Esperando a las SEPA

Fecha de publicación: 15.03.2018
Esperando a las SEPA

¿Quién no se ha visto nunca con prisa a la hora de hacer efectivo un pago urgente mediante una transferencia bancaria? Y, visto desde el otro lado, ¿cuántos de nosotros esperamos mordiéndonos las uñas la recepción de una transferencia a nuestro favor?

Muchos… Y todos esos muchos hemos tenido que esperar, y cada uno lo lleva como puede. En ocasiones la demora no pasa de un par de días, en estos casos, a aquél con aplomo suficiente o los deberes bien hechos no le da tiempo a impacientarse. Pero los pagos apurados que coinciden con fines de semana o puentes ponen realmente a prueba la paciencia de ambas partes. “Avísame cuando te llegue el dinero, por favor”, solemos implorar. “Sí, espero que sea pronto…”.

Las transferencias se ponen las pilas

Quien no haya oído rumores sobre esta noticia puede que ponga el grito –de júbilo- en el cielo. Ahí vamos.

La mayor parte de las entidades llegaron ayer a un acuerdo para poner en marcha el programa que permite realizar transferencias bancarias entre casi 600 entidades distintas de toda la Unión Europea. Hasta ahí muy bien, pero la cosa se pone seria –seriamente bien, queremos decir- cuando nos dicen que dichas transferencias podrán ser completadas en apenas unos segundos. Vamos, que se acabaron las interminables ojeadas al reloj y a la cuenta bancaria en espera de una milagrosa confirmación de llegada, porque el dinero estará en su destino en cuestión de segundos, casi automáticamente. Aleluya.

Otra característica importante del programa es que permitirá un importe máximo de 15.000 euros por cada transferencia. Esto, atendiendo a la diversidad de asuntos que pueda llevar cada cual entre manos, lo dejamos sujeto a la libre interpretación de cada uno.

Lo que es indudable es que, por fin, el dinero electrónico se baja del autobús para coger el AVE.

Viaconto
Importe de préstamo 600 € Quiero préstamo
Vivus
Importe de préstamo 300 € Quiero préstamo
OnlineCredit
Importe de préstamo 1 500 € Quiero préstamo

¿A cambio de qué?

El bendecido sistema del que hablamos se llama TIPS, del inglés Target Instant Payment Settlement, -en España lo conocemos mejor como SEPA- y ya ha sido adoptado por bancos españoles como Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia y Sabadell. Pero, atención, porque como tantas y tantas cosas en el mundo financiero, las transferencias a través de TIPS no serán gratuitas, generalmente. Queda a voluntad de cada entidad bancaria qué política de comisiones aplicar y en qué porcentaje, en el caso de que haya alguno, a los clientes que hagan uso de la prestigiosa herramienta. Esto también significa que haya casos en los que no comporte un gasto para el usuario, pero hemos decidido dejarlo también a expensas de que cada uno lo averigüe con su banco. ¡Suerte con ello!

Además, el uso de esta herramienta no tiene por qué ser generalizado. Lo cual significa que es posible que ciertos colectivos de clientes no tengan acceso a este tipo de transacciones. En todo caso, dependerá de la relación de cada uno con su entidad de confianza.

Cuando hablábamos de SEPA…

Por si no se sabía, esta herramienta TIPS lleva cociéndose durante meses en los fuegos del Banco Central Europeo. De hecho, ya hablamos en su día de ella en un artículo de este blog, allá por noviembre del año pasado. Concretamente, ha estado lista desde el día 21 de aquel mes, pero la totalidad de bancos españoles decidió esperar, y desde entonces ha estado sometida a un periodo de prueba que, en principio, tenía previsto finalizar el primero de enero de este 2018. Por razones que desconocemos, ha sido finalmente en febrero, mes y medio después de lo esperado, cuando la TIPS –o SEPA, para entendernos mejor- ha saltado a los terrenos de juego.

Bienvenida sea.

 

Fuente: Las Provincias

Comentarios