El recorrido del Euribor y sus consecuencias en el mercado hipotecario (Parte I)

Fecha de publicación: 13.08.2019
El recorrido del Euribor y sus consecuencias en el mercado hipotecario (Parte I)

En las últimas semanas, el Euribor no ha detenido su caída en picado y ha alcanzado su registro más bajo: un -0,28. Son buenas noticias para muchos españoles, dado que la gran mayoría de hipotecas están constituidas en virtud del tipo de interés variable, y su importe depende del índice de referencia.

La principal consecuencia es, por tanto, el abaratamiento de las cuotas que todos los hipotecados con préstamo variable están pagando mensualmente. La última medición del Euribor, en julio de 2018, constató un -0,18, por lo que en la próxima revisión, el importe de las cuotas se reducirá en unos diez puntos básicos.

La estela del Euribor

La aparatosa caída del Euribor, según los expertos, ha comportado un registro tan bajo, que no solo beneficiará a los titulares de préstamo hipotecario variable contratado el año pasado, sino también a quienes lo materialicen ahora, porque el margen hasta igualar el precio de las cuotas a tipo fijo es tan amplio, que pasarán varios años hasta que el primero deje de ser más barato que el segundo.

En poco más de un año, el Euribor ha modificado su estela en varias ocasiones, e incluso mantuvo en vilo a todo el panorama económico cuando, en abril de 2018 y habiendo permanecido más de dos años en valores negativos –con el récord de -0,191 en febrero y marzo–, amagó una subida que lo haría sobrepasar el 0. Pero no se materializó. Fue, como se ha dicho, un amago, y en los primeros meses de 2019, tras llegar a su máximo en febrero –con un -0,108–, volvió a caer, como puede verse en este gráfico.

Evolución del Euríbor

CreditoSi
Importe de préstamo 1 000 € Quiero préstamo
Vivus
Importe de préstamo 300 € Quiero préstamo
Monedo
Importe de préstamo 5 000 € Quiero préstamo

Cómo se benefician las hipotecas antiguas

Como ya sabemos, un tipo de interés variable se calcula sumando un porcentaje fijo –llamado también índice diferencial– al valor que tenga el Euribor en el momento de la revisión. Esto explica las ventajas que la caída del Euribor en julio supone para los que ya tenían contratada una hipoteca desde el año pasado.

Con los números sobre la mesa, podemos mostrar un ejemplo práctico:

  • Contratamos un préstamo de hipoteca por valor de 150.000 euros, a devolver en 30 años y con un diferencial del 0,99%.
  • En julio de 2018, la cuota de la hipoteca costó 169,42 euros.
  • En julio de este año, será de 163,11 euros.
  • Resultado: 6,31 euros menos al mes y 75,72 euros menos al año.

Los diferenciales marcan la diferencia

Joaquín Robles, analista del broker de inversiones XTB, justifica en la caída el Euribor el hecho de que “en los últimos meses están aumentando los diferenciales”. Y es que, según el INE, el 57% de todos los hipotecados españoles lo están en virtud de una hipoteca variable. El Euribor se convierte, de este modo, en el juez de los precios de más de la mitad de hipotecas, y si no juega en favor de las entidades bancarias, éstas le ponen remedio al bajón de precios trastocando el índice diferencial que se suma al Euribor.  “Si se prevé que continúe a la baja, los bancos suben el diferencial” para conseguir la máxima rentabilidad de las últimas hipotecas constituidas, independientemente del estado del índice referencial, señala Robles.

Como se trató en un artículo reciente, la nueva Ley de Crédito Inmobiliario entró en vigor en junio, y de algún modo se espera que afecte a las nuevas maniobras de los bancos. En opinión del experto, los bancos habrían “trasladado al cliente los gastos que la nueva normativa les obliga a asumir”, pero todo se resolverá pronto con las primeras interpretaciones.

Comentarios