¿Cuánto se tarda en hipotecar una vivienda?

Fecha de publicación: 17.09.2019
¿Cuánto se tarda en hipotecar una vivienda?

Podríamos decir que el proceso de adquisición de una vivienda es tan ilusionante como prolongado. Se considera que lo componen solo 3 fases, pero en cada una de ellas nos espera mucho por hacer.

Esto es lo que tardaron, según una encuesta de Fotocasa, los usuarios en adquirir sus viviendas en 2019:

  • El 18% tardó entre dos y cuatro meses.
  • El 15% tardó entre cuatro y seis meses.
  • El 22% tardó entre seis meses y un año.
  • Otro 18% tardó entre uno y dos años.

Beatriz Toribio es la jefa de estudios de Fotocasa y asegura que “este hecho se puede relacionar, entre otros factores, con el mayor peso que adquirió la obra nueva el año pasado, porque los pisos de nueva construcción pueden conllevar unos procesos más largos y eso incide en los resultados generales”, además de que el 5% de los encuestados seguía sin encontrar casa en el momento de la encuesta, el 58% de ellos por razones de precio, y el 42% restante por indecisión sobre las características del inmueble. 

El 11% de los encuestados anteriores justifica su demora con la falta de financiación.

En busca de la vivienda ideal

Esta es la primera de las tres fases y, claramente, la más ilusionante y entretenida. Se trata de buscar y buscar hasta encontrar nuestro rincón ideal para vivir. El problema es que, según Emiliano Bermúdez, subdirector general de Don Piso, suelen pasar hasta cinco meses desde el día en que decidimos salir en busca de la vivienda hasta que damos con ella. “Pero en las grandes ciudades ese período puede llegar a ser de solo un par de meses, por la mayor oferta que existe”, matiza.

La inmobiliaria Fincas Blanco trabaja en Barcelona y su directora, Mercedes Blanco, afirma que los precios se han estabilizado en la Ciudad Condal. Sin embargo, los sueldos no han aumentado en la misma proporción, por lo que a veces los compradores, especialmente los más jóvenes, pueden tener problemas en encontrar una vivienda que se adapte a sus exigencias económicas”.

Para Bermúdez, “el presupuesto del que se disponga es un factor clave a tener en cuenta en cada caso”, lógicamente, “aunque el sistema bancario ofrece muy buenas oportunidades de financiación”.

A por la hipoteca

Ya hemos encontrado una casa que nos encanta. Perfecto. Ahora empieza a complicarse. La segunda fase da inicio solo si no disponemos del dinero suficiente para pagarla y recurrimos a financiación. Toca buscar un préstamo hipotecario que se adapte a nuestra situación y preferencias por sus condiciones, importes, precios, plazos, porcentajes, etc. Una opción bastante recomendable es acudir a un comparador de préstamos, porque nos ahorrará mucho tiempo y trabajo.

CreditoSi
Importe de préstamo 1 000 € Quiero préstamo
Vivus
Importe de préstamo 300 € Quiero préstamo
Monedo
Importe de préstamo 5 000 € Quiero préstamo

Simone Colombelli, director de hipotecas de iAhorro, cuenta que los clientes suelen tardar 10 días en encontrar el crédito que más les convence. La clave es la recopilación de información financiera y personal del cliente, que sirve para optimizar la búsqueda. “Solo por recopilar toda la documentación online ganamos entre tres y cinco días con respecto a los tiempos de una atención presencial en una oficina bancaria”.

La rúbrica, ante el notario

Si ya hemos formalizado la hipoteca, solo nos queda una cosa por hacer: la firma ante notario.

Antonio Ripoll es notario en València y asegura que el hecho de hipotecar una vivienda nos obliga a elevar los contratos a escritura pública. Lo que provocará la inscripción notarial de la compraventa es una modificación en el catastro, donde se registrará la propiedad del inmueble a nuestro nombre, quedando sujetos al Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI).

Son dos los pasos que estipula la nueva Ley de Crédito Inmobiliario:

  • Recibiremos del banco toda la información relativa al contrato de préstamo hipotecario, que no podremos firmar hasta 10 días después. “Durante este plazo, el notario autoriza un acta previa a la hipoteca, que certifica la regularidad del proceso de contratación y que se hayan respetado los tiempos, así como asesora al deudor sobre el préstamo que pretende contratar”, explica Ripoll.
  • Lo siguiente es citarse con el notario para la firma oficial y definitiva. 

Ahora sí, después de tantos meses, ya tenemos nuestra nueva vivienda hipotecada.

 

Fuente: El País

Comentarios