Cuando solicitar un crédito online no es la mejor opción

Fecha de publicación: 12.02.2019
Cuando solicitar un crédito online no es la mejor opción

Hasta ahora, siempre hemos hablado de los créditos online como producto beneficioso para aquellos que atraviesan una complicación imprevista en su economía; también hemos explicado cómo funcionan y para qué hay que solicitarlos. Hoy vamos a cambiar de perspectiva para hablar de las situaciones en las que no es aconsejable solicitar un crédito online.

Cuando es mejor no cobrar que tener que pagar

Una de las principales razones son los elevados costos financieros que nos comprometemos a asumir al contratar el producto. Sabemos que estos se materializan en los intereses del crédito cuando toca devolverlo. Esto, pese a las advertencias ya dadas a los clientes, termina aumentando el número de morosos que no pueden afrontar la devolución del crédito. Debemos destacar también la duración de los plazos, la urgencia económica del solicitante y su perfil crediticio para entender los siguientes casos, en los que no se recomienda solicitar un crédito.

Percibiendo el salario en una entidad bancaria

Los clientes que tienen la nómina domiciliada en su banco obtienen ventajas más notables, probablemente, de las que obtendrían a través de una entidad crediticia ajena. Gracias a sus créditos vía nómina, los clientes pueden obtener un crédito de forma igualmente rápida pero con intereses más bajos. No hay ningún misterio. Resulta que los bancos, al tener domiciliada la nómina de su cliente, pueden cobrarse automáticamente las cuotas mensuales de devolución de la cuenta del cliente, y esto les proporciona una enorme garantía de pago. Esto también beneficia al cliente, puesto que, de este modo, es complicado que entre situación de morosidad.  

Buscando grandes cantidades de dinero

Todos sabemos que si los créditos online son rápidos y flexibles, en gran parte se debe a que las cantidades de dinero disponibles son bajas: están pensados para solventar pagos inmediatos pero no sustanciosos. Por tanto, no es recomendable recurrir a un crédito online si necesitamos una cantidad cercana o superior a los 5.000 euros, ya muchas plataformas no ofrecen dichas cantidades y, en caso de hacerlo, están sujetas a intereses tan elevados que la operación no nos saldría rentable. A pesar de todo y por tentador que resulten las cantidades que nos ofrece nuestro banco, recomendamos pedir estrictamente la cantidad de dinero que realmente necesitamos, y así evitaremos el sobreendeudamiento.

CreditoSi
Importe de préstamo 1 000 € Quiero préstamo
Vivus
Importe de préstamo 300 € Quiero préstamo
Monedo
Importe de préstamo 5 000 € Quiero préstamo

Cuando el pago puede esperar

Como anteriormente se ha dicho, la principal arma de las plataformas de créditos online es la inmediatez con la que responden a una solicitud y la rapidez con la que el prestatario recibe el dinero en su cuenta. Esto las convierte en la mejor opción cuando tenemos una emergencia económica que debe ser solventada lo antes posible, como una sanción económica administrativa, una factura impagada o la adquisición de un producto de primera necesidad. Todo esto significa que cuando nuestra situación no requiere de una actuación urgente, y el pago puede esperar, lo aconsejable es activar medidas de ahorro en lugar de solicitar un crédito. Esto nos librará de un endeudamiento innecesario y nos dará tiempo para estudiar la solución más apropiada al caso.

Presumiendo de un historial crediticio impecable

El historial crediticio de un cliente refleja su responsabilidad y su eficacia a la hora de devolver un crédito online. Esta es una condición favorable para ver aceptada la solicitud de préstamo en nuestro banco, ya que cuanto más impecable sea nuestro historial, mejores condiciones nos ofrecerán en los préstamos y más rápidamente se aprobarán nuestras solicitudes. Si es así, la ventaja de las entidades crediticias online respecto a los préstamos bancarios quedará neutralizada, y la vía del préstamo bancario tradicional ganará enteros para ser la mejor opción.

En conclusión, los créditos online ofrecidos por las plataformas crediticias en Internet son la mejor solución a los problemas inesperados que nos trae la economía de vez en cuando y que no requieren mucho dinero. Pero no debemos olvidar que esto no tiene por qué ser siempre así. Seamos conscientes de la naturaleza de cada situación y aprovechemos todas las alternativas de financiación que tenemos al abasto para satisfacer nuestras necesidades.

 

Fuente: e-consulta

Comentarios