Cómo elegir la mejor vivienda de segunda mano

Fecha de publicación: 17.04.2018
Cómo elegir la mejor vivienda de segunda mano

La compraventa de viviendas nuevas en España decae y desaparece en el abismo poco a poco. Los españoles, sobre todo los jóvenes, optan por el alquiler. Pero, ¿qué ocurre con las viviendas de segunda mano?

En este pasado mes de enero se han realizado, en España, un total de 47.289 transacciones de compraventa de viviendas. Pues bien, de todas ellas, 39.017 han sido sobre viviendas de segunda mano, mientras que sobre viviendas nuevas han habido sólo 8.272.

Nos damos cuenta de que la compraventa de viviendas sobrevive gracias a los bajos precios de las de segunda mano.

Aun así, adquiriendo una vivienda de segunda mano podríamos estar también metiéndonos en reformas.

Por eso es fundamental mirar con lupa el estado de la vivienda antes de comprarla, y Habitissimo nos ayuda a detectar taras y defectos ocultos que exijan una inversión extra.

Averigua la antigüedad de la vivienda

Una forma de ahorrar tiempo averiguando la vigencia de los materiales y el sistema de construcción empleado es conocer la fecha de construcción de la vivienda.

Pero, ¿cómo? Es fácil, basta con ir a la página web del catastro, donde aguardan registradas todas las viviendas en pie.

Evita las viviendas mayores de 25 años, porque te costarán una reforma completa, y eso te podría costar entre 450 y 1.000 por metro cuadrado, según los materiales y la ubicación de la vivienda. Lo normal si elegimos una de entre 5 y 10 años es que baste con una reforma por encima, más suave o parcial, en lugar de completa.

Asegúrate de que está todo en orden también por fuera

No sólo nos incumbe el estado de la vivienda en sí, sino que también es muy recomendable asegurarse de que la estructura externa del edificio está en buen estado. Si presenta problemas estructurales, habrá que solucionarlos –las reformas también se hacen fuera- y es probable que se venga una derrama. A partir de junio de 2018, todos los edificios con más de 50 años de antigüedad necesitarán el Informe de evaluación de edificios (IEE), con su ITE (Inspección técnica de edificios) particular y sus certificaciones de accesibilidad y eficiencia energética.

Viaconto
Importe de préstamo 600 € Quiero préstamo
Vivus
Importe de préstamo 300 € Quiero préstamo
OnlineCredit
Importe de préstamo 1 500 € Quiero préstamo

Buena orientación y ventilación, por favor

La ventilación cruzada en una casa significa que tiene huecos en dos fachadas opuestas por donde corra el aire, atravesando la estancia. Esto sólo nos dará ventajas. Además, una buena orientación mantendrá tu casa fresca en verano y cálida en invierno, y te ayudará a ahorrar a borbotones en calefacción y en refrigeración. Para las horas más tórridas del día, de 12 del mediodía a 4 de la tarde, es recomendable proteger balcones y terrazas con toldos, ya que mantener la fachada a la sombra es la forma más rápida y barata de escapar del calor.

Desmenuza la vivienda hasta sus tuberías

Esto no es tan sencillo pero es igual de importante. Localiza los muros de carga y las bajantes, porque condicionarán los trabajos si queremos un cambio de distribución de habitaciones. Comprueba el estado de las tuberías abriendo los grifos de los baños y la cocina: si el agua sale con poca presión o notas un olor desagradable al entrar en casa, algo va mal.

El certificado energético, siempre ahí

Esté como esté, no se nos debe pasar por alto renovar la instalación eléctrica: adaptamos el cableado y el cuadro de luces, especialmente los limitadores de potencia. El certificado energético es obligatorio desde 2013 y nos informa de los aspectos a corregir para mejorar la eficiencia energética de la vivienda: si las ventanas tienen rotura de puente térmico, si existe una cámara de aislamiento, etc. Una certificación energética vendría a costarnos unos 100 euros,

Y las humedades, nunca

No todo son manchas en las paredes cuando hablamos de humedades. Éstas también se presentan a través de los azulejos, que verás abombados o desencajados del suelo, en el caso de haberlas. El origen de la humedad puede ser una pérdida puntual de una tubería o, en el peor de los casos, algo continuado. No está de más visitar la vivienda con un arquitecto técnico para que nos dé su opinión. 

 

Fuente: Finanzas.com

Comentarios