Fintechs y restricciones para los créditos al consumo en 2019

Fecha de publicación: 08.01.2019
Fintechs y restricciones para los créditos al consumo en 2019

Los créditos al consumo llevan muchos años respirando aires de bonanza, pero estas navidades se han advertido señales de incertidumbre, sobre todo, si se compara con el resultado obtenido el año anterior. Antonio Gallardo es un experto de iAhorro y él mismo afirma que “la petición de créditos podría retrotraerse, aunque, al principio, lo harían de forma leve”. De todos modos, todavía no se ha visto confirmada esa ralentización del consumo en un mercado que sigue fuerte pese a los límites en la concesión y alguna que otra innovación que dominarán los créditos al consumo en los próximos meses. Es más, el dinero total otorgado en virtud de los préstamos personales concedidos en España creció un 5,9% interanual en septiembre, hasta los 181.167 millones de euros, según el Banco de España.

Compramos y financiamos más

“Es normal que en períodos de crecimiento, como los que estamos viviendo, los ciudadanos aumenten su consumo y la renovación de ciertos bienes con financiación destinada a estos fines”. Lo dice Jorge Rodríguez Maroto, director de préstamos de ING, que asegura que “las cifras que estamos registrando parecen más llamativas, aunque estemos todavía por debajo de los datos de 2008” por la baja referencia de la que partíamos tras la crisis. El responsable de Ibercaja, Ramón y Cajal, también tiene claro que si añadimos la mejora en la situación del empleo, “simplemente compramos y financiamos más”. Gallardo resume el momento de crédito al consumo en “mayor oferta, facilidad de concesión de préstamos por parte de los bancos, y más demanda”

Límites a la concesión

En algunos países ya hay en marcha un sistema de limitación a la concesión de crédito: el bureau de crédito. ¿Cómo funciona? Es una especie de clasificación de usuarios de créditos al consumo cuya puntuación está basada en el comportamiento de cada miembro y, por tanto, puede ascender o descender. Así, según Rodríguez, se facilitaría el proceso de evaluación del riesgo, el control del sobreendeudamiento y las tasas de morosidad”. Asegura el experto que los clientes de las entidades también verían un beneficio, “ya que se incrementaría la competencia y mejorarían las condiciones de los productos”. Aunque menos valor tiene este sistema tras el decreto ley aprobado por el Gobierno el pasado 14 de diciembre, en virtud del cual, el Banco de España tiene la potestad de restringir la concesión de crédito. Para ello, habrá que valorarse la relación entre el nominal del préstamo y el valor de la garantía, así como la relación entre el pago de los intereses y la renta del beneficiario.

CreditoSi
Importe de préstamo 1 000 € Quiero préstamo
Vivus
Importe de préstamo 300 € Quiero préstamo
Monedo
Importe de préstamo 5 000 € Quiero préstamo

Las entidades fintech siguen en subida

Se espera, sin embargo, que siga la oleada de comercios electrónicos y que sigan obteniendo galones en el crédito al consumo. Ramón y Cajal explica que “La financiación en el momento de la compra de un bien o servicio seguirá siendo la tendencia de este segmento, con especial relevancia en el punto de venta por internet”. Lo mismo piensa Miguel Costa, director general de Sabadell Consumer Finance: “el e-commerce favorecerá un nuevo formato de crédito al consumo que tendrá que ser fácil y seguro”.

Hay también un hueco reservado para las fintech, quienes gozan cada vez de más protagonismo en este mercado y así lo expresa Pablo Ripoll, responsable de marketing de Younited Credit, una entidad on line especializada en préstamos. Ripoll piensa que estas entidades se desenvolverán en “un marco regulatorio más flexible, gracias al anteproyecto de ley de transformación digital que se presentó el pasado julio”. Tienen las de ganar por su dinamismo, su frescura, su puesta al día y la comodidad y sencillez de su producto, sin obviar además que dominan el sector bancario y tecnológico como el salón de su casa.

Y hay una buena noticia en cuanto a los datos personales, ya que una nueva directiva europea de servicios de pagos convertirá a los clientes en los únicos propietarios de sus datos, decidiendo si compartirlos con terceros, o no.

 

Fuente: El País

Comentarios