Conoce el Euribor y qué puede hacerle a tu hipoteca

Fecha de publicación: 16.10.2018
Conoce el Euribor y qué puede hacerle a tu hipoteca

Se habla mucho de él, pero… ¿Sabes qué es el Euribor? Es una medida de referencia, o índice, para el tipo medio de interés al que los bancos intercambian dinero entre ellos. Su valor fluctúa continuamente y se fija cada día laborable. Desde 1999, año de su aparición, su media mensual constituye la referencia para el tipo variable de los intereses hipotecarios.

Su valor actual es de -0,166 puntos y, pese a ser negativo, lleva subiendo sin parar desde febrero de 2016. Esto significa que el índice de referencia para las hipotecas a tipo variable también aumenta.

Veamos en cinco claves en qué más puede afectar el Euribor a tu hipoteca.

El papel del Euribor en tu hipoteca

El préstamo hipotecario que obtienes cuando hipotecas tu casa consta de un plazo de devolución con sus cuotas mensuales correspondientes, aparte de un interés que se cobra el banco por el hecho de prestarte dinero.

Pues bien, si este interés es variable, es porque se compone de dos partes, una fija y otra variable. La variable es el Euribor, porque puede cambiar. Y sobre el Euribor, cada banco le añade lo que quiera cobrarse –el llamado diferencial.

Por ejemplo, tu hipoteca puede tener un interés equivalente al Euribor más un punto –por cortesía de tu banco: -0,166 + 1 = 0,83%.

El reflejo del Euribor en tu cuota

Para que notes las fluctuaciones del Euribor en tus cuotas mensuales, han de pasar dos cosas.

La primera es que tu préstamo sea a tipo variable –ocurre con el 60,8% de las hipotecas actuales en España– para que el Euribor le afecte. Si es a tipo fijo, es obvio pensar que no le afectará.

La segunda, menos probable, es que el incremento o descenso del Euribor coincida con la revisión de tu préstamo hipotecario, lo cual suele hacerse una vez al año.

Cuando caduque la validez de tu tipo de interés, el banco lo actualizará acorde con el Euribor actual. Si el Euribor ha subido 0,003, tus intereses también lo harán, y viceversa.

La función de la cláusula cero

Cuando el Euribor está en negativo, a las entidades bancarias no les salen tan rentables los préstamos como el tuyo, porque a su valor diferencial se le resta el valor negativo del Euribor.

Viaconto
Importe de préstamo 600 € Quiero préstamo
Vivus
Importe de préstamo 300 € Quiero préstamo
OnlineCredit
Importe de préstamo 1 500 € Quiero préstamo

Por eso, la mayoría de bancos incluyen una cláusula cero en las hipotecas que mantiene el suelo en un 0% al cual sumar su interés diferencial. Así, si su diferencial es 1% y el Euribor está en -0,16%, los intereses que pagas se mantendrán en el 1% en lugar de bajar al 0,84%.

¿Hasta dónde llega la subida?

Conocemos el Euribor y sabemos que, pese a su reciente inercia regular es, en realidad, un factor inestable. En septiembre de 2016, por ejemplo, el índice pasó de -0,056 en julio a -0,048 en agosto, y de ahí a -0,057 en septiembre. Una montaña rusa.

Otro ejemplo es dónde se situaba justo hace diez años, en verano de 2008: nada menos que en los 5,939 puntos, algo nunca visto antes. Ahora está bajo cero y Ricardo Gulias, experto de Tu Solución Hipotecaria, preve que siga rondando al 0% el año próximo.

Sin olvidar los diferenciales

A diferencia del Euribor, los diferenciales dependen de decisiones humanas y son, por consecuencia, más previsibles.

Normalmente, su cantidad es inversamente proporcional al Euribor –cuando éste es muy alto, los diferenciales son bajos y al revés–, aunque los bancos parecen haber entrado recientemente en una guerra de tipos para comprimir los diferenciales.

Y ahí van dos ejemplos más: Bankia ofertando una hipoteca variable con un diferencial de 1,50% en 2015, cuando el Euribor estaba en 0,15%; y Sabadell con unos intereses de Euribor más 1,70% por bandera.

 

Fuente: El País

Comentarios