Descubriendo el perfil del hipotecario online

Fecha de publicación: 04.04.2019
Descubriendo el perfil del hipotecario online

¿Quién se hipoteca por Internet? La respuesta es más sencilla de lo que parece. Según un estudio del comparador iAhorro, existe un perfil mayoritario del usuario que solicita hipotecas online: individuo con contrato laboral indefinido, que percibe un salario medio y que necesita entre 100.000 y 200.000 euros para comprarse una casa. Así son la mayoría de personas que solicitaron en 2018 una hipoteca a través de iAhorro y que, con bastante probabilidad, estarán hipotecados brevemente. Los gestores del comprador estarán asesorando a sus clientes durante el proceso de negociación del contrato hipotecario, y solo la firma de éste se llevará a cabo únicamente entre el cliente y la entidad bancaria que concede la hipoteca.

Hipotecados online vs. hipotecados offline

Veamos a continuación una comparativa entre este perfil y el de los que prefieren vivir un proceso hipotecario offline, es decir, sin internet de por medio. De acuerdo con la información de la empresa de intermediarios Tu Solución Hipotecaria, la principal diferencia entre los hipotecados en la red y los que la piden presencialmente es la cantidad de dinero solicitado. El 37,7% de los usuarios que iniciaron el proceso digitalmente con iAhorro en 2018 lo hicieron con la intención de obtener cantidades de entre 100.000 y 200.000 euros, y el 31,2%, de entre 200.000 y 300.000 euros. Lo que sabemos según Tu Solución Hipotecaria es que casi la mitad de los solicitantes de hipoteca en sucursal física pidieron entre 100.000 y 200.000 euros –un 48,4%, para ser exactos– y solo el 12,3% lo hicieron a partir de los 200.000.

Pisos más caros, hipotecas más altas

Ricardo Gulias es el director de Tu Solución Hipotecaria y reconoce un aumento en las solicitudes de entre 200.000 y 300.000 euros en el último cuatrimestre. “La cantidad de dinero que se solicita se ha incrementado en los últimos meses, sobre todo en las capitales de provincia”, dicen desde el comparador. En gran parte, esto se debe a las subidas de precio de mercado de las viviendas en un 5,6% del 2017 al 2018, que se traduce en 123.727 euros. Aun así, para Gulias “el precio de la vivienda al alza no se ha consolidado del todo y el comprador no tiene tan claro si esta subida se va a mantener”. Ya se aprecian las consecuencias en grandes ciudades, donde “Se están volviendo a hacer negociaciones de precios fuertes y los compradores prefieren moverse a las zonas de la corona de las ciudades antes que pagar precios muy altos y quizá irreales en el centro”, afirma Gulias.

CreditoSi
Importe de préstamo 1 000 € Quiero préstamo
Vivus
Importe de préstamo 300 € Quiero préstamo
Monedo
Importe de préstamo 5 000 € Quiero préstamo

Cuánto cobran los solicitantes

Siguiendo con el desglose del perfil de los solicitantes, iAhorro revela el salario de éstos, puesto que constituye uno de los filtros establecidos para la concesión de los préstamos. El 68,7% cobraba una cantidad superior a los 1.500 mensuales en 2018, con un salario medio bruto que ronda los 2.040 euros a finales del año pasado. Por otro lado, “en el canal de intermediarios hipotecarios, los salarios de los compradores de vivienda hasta 200.000 euros tienen una media de 1.048 euros. Claro que, si los titulares son dos y sumamos los sueldos de ambos, rebasamos los 2.000 euros y obtenemos un porcentaje de endeudamiento óptimo para que la hipoteca sea concedida”, revela Gulias.

Difícil para los autónomos

Finalizando con las características de los solicitantes de hipoteca online, desde iAhorro revelan que el 66,7% poseían un contrato laboral indefinido, mientras que un 12,5% trabajaba en la Administración Pública y un residual 8,7% eran autónomos. Es fácil pensar que “los clientes con un salario dentro de la media o superior y con un contrato fijo son los que tienen un margen mayor para negociar su hipoteca con el banco”. En lo que se refiere a los solicitantes offline, informa Gulias de que “el 73,4% de las operaciones han tenido como mínimo uno de los titulares con contrato indefinido; el 14,6%, funcionarios o interinos con antigüedad; y el 5,2%, trabajadores por cuenta propia”. El experto no se sorprende al comprobar el bajo porcentaje de autónomos, cuyas “declaraciones no dan ni para sobrevivir, por lo que conseguir una hipoteca les es imposible”. La lección es la de siempre: “Si quieren comprar una vivienda deben previamente sanear su economía e intentar desendeudarse”, concluye Gulias.

Fuente: El País

Comentarios