Deja de pagar la hipoteca durante el estado de alarma

author Óscar Ahulló Fecha de publicación: 16.04.2020
Deja de pagar la hipoteca durante el estado de alarma

El Gobierno ha aprobado una moratoria por la que algunas personas pueden suspender el pago de la cuota de su hipoteca. ¿Quién puede solicitarla, cómo, cuánto dura y qué efecto tiene?

La declaración del estado de alarma en España no deja de traer consecuencias en materia económica. Una de las medidas urgentes del Gobierno consiste en una moratoria que algunos ciudadanos hipotecados pueden solicitar para dejar de pagar sus cuotas mensuales de la hipoteca. Todo lo que debemos saber sobre ella está en el Real Decreto 8/2020, ya publicado en el BOE.

¿Tengo derecho a ella?

Las personas que pueden pedir la moratoria son las que se encuentren en proceso de devolución de la hipoteca de su vivienda habitual y que, además, se encuentren en situación de “vulnerabilidad económica”, según el texto normativo. Si el usuario hipotecado es o era trabajador por cuenta ajena, debe justificar su vulnerabilidad económica mediante un despido laboral debido a la crisis económica consecuencia del coronavirus. Si es autónomo o empresario, lo acreditará con una demostración de pérdida del 40%, como mínimo, de sus ingresos o ventas.

Pero esto no es todo. Si todos los miembros de la unidad familiar que desea acogerse a la moratoria han ingresado, en total, más de 1.613,52 euros –equivalente al triple del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples mensual (IPREM)–, la familia no tendrá derecho a solicitar la moratoria.

Una situación favorable la constituye el hecho de que algún miembro de la unidad sufra una discapacidad superior al 33%, declarada así oficialmente, bien una situación de dependencia o una enfermedad que le prive o incapacite permanentemente de trabajar. En este caso, el límite de ingresos mensuales en conjunto en el hogar familiar será de 2.151,36 euros, el cuádruple de la cuantía del IPREM.

Aun reuniendo todos los requisitos enumerados, si el gasto mensual en concepto de cuota hipotecaria no supera el 35% de los ingresos netos del hogar familiar, la unidad familiar en cuestión no podrá solicitar la moratoria.

CreditoSi
Importe de préstamo 1 000 € Quiero préstamo
Vivus
Importe de préstamo 300 € Quiero préstamo
Monedo
Importe de préstamo 5 000 € Quiero préstamo

¿Cómo puedo pedirla?

Los usuarios capacitados para solicitar la moratoria pueden hacerlo mediante una solicitud al banco con el que tenga formalizado el contrato de préstamo hipotecario. Para que la solicitud sea exitosa, es imprescindible adjuntar los documentos que demuestren la vulnerabilidad económica del solicitante.

Para acreditar la situación de desempleo, el solicitante necesitará un certificado de la entidad que gestiona las prestaciones. Entre otros datos, este documento revelará el importe que el solicitante recibe cada mes por el paro u otros subsidios.

También es necesario informar de cuántos miembros componen la unidad familiar, y su identificación, para lo cual se presentará el libro de familia, el documento acreditativo de pareja de hecho, o un certificado de empadronamiento, según convenga.

A ello añadiremos, si se da el caso, la declaración de discapacidad de alguno de ellos.

Para acreditar que la vivienda es de su propiedad, el solicitante añadirá a la documentación una nota simple del Registro de la Propiedad de cada inquilino, además de las escrituras de compraventa y de formalización del préstamo de hipoteca.

¿Cuánto tiempo dura la moratoria?

La vigencia del Real Decreto 8/2020 concluye un mes después de su entrada en vigor. A partir de este día, la moratoria puede solicitarse durante 15 días más, a falta de nueva prórroga, que se considera probable desde el Gobierno. Por tanto, la fecha límite de la moratoria es el próximo domingo, día 3 de mayo.

¿Cuáles son sus consecuencias?

La principal consecuencia de quedar acogido a la moratoria es que el usuario dejará de pagar la cuota hipotecaria. La suspensión del pago será absoluta, ya que no se amortizarán capital ni intereses, “ni íntegramente, ni en un porcentaje”, según reza el texto del Real decreto. Además, hasta el 3 de mayo, la cláusula de vencimiento anticipado queda anulada, así como los intereses moratorios.

 

Fuente: El País

author

Autor del artículo:

Óscar Ahulló

Es redactor creativo publicitario y redactor web especializado en finanzas.
Biografía completa

Comentarios