El e-commerce viene para quedarse

Fecha de publicación: 21.12.2017
El e-commerce viene para quedarse

Sexo masculino, en plena treintena, conectado a Internet principalmente cuando toca consumir y confiado del método de compra online. Así es el prototipo de consumidor español de comercio electrónico. Y así lo sugiere el último informe de Bankinter Consumer Finance.

Y es que en España ya circulan más de 51 millones de tarjetas de crédito; y si a ello le añadimos la implacable adhesión de los smartphones a nuestras vidas y la imparable oferta de comercio electrónico y de apps, el resultado es un crecimiento del 71% en el gasto online de los usuarios de tarjetas de crédito desde 2012.

La relación entre las tarjetas y el e-commerce se consolida

La propia Bankinter Consumer Finance se atreve a sacar la bola de cristal: este año el importe medio de las compras por Internet de los usuarios de tarjetas ascenderá a 877 euros –un 12% más que el año anterior. Es decir, que más de la mitad de los que tenemos tarjeta de crédito terminará por gastarse dinero en el e-commerce.

Otro síntoma del arraigamiento de este método de consumo es que, a cambio de disminuir el importe medio de las compras en comercio electrónico –de 69 a 64 euros-, aumenta considerablemente el número de compras realizadas al año –de 8 a 13. Aun así, esta cuantía sigue siendo muy superior a la de las compras presenciales, cuya media es de 48,6 euros, lo que muestra la consolidación del comercio electrónico como nuevo hábito de compra, según Sáez.

Muchos viajes, poco súper

En cuanto a los productos más consumidos a través del mercado electrónico, lo mejor es decir que hay un claro líder: los viajes. El 20% de nuestros gastos de tarjeta de crédito se invierte en las vacaciones, que son sagradas. Tras ellas, las plataformas de productos generales –un 13%-, el ocio, -un 8%- y la tecnología –con un 6%. A quien se nota que todavía está sufriendo el proceso de entrada son los supermercados, que sólo copan un 1% de las inversiones con tarjetas online. En cambio, los gastos que tenemos en los supermercados físicos con tarjeta representa el 19% del total.

Por un lado, afirma Barbero, “las grandes cadenas de supermercados han llegado tarde y sus soluciones, todavía basadas en el listado, no se adaptan bien al canal digital, con plataformas anticuadas que tienen muchos defectos”.
 
Por el otro, “el sector de los viajes es el primero por volumen medio de la compra y lleva más años online”, lo que, según el especialista, revela la fórmula del triunfo para este tipo de plataformas.

Viaconto
Importe de préstamo 600 € Quiero préstamo
Vivus
Importe de préstamo 300 € Quiero préstamo
OnlineCredit
Importe de préstamo 1 500 € Quiero préstamo

Adiós estereotipos: ellos más que ellas

El usuario de tarjeta referencia que compra en Internet es un hombre de entre 30 y 40 años. La brecha que existe entre hombres y mujeres cuando llenan el carrito en establecimientos físicos –en 2016 ellos gastaron un 23% más que ellas– se ensancha cuando hablamos de online. El año pasado, los compradores de e-commerce masculinos desembolsaron un 35% más que las compradoras –unos 850 euros de media. Los mismos lideran la estadística en cuanto a número de compras realizadas al año.

“La tendencia nos indica que Internet es el canal de compra del consumidor del futuro”, cuenta Sáez. “Uno de los segmentos que merece la pena observar en el futuro”, sostiene Carreras, sin embargo, “es precisamente el crecimiento de las compras online por parte de la población de edad más avanzada que, gracias a la penetración de los dispositivos móviles, en especial la tableta, cada vez está más conectada”.

En este sentido, el dato sobre la edad de los usuarios de tarjetas para compras online confirma que el e-commerce es territorio de los jóvenes menores de 40 años. Si éstos destinan a la red una cuarta parte del total que gastan con la tarjeta, los mayores de 70 años sólo invierten un 5% de sus gastos en la gran nube.


Fuente: El País

Comentarios