El recorrido del Euribor y sus consecuencias en el mercado hipotecario (Parte II)

Fecha de publicación: 15.08.2019
El recorrido del Euribor y sus consecuencias en el mercado hipotecario (Parte II)

El nuevo registro del Euribor asegura un abaratamiento de los préstamos de hipoteca con tipo de interés variable en relación con los de interés fijo. Segunda parte del artículo.

También ventajas en los créditos actuales

Concluíamos la primera parte de este artículo con la opinión de Joaquín Robles, analista económico en XTB, sobre el aumento de los índices diferenciales por parte de los bancos para compensar la bajada del Euribor.

Pese a ello, Robles guarda una mejor consideración de las hipotecas variables respecto a las que tienen un tipo de interés fijo, que en mayo de 2019 llegaron al 3,1% de tipo medio. 

Obviamente, si vas a comprar una casa con una hipoteca variable a 30 años, es complicado saber con qué tipos de interés vas a terminar, pero, desde luego, si tomamos en cuenta la actual coyuntura económica, se nos hace muy difícil ver una subida de tipos por lo menos en los próximos dos o cuatro años. De esta manera, ya te estás garantizando un período a corto plazo de intereses muy bajos”, explica el experto. De hecho, calcula “por lo menos cinco o siete años” para que el interés variable y el fijo actuales se equiparen.

Otro de los efectos colaterales de un Euribor mínimo es visible en los bancos, desde donde se esfuerzan por promocionar las hipotecas a tipo fijo, que resultan más rentables a día de hoy para las entidades. 

CreditoSi
Importe de préstamo 1 000 € Quiero préstamo
Vivus
Importe de préstamo 300 € Quiero préstamo
Monedo
Importe de préstamo 5 000 € Quiero préstamo

En este sentido, Juan José Durán, catedrático de la UAM, augura que “los bancos aumentarán la oferta de esta clase de hipotecas y se podrán conseguir créditos a 20 años a tasas fijas del 1,50% o 1,75%”.

Variación interanual del Euríbor

No hay motivos para el cambio

Y parece que la tendencia seguirá intacta, según afirman los expertos. En parte, porque el Euribor está notablemente asociado a los tipos de interés del propio Banco Central Europeo, ubicados en un 0% actualmente. Y, además, no se prevé que el BCE haga crecer estos tipos, como apuntan desde XTB. “Desde hace año y medio, Europa está desacelerando a un ritmo mucho más fuerte que las demás potencias mundiales”, asegura Robles. Y añade que “el problema sería que el crecimiento de Estados Unidos y China empiece a ralentizar a un ritmo mucho más fuerte, por el más que probable efecto contagio. Países que ya no crecen —como Italia y Alemania— o que lo hacen muy por debajo de la media de los últimos años —como España y Francia— podrían entrar muy fácilmente en recesión”.

Sin cambios a la vista en el BCE

Juan José Durán no puede dejar de asociar una bajada de los tipos de interés, por parte del BCE, motivada por la resolución del Brexit. En el próximo mes de noviembre, Christine Lagarde sustituirá a Mario Draghi para convertirse en nueva gobernadora del BCE, y Durán cree que esto hará priorizar “las necesidades de crecimiento de la economía europea frente a una visión más ortodoxa de control estricto de la inflación y la inversión”, por consiguiente, “se mantendrá la política actual de expansión monetaria hasta que haya indicios de un crecimiento vigoroso y sostenido” y “los tipos de interés seguirán en valores negativos en los próximos dos años, como mínimo”, argumenta el catedrático.

Pero el Euribor es un valor inestable y cíclico, por eso a Robles no le sorprendería que el índice referencial batiera sus propios registros negativos en los próximos años, al menos hasta el año 2024.

Lo mismo vaticina Durán, aunque a más corto plazo, y se atreve a establecer un valor de 0,40 negativo para finales de este año o principios del siguiente.

Bankinter dibuja un Euribor a 12 meses de la siguiente manera:

  • Euribor a finales de 2019, en -0,20.
  • Euribor en 2020, en -0,10.
  • Euribor en 2021, en -0,05.

Comentarios