Fusiones entre bancos para recuperarse de la crisis

author Óscar Ahulló Fecha de publicación: 26.08.2020
Fusiones entre bancos para recuperarse de la crisis

La fusión entre entidades bancarias de distintos países europeos está a punto de empezar. Y aunque su razón de ser es la economía, los expertos no confían al 100% en su rentabilidad.


Aunque la pandemia no es el principal causante de la inminente serie de fusiones bancarias que se avecina en Europa, ha sido el detonante definitivo. El sector ya venía acusando los escasos beneficios derivados de los tipos de interés tan bajos a los que se han enfrentado, además de las secuelas de la burbuja inmobiliaria de la última crisis.

Todo esto, con la puñalada final de la COVID-19, ha terminado por derrumbar el crecimiento económico y el mercado crediticio, tras lo cual puede surgir un grave peligro de morosidad.

Fusiones para todos en Europa

Por eso, desde el Banco Central Europeo han dado el visto bueno a las fusiones entre bancos nacionales y también de diferentes países de Europa. De hecho, el vicepresidente del BCE, Luis de Guindos, ya predijo que estas operaciones llegarían a darse por ser necesarias. Lo que el BCE y las propias entidades pretenden es fortalecer el sector ante el inestable entorno económico. Con las esperanzas de aumentar su rentabilidad, la presidenta del BCE, Christine Lagarde, también apoya las fusiones.

CreditoSi
Importe de préstamo 1 000 € Quiero préstamo
Vivus
Importe de préstamo 300 € Quiero préstamo
Monedo
Importe de préstamo 5 000 € Quiero préstamo

Reticencias en España

En cambio, en España, no son muchas las entidades bancarias a favor de las fusiones. De hecho, solamente la presidenta de Banco Santander, Ana Botín, ha apoyado las fusiones transnacionales.

En su misma línea aparece José María Roldán, presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), quien reconoce la urgencia de las fusiones transfronterizas para aliviar las necesidades de la Unión Bancaria Europea y crear un mercado sano, alejado de superioridades aplastantes y dado a competencias entre bancos.

Disparidad de opiniones

“El BCE parece que está dispuesto a ser más flexible precisamente para que puedan darse dichas fusiones. Antes, una condición era que la entidad resultante de una fusión debía tener una ratio de capital al menos igual de alta que la mayor de las dos entidades fusionadas, y ahora ese requisito lo ha relajado y no es necesario”, explica Nuria Álvarez, analista de bancos de Renta 4.

Pese a las facilidades que plantea el BCE, a Ignacio Cantos, socio director de inversiones de Atl Capital, le parecen complicadas las operaciones de fusión entre bancos de distintos países: “Se enfrentan los egos, culturas diferentes y la forma de hacer banca es distinta. Tanto a los bancos españoles en Europa como a los europeos en España no les ha ido demasiado bien por esa forma diferente de la banca en cada país”.

No obstante, se muestra más optimista respecto a las fusiones en España, ya que, en sus palabras, “es la forma más rápida de mantener o elevar la rentabilidad de las entidades financieras con el cierre de sucursales y la reducción de puestos de trabajo”.

¿Va a funcionar?

Pese a todo, Nuria Álvarez no está convencida de que la actual situación económica permita una solución de rentabilidad inmediata para las nuevas entidades. Según ella, “el entorno de tipos no te asegura que la entidad resultante vaya a ganar en rentabilidad, por muy complementarias que puedan ser las entidades desde un punto de vista geográfico. Hay que asumir de todos modos los costes de reestructuración”. Y añade: “Luego tenemos la financiación de la propia operación, ya que resulta complicado ver que hoy por hoy una entidad vaya a consumir capital para comprar otra, y por tanto eso nos hace pensar que sería más lógico que la operación se financie con un canje de acciones. Con unas cotizaciones muy castigadas, no parece el mejor momento para realizar ampliaciones de capital”.

La ratio ROE mide la rentabilidad financiera de cada entidad. Para la empresa inversora Goldman Sachs, las empresas con menos de 7% de ROE durante más de 5 años, en los 10 últimos, se consideran zombis. Y aseguran que “hay varias industrias en Europa (bancos, telecomunicaciones, aerolíneas) que pueden necesitar consolidarse para ser más rentables y dar mayores rendimientos a los inversores (es decir, salir de la categoría de zombis)”.

Fuente: El País

author

Autor del artículo:

Óscar Ahulló

Es redactor creativo publicitario y redactor web especializado en finanzas.
Biografía completa

Comentarios