La burbuja indestructible de los supermercados españoles

Fecha de publicación: 31.05.2018
La burbuja indestructible de los supermercados españoles

España se sale de la media en tiendas. Frente a las 2,6 tiendas por cada mil habitantes que hay de media en Europa, en nuestro país tenemos 3,4 por cada millar. El país donde más comercios hay por habitante. Además, aquí es donde más tipos y tamaños hay: desde ultramarinos de barrio hasta grandes superficies.

La causa que disparó este crecimiento fue la permisión, en 2009, de aperturas de establecimientos sin límite cuantitativo.

Los datos de Nielsen son los siguientes: en 2008 habían 17.148 supermercados e hipermercados. En 2018, 20.100. Si contamos la tiendas pequeñas y tradicionales, nos vamos hasta los 52.325.

"Caminamos hacia una burbuja de establecimientos", predice Florencio García, de la consultora Kantar Worldpanel. Dice que "si no crece la población no habrá demanda para satisfacer tanta oferta”.

Compramos menos y… más caro

En 2017 hay un 19% más de superficie comercial. No obstante, las ventas se han alejado en la dirección contraria: han disminuido un 2%. Teniendo en cuenta que la facturación sí ha crecido, el experto de Nielsen, Asís González de Castejón, confirma que compramos menos cosas pero gastamos más en ellas.

La Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (ANGED) también se pronuncia al respecto: "la regulación sobre las licencias comerciales, con menos intervencionismo que antes, ha tenido un impacto importante en la configuración de la oferta", señalan.

Según Florencio García, hay "una relación directa entre apertura de tiendas y ganancia de cuota de mercado. Por eso las cadenas no paran de abrir espacios, para ganar clientes". "Hasta Mercadona y Lidl han cambiado su estrategia de localización y ahora están en sitios céntricos de las grandes ciudades", dice. Los mismo ocurre con los nuevos establecimientos en las gasolineras, que "al final te encuentras con que tienes entre ocho y 10 opciones diferentes de hacer la compra alrededor de casa", termina García.

Viaconto
Importe de préstamo 600 € Quiero préstamo
Vivus
Importe de préstamo 300 € Quiero préstamo
OnlineCredit
Importe de préstamo 1 500 € Quiero préstamo

Una burbuja que no explota

Existe el misterio de la burbuja irrompible de los supermercados, que por más que hay, siguen vendiendo aun viendo reducido el número de consumidores, y nunca llega a pincharse.

Para los expertos no es tan misterioso. Según Kantar, en parte es porque "las cadenas han ganado clientes que antes compraban en las tiendas especialistas", refiriéndose a carnicerías, fruterías y pescaderías.

Hace diez años, estos pequeños comercios tradicionales mandaban con un 40% de la cuota de mercado en productos frescos. Ahora, les queda el 25%. ¿Los culpables? Las cadenas, que "se han centrado en mejorar su oferta de frescos".

"La burbuja no pincha porque hay un trasvase, las cadenas están captando clientes de estas tiendas. Llevan años drenando este canal, es su fuente de negocio", revela García.

"El sector aguanta porque se compra más innovación", dice Asís González de Castejón, de Nielsen. Según explica, el mercado está en continua autorregulación: "está habiendo ajustes en todos los formatos (súper mediano, pequeño...). Hay aperturas, pero también se están cerrando las tiendas que no son rentables".

Autorregulación: los que abren por los que cierran

Hablamos mucho de aperturas pero poco de cierres. El año pasado se inauguraron 138 supermercados grandes pero se cerraron 50. Se han abierto 162 medianos, y se han cerrado 203. Y en los pequeños, Nielsen contabilizó 435 nuevos y 387 liquidaciones.

"Hay una autorregulación, el que no funciona cierra. No es como un piso que se queda vacío y no se vende. Detrás de un supermercado hay una cuenta de resultados, unos gastos, unos empleados que pagar", explican expertos de sector.

Pero si a esta inundación de comercios le añadimos los e-commerce, la cosa cambia de color. En España, no destinamos ni un 2% de nuestro presupuesto a productos de alimentación, bebidas e higiene en internet. Sin embargo, esto irá en aumento. "Hemos triplicado el parque comercial. Si internet despega y no hay un cambio en la pirámide de población no habrá gente para saciar tanta oferta de tiendas", dice Florencio García. Para Castejón, "si estallase la compra en internet, el canal físico sufriría. La tarta es la que es, o se la lleva uno o se la lleva otro, pero hay que repartirla".

 

Fuente: El Mundo

Comentarios