El e-commerce de las viviendas amenaza a los pisos piloto

Fecha de publicación: 24.05.2018
El e-commerce de las viviendas amenaza a los pisos piloto

La revolución del marketing no entiende de productos ni de mercados. O quizás es que entiende demasiado. Sea como sea, ya lo abarca todo, sigue conquistando el mercado a oleadas y hoy, donde comprar una camisa sin ser probada antes es algo corriente, las viviendas van camino de convertirse en un producto de escaparate, en un ítem susceptible de ser tratado como a una prenda de ropa.

Es tal la fuerza de la revolución digital y tan intensa la sacudida que le está proporcionando a la concepción del mercado y al propio consumo, que al sector inmobiliario no le queda otra que agachar la cabeza.

Elena Ger, directora de Marketing y Comunicación de Altamira Asset Management, cree firmemente que "la revolución digital nos permitirá llegar a comprar una casa sin visitarla" e incluso sin pasar por el notario. Hoy en día existen trabas legales, pero "estamos trabajando para ofrecer un paquete con todo el papeleo necesario: documento notarial, tributos, cargas, inscripción y suministros", añade.

Y cierto es que el sector inmobiliario se incorpora bastante más tarde que otros que ya son asiduos a las redes, como el de viajes, seguros, textil e incluso alimenticio. Faltaba más, no es lo mismo pedir una pizza o reservar un vuelo que comprarte la casa con un clic.

El primer e-commerce de viviendas en España

Siendo así, la consultora CBRE lanzó la primera plataforma en España que permite reservar una vivienda online mediante un procedimiento que dura unos 10 minutos. "Es lo mismo que se realiza en la caseta de ventas, pero de forma digital", señala Javier Kindelan, vicepresidente de CBRE España y presidente de Valuation & Advisory Services.

La plataforma permite el acceso a toda la información útil y necesaria de la vivienda. Para que el cliente pueda tomar una decisión fundada, dispone de recorridos virtuales, imágenes en 360 grados, posibilidad de personalizar el piso, elección de la planta y de la orientación, el número de plazas de garaje, el trastero, etc.

Lo más parecido a un videojuego.

Aunque cuando llegamos al apartado de firma del contrato de reserva, el precio de ésta es de 3.000 euros. Nada de juegos. Firmando digitalmente podremos tramitar todos los documentos y realizar un pago seguro. Entonces, el cliente accede a un área exclusiva donde consultar los planos de la vivienda y los avances en sus reformas, si las hay.

Viaconto
Importe de préstamo 600 € Quiero préstamo
Vivus
Importe de préstamo 300 € Quiero préstamo
OnlineCredit
Importe de préstamo 1 500 € Quiero préstamo

La criatura se encuentra disponible para las promotoras que quieran empezar a aplicarse con sus residenciales. La primera, que saldrá en este mes de mayo, estará en Alcobendas, Madrid. CBRE pretende integrar 41 promociones con 3.200 viviendas y alcanzar entre el 20% y el 30% de las reservas online hasta 2022.

La resistencia del piso piloto

Según Kindelan, este sistema no viene para derruir el concepto de piso piloto: "creemos que los clientes querrán seguir visitando un piso piloto y la caseta de ventas, pero debemos apostar por la integración de los canales físicos y digitales". La consultora confía en perfeccionar el método de tal manera que en un año los registros y las visitas al banco y al notario también se esfumen, convertidos en tráfico web.

En Altamira también se frotan las manos después de impulsar sus ventas gracias a una campaña de publicidad en Amazon. En su página web aparecen alrededor de cien viviendas de obra nueva en Madrid, Barcelona y la costa, inmuebles que son propiedad de la Sareb y de Banco Santander.

Aquí, los clientes pueden consultar la oferta de casas, pisos, chalés y cualquier tipo de vivienda y, desde ahí, dirigirse a la web de Altamira, lugar donde se llevará a cabo el proceso de adquisición. Por supuesto, no tiene nada que ver con una venta directa en Amazon. De hecho, "actualmente no existe la posibilidad de que los clientes puedan adquirir viviendas ni en España ni fuera de ella, salvo algunas prefabricadas", reconocen fuentes de la compañía de Jeff Bezos.

 

Fuente: El País

Comentarios