Cómo darle buen uso a un préstamo personal rápido

Fecha de publicación: 11.04.2019
Cómo darle buen uso a un préstamo personal rápido

Con el paso del tiempo y la evolución de todo lo que nos rodea, la gestión de la economía personal puede considerarse ya una ciencia moderna. El imparable aumento de los productos y servicios a nuestro alcance hace muy goloso el salir de compras. Lo mismo sucede con el incremento de productos bancarios, que hacen muy complejas las gestiones financieras.

En definitiva, el control de lo que gastamos e ingresamos debe ser más exhaustivo que nunca si no queremos perder la cuenta de nuestros números. Nuestro ritmo de vida también comporta gastos imprevistos, y cuando nos vemos obligados a hacer una inversión para la que no estamos preparados, nuestro bolsillo se puede resentir.

En situaciones de emergencia económica, afortunadamente, tenemos a nuestra disposición los préstamos personales rápidos, pensados para solventar urgencias monetarias y ayudarnos a salir del paso sin consecuencias graves.

¿Conoces los préstamos personales?

Son productos financieros que nos aportarán una inyección rápida de capital en el caso de que necesitemos pagar una factura olvidada, una multa, una reparación o cualquier gasto repentino.

Es de carácter flexible, dado que las entidades adaptan la cantidad a la necesidad del cliente, y los plazos de devolución suelen ser cortos por un motivo simple: las cantidades a prestar no son elevadas. Como solicitantes, no debemos cumplir ningún requisito especial para acceder a él, simplemente ser mayores de edad, residentes en España, tener el DNI en vigor, poseer una cuenta bancaria propia y acreditar ingresos regulares y suficientes en ella.

La principal ventaja del préstamo personal es que satisface nuestra necesidad de dinero de forma casi inmediata, dado que la respuesta a nuestra solicitud siempre llega minutos después de enviar ésta, y en caso de aceptación, es posible disponer del dinero tan solo un par de días más tarde.

¿Cómo darles un buen uso?

El destino del dinero obtenido por un préstamo personal rápido es totalmente libre, pero aquí enumeramos una lista de usos habituales y provechosos.

Si encontramos un producto especialmente rebajado pero aun así no podemos permitírnoslo, el préstamo nos dará ese pico que nos falta.

La salud no se negocia, por eso es mejor asegurar el pago de una emergencia médica con un préstamo personal.

Si eres emprendedor, seguro que estás sacrificando dinero de tu bolsillo por un proyecto. Un buen plan de actuación es obtener un préstamo personal, invertirlo en el proyecto y devolverlo con los beneficios.

CreditoSi
Importe de préstamo 1 000 € Quiero préstamo
Vivus
Importe de préstamo 300 € Quiero préstamo
Monedo
Importe de préstamo 5 000 € Quiero préstamo

¿De qué forma son peligrosos?

Pero cuidado, si no tenemos ninguna emergencia en concreto y solo pretendemos engrosar nuestras arcas, no es buena idea. Recuerda que estos productos no son gratis. En estos casos incluimos caprichos innecesarios o gastos de ocio como fiestas, ropa, etc.

No se recomienda destinar el importe del préstamo personal a la adquisición de acciones de riesgo. Antes de planteártelo, consulta con un experto financiero para que te asesore, y hazlo solo si eres consciente de lo que puedes perder y, sobre todo, te lo puedes permitir. Por último, otro uso dañino de los préstamos rápidos son las apuestas. El juego es adictivo, esto puede conllevar un excesivo uso del producto y el riesgo de incurrir en impago, deuda y morosidad.

¿Cuáles son sus principales ventajas?

Son cuatro las características positivas más populares de los préstamos personales rápidos.

Son un producto sencillo, cuya solicitud se hace mediante formulario web y a través de un registro donde introducir los datos necesarios.

En parte por lo anterior, son muy rápidos. Al efectuarse en línea, el proceso se acelera, no son necesarias las colas ni los trámites burocráticos. En unos minutos podremos recibir la respuesta y en un par de días, el dinero.

Es cómodo porque puede solicitarse desde cualquier sitio donde tengamos acceso a conexión a internet desde nuestro dispositivo electrónico. No hace falta ni levantarse del sofá.

Dado que están diseñados para solventar una gran variedad de gastos y situaciones, se consideran versátiles. Además, según las características y la situación económica y laboral del cliente, el dinero a conceder, los plazos de devolución y las condiciones del contrato son de una manera u otra.

 

Fuente: Diario de Marratxí

Comentarios