundamentalmente, consiste en presentarse como un cliente solvente y capaz de garantizar la devolución del crédito obtenido, para lo cual deberá acreditar unos ingresos recurrentes y suficientes en su cuenta bancaria. Además, deberá reunir otras características personales como la edad, el lugar de residencia y contar con la titularidad de un número de teléfono y un correo electrónico.

Comparando los requisitos de las entidades crediticio con los de la banca tradicional, podemos ver la diferencia, siendo los segundos mucho más estrictos a la hora de aceptar y rechazar solicitudes.

CreditoSi
Importe de préstamo 1 000 € Quiero préstamo
Vivus
Importe de préstamo 300 € Quiero préstamo
Monedo
Importe de préstamo 5 000 € Quiero préstamo

La excusa de la banca tradicional para sus préstamos

Podría parecer mentira que un préstamo ordinario concedido por un banco tradicional, sabiendo que su solicitud puede iniciarse in situ en una sucursal bancaria, comporte un proceso más lento y engorroso que el de un crédito rápido concedido por una entidad crediticia online, que debe ser solicitado sin hablar con nadie, directamente desde un dispositivo electrónico con conexión a Internet. Pero así es.

El secreto está en que las evaluaciones y análisis de solicitudes no se realizan con la misma exigencia en todas las entidades, y como es de esperar, los clientes con urgencia de dinero optan por el proceso más asequible: el de los créditos rápidos.

Sin embargo, el hecho de que la banca tradicional se demore hasta una semana en gestionar una solicitud de crédito tiene una justificación: las cantidades solicitadas pueden llegar a los 50.000 euros, mucho más altas que en los créditos rápidos online, que van desde los 50 hasta los 3.000 euros, y por eso pueden ser concedidas y devueltas en poco tiempo, además de no requerir filtros complejos de aceptación. Es por ello que un banco tradicional siempre pedirá más papeles, más tiempo y más garantías para formalizar el contrato de préstamo.

Beneficios de los créditos rápidos

Para comprender aún mejor su éxito, resulta importante destacar los beneficios que los créditos rápidos ofrecen a los clientes:

  • Rapidez. Es el mejor reclamo para aquél a quien le urge el dinero. Se trata de acceder a la web de la entidad y rellenar un formulario online de solicitud.
  • Sencillez. Puede hacerse desde cualquier sitio y en cualquier momento. Además, como se ha visto, los requisitos de aceptación no son exigentes, lo cual permite a gente de muchos perfiles tener acceso rápido a financiación.
  • Flexibilidad. Estas entidades ofrecen la posibilidad de escoger uno mismo el plazo de devolución, la fecha de cargo de las cuotas, la amortización por adelantado, etc. Además, muchas de ellas no exigen conocer el destino del capital concedido.


 

Fuente: Madrid Press

Comentarios