Demuestra que tienes claro qué hacer al reformar tu vivienda

Fecha de publicación: 31.08.2018
Demuestra que tienes claro qué hacer al reformar tu vivienda

Buenas noticias: con efecto retroactivo desde el pasado 1 de enero, las obras realizadas en las comunidades de vecinos, aprobadas por éstas tanto en zonas comunes como en viviendas unifamiliares e interior de los pisos, serán subvencionadas gracias al convenio entre el Ministerio de Fomento y los gobiernos autonómicos, que posibilitan a aplicación del Plan Estatal de Vivienda, firmado hace unos días.

Las coberturas del plan afectarán a la mejora de la eficiencia energética de la vivienda con dos límites particulares: los 12.000 euros para las unifamiliares y los 8.000 para las residencias colectivas; siempre sin que se rebase el 40% de la inversión. Pero, además de límites, también hay aumentativos: los casos de discapacidad y los de titulares menores de 35 años residentes en municipios de menos de 5.000 habitantes

Pero más allá de las ayudas, existen pautas que no puedes pasar por alto y errores que no debes cometer si vas a reformar tu vivienda.

Tira por lo alto calculando el presupuesto

Chus de Miguel, directoria comercial del portal inmobiliario Casaktua considera indispensable un presupuesto concreto y estricto con la empresa de reformas: “El material y los acabados son los elementos que más influirán en el precio final y la diferencia entre una calidad baja y una media puede rondar el 20%”.

También se pronuncia Manuel Valcárcel, fundador de la interiorista Valto, cuando atribuye a la mano de obra una gran relevancia en el precio final, equivalente a una tercera parte del mismo. “En esta fase inicial conviene también establecer una lista de prioridades por si hay que suprimir alguna partida, así como reservar un remanente para los imprevistos que puedan surgir durante la obra”, aconseja De Miguel.

Asegúrate una buena ejecución de obra

Teniendo definido el presupuesto, toca formalizar el contrato de ejecución de obra, la forma de pago, la fecha de entrega y las penalizaciones por retraso –según De Miguel, consistentes en “una cantidad de dinero al día que tendrá que pagar el constructor o que se descontará del precio del contrato si no cumple con las cláusulas”.

Ten en cuenta que si las obras afectan la visión externa del edificio, su volumetría o la propia estructura general, deberá contratarse a un arquitecto, lo cual aumentará los costes.

Es importante que consultes a tu ayuntamiento acerca de las licencias y documentación necesarias, ya que cada municipio puede regirse de una forma. Si la mayoría coinciden en algo es en su obligatoriedad.

“El trámite y el pago lo puede hacer cualquier persona, siempre y cuando se haga en nombre del promotor o propietario”, agrega De Miguel.

Viaconto
Importe de préstamo 600 € Quiero préstamo
Vivus
Importe de préstamo 300 € Quiero préstamo
OnlineCredit
Importe de préstamo 1 500 € Quiero préstamo

Reformar y, de paso, revalorizar

Unas reformas nos pueden dar más frutos además de la propia renovación: una revalorización del inmueble.

Muchas veces, esto es lo que termina por convencer a los propietarios dubitativos, y es que es conocido por los expertos que las viviendas reformadas aumentan entre un 15% y un 25% su valor.

Emiliano Bermúdez, subdirector de la agencia inmobiliaria Donpiso, nos revela de qué depende la concreción de ese porcentaje:

“Por un lado, del tamaño de la obra, la calidad de los materiales empleados o el uso de la tecnología. Por el otro, de la ubicación de la vivienda, ya que si se halla un una zona donde los inmuebles son antiguos, una reforma hará que destaque sobre las demás”.

Siguiendo esa teoría, un piso de 80 metros cuadrados con un valor de 250.000 euros, sometido a unas reformas por valor de 40.000, podría pasar a tener un precio de venta de 300.000 euros. Eso deja un beneficio de 10.000 euros.

 

Fuente: El País

Comentarios