Invertir en Bolsa, solo para aquellos con la hucha sana

Fecha de publicación: 28.05.2019
Invertir en Bolsa, solo para aquellos con la hucha sana

Si has decidido invertir en acciones por primera vez, es necesario conocer todos los recursos: bancos, inversoras, online, presencial. Todo lo que necesitas saber, aquí.

En más de un artículo hemos insistido en la importancia de dedicar cierta parte de nuestros ingresos al ahorro, para que las emergencias económicas sean más llevaderas. Pero cuando las cosas van bien y la hucha se llena, entonces podemos permitirnos hacer una jugada de futuro: invertir en bolsa puede aprovechar los excedentes de ahorro y hacer nuestros ahorros aún más rentables.

Pero la Bolsa parece ser un entorno hostil y la pregunta que surge entonces es, ¿cómo hacerlo?

Según los expertos, teniendo claras las opciones y analizando ventajas y desventajas.

Para el asesor financiero Pablo Souto, por ejemplo, lo mejor para operar con acciones es tratar con la banca. “Para ello solo tendremos que abrir una cuenta de valores, es decir, una cuenta específica que sirve para guardar los títulos”, explica.

Empresas de servicios de inversión

Como es natural, los bancos no son la única vía hasta la Bolsa. Seguro que todos hemos oído hablar de los brokers. Según Arantxa Virós, socia y directora de Neo Inversiones Financieras, los brokers son un tipo de empresa de servicio de inversión; en concreto, agencias de valores que “tienen forma de sociedades anónimas (con un capital mínimo de 300.000 o 500.000 euros) y tramitan órdenes de compra o de venta de valores por cuenta de sus clientes, pero no pueden operar por cuenta propia”.

Empresas de asesoramiento financiero

Las EAFI –empresas de asesoramiento financiero–, por su parte, ejercen de consultoras para que sus clientes inviertan con la mayor rentabilidad posible. Por eso, “la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) exige el paso por un estricto proceso de calificación”, nos cuenta Virós. Pero, al final, “el que tiene que dar la orden final a la entidad con la que trabaje es el usuario, con la supervisión de la EAFI”, añade.

CreditoSi
Importe de préstamo 1 000 € Quiero préstamo
Vivus
Importe de préstamo 300 € Quiero préstamo
Monedo
Importe de préstamo 5 000 € Quiero préstamo

Invertir por Internet

Según comenta Souto, lo más común es comprar y vender las acciones de forma online. La ventaja es que así sale más barato. De lo que no se librará nunca el usuario es de las comisiones por los servicios de intermediación y por la custodia de las acciones, aunque “las comisiones de intermediación son siempre más caras si la orden de compra o de venta nos la tiene que gestionar un tercero”, afirma Enrique Juan de Sentmenat, del Consejo General de Economistas en Baleares. Souto termina añadiendo que, al final,  “lo más importante es analizar todas las comisiones y comparar”.

Virós nos recuerda que, de la misma forma que si operamos presencialmente, siempre estaremos atendidos por expertos, “el proceso por Internet lo hace uno mismo, y a cualquier hora: selecciona qué tipo de operación quiere realizar (compra o venta), qué cantidad quiere adquirir o ceder y a qué precio (a uno específico o al de mercado)”.

Sin dejarnos engañar

Para Sentmenat, el problema de decidirse por un broker consiste en “saber quién hay detrás”. Siempre nos aseguraremos de que está autorizado por la Comisión Nacional del Mercado de Valores, y de qué leyes son aplicables en caso de que surja algún problema, sabiendo que “muchas de estas sociedades se rigen por normativas extranjeras”, según este experto. Algunos brokers, además, ofrecen “activos que no suelen estar al alcance de los otros”, pero ante eso, uno debe tener lo que hay que tener para ser un buen inversor, e ir a por lo “que conoce o de lo que ha oído hablar”.

La libertad y la calidad de decisión se pagan

Aunque el precio suba ligeramente, Sentmenat y Virós coinciden en que presentarse en una sucursal y hablar con los asesores facilita el proceso, especialmente si somos novatos en esto de la Bolsa. Pero tampoco debemos confiarnos: aunque el Banco de España controle las maneras de los bancos, ellos, “normalmente, prefieren vender un producto propio”, asegura Setmenat.

Por la otra parte, sabemos que en el escaparte de una empresa de servicios de inversión podemos ver prestaciones especializadas, transparentes e independientes.

¿Dónde está el truco?

“Los costes para contratar el servicio del asesor son los más elevados”.

Comentarios