El selecto club de los morosos

Fecha de publicación: 17.10.2017
El selecto club de los morosos

Hubo una vez, allá por el año 2013, concretamente en el último mes del año, donde muchos de aquellos que fuimos felizmente afectados por el hechizo del “préstamo obtenido” no pudimos devolverlo. Nosotros, los morosos, ese nutrido grupo de ilusos que se creyeron capaces de escalar los puntiagudos intereses que la banca solía –y suele- imponer, representábamos ni más ni menos que el 13,6% de los prestatarios en España.

A simple vista, podrá parecer que poco pueden hacer 13 contra 87, y en efecto, así es –en un campo de batalla, habríamos resultado arrasados. Pero esos 13,6% también hablábamos en nombre de los más de 106.000 millones de euros en créditos dudosos, impagados y devolucionus interruptus.

Así es, poquito a poco y como una modesta colonia de hormigas con problemas de liquidez fuimos acumulando deuda y cuotas pendientes. Algunos de nosotros no éramos conscientes de cuán alta se encontraba realmente la cima, y otros nos animamos a subir pese a haberla atisbado ya desde la base. Todos terminamos resbalando mes a mes.

Si recuerdas el último post sobre la cultura del dinero rápido, te habrá venido ya a la cabeza aquello que dijimos sobre el arte de devolver los préstamos. Pues bien, después de aquel diciembre de 2013 que sacudió los registros de morosidad, parece ser que aprendimos la lección. Desde entonces, todos los meses han registrado unas tasas de morosidad del 8%. Eso está algo mejor –un 5% mejor. 

Respecto a este verano, hemos vuelto a confiarnos ligeramente. Junio registró unas tasas del 8,43%, descendiendo respecto de mayo y abril. Mientras que julio rompió la racha de tres meses consecutivos devolviendo más y debiendo menos: aumentó un 0,04%. Estos 8,47% no significan tanto a nivel numérico como en una vertiente de tendencias: si el crédito total del sector se ha reducido en un 0,33% en el mismo mes de julio con relación a junio hasta los 1.255 billones de euros, significa que hemos pedido menos dinero y hemos devuelto… peor. Así que en proporción y si leemos entre líneas, hemos tenido más problemas de los que se adivinan de las cifras superficiales: el porcentaje de caídas durante la subida es mayor. 

Viaconto
Importe de préstamo 600 € Quiero préstamo
Vivus
Importe de préstamo 300 € Quiero préstamo
OnlineCredit
Importe de préstamo 1 500 € Quiero préstamo

Por lo contrario, estos 1.255 billones de euros también son el resultado de una desplome de, ni más ni menos, el 2,53% del crédito total del sector en términos interanuales. Las entidades financieras han disminuido sus provisiones hasta los 63.785 millones de euros, respecto a los 71.339 millones sobre los que se acostaban cada noche el pasado año. Si atendemos solamente a estos datos sin tener en cuenta quién ha hecho los deberes con su paga mensual y quién no, podemos extraer una sonrisita del bolsillo. Si solicitamos menos créditos es porque necesitamos menos ayuda económica y, cuanto más engorde nuestra cartera, mejores serán las botas de escalada que nos podamos permitir, ¿verdad? Pisar firme para no resbalar, esa es la cuestión.

/data/prestamosperfectos.es/multimedia/images/elaboracion propria a partir de los datos de Banco de Espana.png

A fin de cuentas, aquí estamos para aconsejar… y advertir. Según el portavoz de la Asociación Española de Banca, José Luis Martínez Campuzano, los datos difundidos muestran una “cierta estabilidad”, porque se mantiene cerca del 8%, porcentaje ya asentado como referencial del buen hacer del prestatario español.

Por aquí estamos de acuerdo en que, por ahora, el ritmo es estable. Pero también sostenemos que, así como tenemos por costumbre cultivar nuestro talento artístico e intelectual en conservatorios musicales, centros deportivos, centros de danza y academias, no estaría mal que invirtamos también en el arte de la devolución. Sin ella, tal vez no nos podamos permitir las clases de piano de nuestro hijo.


Fuente: El País, Banco de España, Europa Press.

Comentarios