En qué superan los créditos urgentes online a los tradicionales

Fecha de publicación: 06.12.2018
En qué superan los créditos urgentes online a los tradicionales

Es indudable que nuestras costumbres como consumidores han ido modificándose a medida que hemos ido evolucionando como seres humanos. No somos como hace veinte años, ni diez, y tampoco consumimos lo mismo. Lo que, sin embargo, persiste son las necesidades económicas que reclama una sociedad consumista como la nuestra. Ahí es donde juegan un papel fundamental las entidades bancarias tradicionales, quienes no están dispuestas a conceder créditos pequeños ni grandes a nadie que no garantice la solvencia exigida. Y todo el mundo sabe, incluidos los bancos, que cuanta más urgente es la necesidad económica de alguien, menos garantías de solvencia financiera y capacidad de devolución ofrece. Entonces, ¿dónde se detiene la rueda? En los créditos rápidos online.

En efecto, porque todas esas personas con emergencias económicas y debilidades financieras deben, de igual modo y con el mismo derecho de quienes gozan de cartera estable, optar a una financiación que, en definitiva, representa una ayuda al necesitado.

Existen préstamos bancarios menos exigentes que los ofertados por la banca tradicional que, además, se especializan en el destino de la inversión: la compra de una vivienda o de un coche. Y, finalmente, tenemos aquellos créditos que ayudan a resolver situaciones de urgencia económica, cuyas características se adaptan a las necesidades de cada solicitante. Son los llamados créditos urgentes.

Cómo solicitar un crédito urgente

Casi todo se lo debemos a Internet y a sus tentáculos. A través de ellos, cada vez más entidades de crédito ofrecen la posibilidad a cualquier ciudadano que cumpla los requerimientos básicos de solicitar préstamos urgentes de forma fácil, rápida y segura. La creación de estos nuevos productos financieros ha comportado el desarrollo de las plataformas web donde estas compañías operan, sin sucursales que valgan. Por ejemplo, al interesado en obtener un préstamos rápido online le conviene saber que solo tiene que acceder al sitio web de la entidad crediticia que ofrezca las mejores condiciones y elegir la cantidad deseada junto con el plazo de devolución, todo desde su casa, donde obtendrá una respuesta en pocos minutos.

No cabe duda de que la rapidez y la comodidad de estos productos es lo que les ha asentado en el mercado y les ha posicionado de forma favorable respecto a los préstamos tradicionales.

Viaconto
Importe de préstamo 600 € Quiero préstamo
Vivus
Importe de préstamo 300 € Quiero préstamo
OnlineCredit
Importe de préstamo 1 500 € Quiero préstamo

Las ventajas los créditos urgentes frente a los tradicionales

La principal diferencia es que los trámites por los que llegar hasta el dinero deseado son online, y esto comporta una inmediatez, sencillez y comodidad que no admiten comparación con la exigida por la banca de toda la vida para su financiación. Es más, las entidades crediticias requieren de una cantidad de documentos y papeles mucho menores que los bancos, los cuales pueden enviarse escaneados. Estamos hablando, por tanto, de conseguir un préstamos sin salir del hogar, algo impensable hace años. Los requerimientos mínimos para empezar con la solicitud son la presentación del DNI en vigor, los datos de una cuenta bancaria propia donde se acrediten ingresos recurrentes y suficientes, un certificado de residencia en España, un número de teléfono y una cuenta de correo electrónico propios y, por último, ser mayor de edad. Si tenemos en cuenta que los préstamos urgentes son productos diseñados para cubrir necesidades imprevistas de dinero, las cantidades disponibles no suelen ser elevadas. Por consecuencia, los periodos de devolución no serán demasiado largos, pero tampoco exigentes.

Debemos tener presente a estas alturas del negocio, que en el sector existen ya multitud de entidades crediticias operando en España y, por tanto, es inadecuado generalizar sobre sus políticas de actuación, dado que pueden variar en ciertos aspectos. Sin perjuicio de ello puede garantizarse que algunas compañías no exigen al solicitante una explicación sobre el motivo por el cual necesite el dinero ni la revelación del destino de su inversión, cosa que no sucede con los bancos.

Por último, siempre tendremos presente, como solicitantes de un crédito rápido online, que el producto que buscamos sirve para aliviar una inesperada urgencia económica, y no para financiar un capricho de elevado coste. La responsabilidad es clave en el buen provecho de este recurso, el cual puede convertirnos en deudores o morosos si no actuamos con cuidado y con análisis antes de tomar una decisión.

 

Fuente: Somos Chamberí

Comentarios